POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

Dos señoras de tiempo y espacios

Mi mundo mágico 24/11/2022 Graciela Enriquez
Dos señoras de tiempo y espacios
Crédito:webneel

POSDATA Digital Press | Argentina

Graciela Enrique

Por Graciela Enriquez | Escritora | Tallerista 

DOS SEÑORAS DE TIEMPOS Y ESPACIOS  ganó el certamen del Rotary Club de Lomas de Zamora Este

Hubo un tiempo detrás del gran portón, que dos almas lucharon por salir de aquella mansión.

Cuerpos ya no había, solo quedaba lo que el superior decidiera, entonces una noche hechicera, mística y misteriosa en aquella mansión de rejas, casas de cerraduras y sellos, dos espíritus se levantaron de entre las tumbas, y danzaron sobre las calles de aquella ciudad…

Sabiendo que al cruzar aquel portón, las dos saldrían al encuentro de otro destino, de otra oportunidad en un mundo distinto y tal vez más tenebroso que el suyo propio.

Tomaron una decisión y sin palabras caminaron al son de sus va y ven. En un crucero se transformaron, en uno  más de los que pasaban por allí.

Los cuerpos se volvieron visibles, pero ajenos a los demás. Y un hermoso caballero les brindo el amparo y el refugio de su custodia y cordialidad.

Ellas recién se miraron y aquella reina brilló en un cuerpo de hombre y fue la dueña de todos los cruceros y la otra en una figura de mujer mantuvo su altura y su postura.

Trabajaron para recuperar lo perdido. Y el tiempo pasó y surgió el desafío de encontrarse un día a la vuelta de una esquina, lo que las mantuvo unidas a pesar de las lejanías. Una tenía la fuerza que le daba una guerrera, la otra la de un amor solitario. Un día cualquiera, después de tantas lunas; dos miradas se enfrentaron, dos lágrimas brotaron, el encuentro de dos que se amaban y en un abrazo profundo sintieron que a pesar del tiempo, los recuerdos las mantuvieron ¿vivas?. O quizás las envolvió un sueño abismal, creyendo que podrían volver a recuperar un pasado de otras vidas y luego…

Este presente; donde quedaron encerradas en dos organismos al umbral de la muerte.

Vivieron equivocadas en materias y cuerpos, pero el amor fue su fuerte. El don de cambiar lo malo por lo bueno, de hallar grandes felicidades en pequeñas situaciones crearon el milagro: sobrevivir.  

¿Y ahora? ¿Cómo vivir un amor, lleno de rosas y jazmines?. Hasta el día de hoy, ellas no lo saben, queda mucho por recorrer un tiempo más.

Desde aquel día no se separaron. Danzan al compás de los tambores, beben y fuman, devolviendo a otros la oportunidad de seguir adelante sin pensar y sin dolor.

Quienes no las conozcan, las pueden conocer. Ellas luchan en estos tiempos por encontrar la luz que las lleve una vez más a su mundo, y dejar alivio en otros corazones que desconocen el amor.

Ellas saben qué hacer. Ambos seres donde habitan lograrán encontrarse como ellas lo hicieron. Hoy, comprendí que el amor todo lo puede, que a pesar de las barreras, siempre llega.

Algún día volverán, y sus cuerpos serán otra vez lo que deban ser. Esperarán otras vidas, otras reencarnaciones para poder vivir un gran amor…

Esta es la historia de dos mujeres que buscan su luz día a día, noche a noche; y para mí, es el reflejo de un infinito dónde moran aquellos que hoy, no tienen cuerpos, pero que nosotros permitimos que nos incorporen.

Solo espero que tú y yo, logremos encontrarnos aquí o allá, sin tapujos, sin tabúes para amarnos, sin ningún límite, sin barreras, sin que nos atraviesen con su hipocresía.

Solo tú y yo…

Sin importar que sea en estos vehículos equivocados, de igual modo  sentimos y queremos de verdad.

Hagamos como ellas. Trasmutemos el hoy para disfrutar una vez más del bello y puro amor de ayer.

Lo más visto

Boletín de noticias