Niñistas

Sin ojos que los miren Por
Posicionamiento por los niñxs abusados en Chubut o en cualquier parte del mundo. A los chubutenses. A todos los padres y madres del mundo. A los adultos. ¡Nos declaramos Niñistas!

Niñistas-posdata-digital-press Foto:Flickr

Posdata Digital Press | Argentina

Lic Juan Botana Por Juan Botana | Lic. en comunicación | Escritor

 

 

 Ante la experiencia que acabamos de vivir en la provincia de Chubut, en la Patagonia Argentina, acompañando (tal como lo hacemos por todo el país y desde hace años) solidariamente a un niño víctima del delito de abuso sexual en la ciudad de Puerto Pirámides y participando de la lucha colectiva de sus adultxs protectores y de organizaciones de defensa de la infancia en búsqueda de reparación y justicia ante este crimen, y que el pasado miércoles 2 de octubre tuviera en la ciudad de Puerto Madryn, como es de conocimiento público, el formidable logro de la ratificación de manera unánime del fallo condenatorio de la progenitora y  padrastro abusadorxs (Bárbara De Cristófaro y Julián Morón, a 16 y 14 años de cárcel, por el delito de “abuso sexual agravado”) lxs Adultxs por los derechos de la Infancia queremos hacer notar públicamente el inaceptable y gravísimo papel de abierta complicidad y apoyo con lxs agresorxs juzgadxs y condenadxs que han sostenido algunas organizaciones gremiales y feministas de la provincia de Chubut, junto con una no menos grave y urgente ausencia hasta la fecha de pronunciamiento crítico alguno al respecto por parte de referentes y organizaciones gremiales y feministas a nivel regional o nacional.

Que no dudaron en apoyar activa y públicamente a dos adultes juzgados y condenados por el delito de abuso sexual, publicando comunicados y solicitadas donde se plantearon abiertamente múltiples y nefastos conceptos cargados de negación y ninguneo al sufrimiento de la infancia víctima del delito de abuso sexual.

Accionar que a nuestro juicio demuestra el profundo y transversal arraigo de posturas y concepciones absolutamente adultocéntricas que niegan el sufrimiento de lxs niñxs víctimas del delito de abuso sexual, y que lxs revictimizan junto a sus adultxs protectores, como bien lo hace el más crudo sistema patriarcal, inclusive en algunos espacios que se autodefinen como críticos de la cultura dominante y como defensores de los derechos humanos.

Por eso y como colectivo conformado por sobrevivientes adultxs del delito de abuso sexual y por adultxs protectores de niños, niñas y adolescentes víctimas en el presente, lxs Adultxs por los derechos de la infancia queremos volver a compartir algunos puntos básicos:

 Las mujeres, como cualquier otre adulte, también abusan sexualmente de niños, niñas y adolescentes.

 Como colectivo de lucha que desde hace 7 años visibilizamos públicamente este delito por todo el país, y que recibimos cotidianas consultas y mensajes desde muy diversos lugares y ámbitos sociales de Argentina y el mundo, podemos aseverar que a nuestro espacio han concurrido, concurren  y consultan múltiples compañeros y compañeras sobrevivientes de abuso sexual a manos de mujeres (desde su rol de madres, madrastras, primas, abuelas, docentes, religiosas, cuidadoras).

 Por lo tanto, y aún en el contexto de sociedades patriarcales y machistas, afirmar que sólo lxs varones son abusadores, como lo han hecho públicamente las organizaciones gremiales y feministas chubutenses, es faltar a la verdad, negando, una vez más, la real suerte de la infancia en nuestras sociedades adultocéntricas que es la de poder ser dañada por cualquier adulte sin importar el género.

 Y referir que el discurso del niño víctima es un relato ficticio, como también lo han hecho públicamente las organizaciones gremiales y feministas chubutenses, es utilizar las herramientas y el marco teórico del inexistente síndrome de alienación parental, cuyo fin es invisibilizar el delito de abuso sexual contra la infancia (sobre todo en el ámbito intrafamiliar).

 Que este invento, que fue y es una herramienta que utilizan les abusadores y sus defensores y que no resiste ningún análisis teórico, sea utilizado en boca de organizaciones que dicen defender los derechos humanos nos hace pensar en qué difícil y cuánto nos cuesta a les adultes reconocer los más elementales derechos humanos de la infancia. 

 Por eso, y desde nuestras largas experiencias de dolor y de lucha como sobrevivientes de abuso sexual y adultxs protectores de niñxs víctimas, y desde las críticas observaciones y aprendizajes de nuestra maravillosa práctica y construcción colectiva de todos estos años en los más diversos ámbitos sociales, lxs Adultxs por los derechos de la infancia nos proclamamos, una vez más, como NIÑISTAS. 

 Y desde este posicionamiento ético y político es que invitamos y convocamos de manera permanente a un urgente diálogo y debate público al conjunto de la comunidad adulta de la que críticamente formamos parte, y especialmente a todas las organizaciones, colectivos y grupos que se plantean el trabajar por la construcción plural y diversa de un mundo absolutamente distinto y mejor que el actual, para  repensar y planificar prácticas, ideas, discursos y posiciones desde y por la infancia. 

 Sabemos que obligarnos a que prevalezcan los derechos humanos de infancia sobre los otros derechos es un desafío absolutamente incómodo y transformador y que viene a romper con un paradigma central que ha sostenido y sostiene nuestros violentos y opresivos modos de relación y vinculación hasta la actualidad. 

 Ya que considerar a la cría humana como el todo más importante a proteger es, a nuestro entender, la base imprescindible para lograr la construcción de un mundo absolutamente distinto y superador del actual.

"El texto es del colectivo Adultxes por los Derechos de la Infancia".El uso de la x y de la e puede resultar un escollo a la hora de leer. Como le es a muchos niñxs sobrevivir a su infancia.

 

Boletín de noticias