Tu Youyou: la inventora del tratamiento contra la malaria

Tu Youyou fue formada en una escuela de farmacología en Beijing, después de lo cual se hizo investigadores en la Academia de Medicina Tradicional China,

tuyouyou-posdata -digital-pressTu Youyou. Foto:tekcrispy

Posdata Digitial Press | Argentina

La malaria, también conocida como paludismo, es una enfermedades potencialmente mortal, pero curable y evitable. Como muchos saben, es causada por parásitos del género Plasmodium, cuyos vectores transmisores son los mosquitos.

En la actualidad, el mejor tratamiento disponible es la combinación de la artemisinina con otros fármacos anti-palúdicos, el cual data desde la década de 1970 y cuyo descubrimiento corresponde a Tu Youyou, una farmacéutica china que, muchos años después, obtuvo mayor popularidad por convertirse en la primera mujer china en ganar un Premio Nobel en el año 2015 por sus aportes.

La líder de la Misión 523
Tu Youyou fue formada en una escuela de farmacología en Beijing, después de lo cual se hizo investigadores en la Academia de Medicina Tradicional China, pero su investigación sobre la malaria empezó cuando el líder comunista Mao Zedong inició la “Misión 523” en el año 1967.

YouYouTu_DISCOVERY_asset10Tu Youyou con uno de sus mentores, el farmacólogo Lou Zhicen, quien le enseñó a identificar plantas medicinales.

En aquella época abundaban los conflictos políticos y China estaba atrasada a nivel médico y tecnológico respecto a las potencias de la época. La malaria se propagaba rápidamente entre la población y afectaba a los soldados chinos que luchaban contra los estadounidenses en la selvas del norte de Vietnam, y había una necesidad evidente de encontrar una cura para la enfermedad.

La Misión 523 sería ejecutada por una unidad de investigación secreta dentro de la cual fue reclutada Tu. Dos años más tarde, esta fue nombrada como la nueva jefa de la misión super secreta, y fue enviada a la isla de Hainan, en el sur de China, para indagar sobre la malaria, donde residió durante seis meses dejando a su hija de cuatro años en una guardería local y a su hija de un año con sus padres.

“El trabajo era la máxima prioridad, así que estaba dispuesta a sacrificar mi vida personal”, dijo Tu años después.

La respuesta estaba en la medicina china antigua
La misión consistió en estudiar una variedad de libros históricos con el fin de encontrar las terapias antiguas empleadas para combatir la malaria. Esta supuso una proeza considerando que en ese momento histórico ya se habían probado más de 240,000 compuestos en todo el mundo, sin éxito alguno.

Pero dieron con una breve referencia al ajenjo dulce (Artemisia annua), una sustancia que se había utilizado como tratamiento de la malaria en China alrededor del año 400 después de Cristo. Entonces decidieron hacer pruebas aislando un compuesto activo presente en el ajenjo, conocido como artemisinina, que parecía tener potencial para combatir los parásitos de la malaria.

La artemisinina en el ajenjo dulce
Sin embargo, los resultados no fueron los esperados. El equipo probó extractos de este compuesto, pero no fue efectivo como medicamentos contra la enfermedad. A raíz de ello, Tu Youyou consultó nuevamente la referencia del ajenjo dulce y realizó una lectura cuidadosa, modificando la receta del medicamento por última vez.

Luego de ello, la investigadores modificó la receta del medicamento una última vez, calentando el extracto pero sin permitir que este alcanzar su punto de ebullición. Experimentaron con ratones y monos administrándoles esta nueva versión del medicamento, y obtuvieron resultados positivos en un 100 por ciento.

Pero aún faltaba comprobar su eficacia en seres humanos. Tu Youyou se ofreció como voluntaria para ser el primer receptor humano del posible tratamiento contra la malaria. A ella se sumaron dos colegas. “Como jefe del grupo de investigación, tenía la responsabilidad”, explicó a los medios chinos.

Posteriormente empezaron a administrar el tratamiento a los pacientes de las provincia de Hainan, todos los cuales se recuperaron de la enfermedad.

Actualmente la artemisinina, también conocida como qinghaosu, y sus derivados, constituyen el grupo de fármacos con acción más rápida contra el paludismo.

La mujer “tres noes”

YouYouTu-Early_Publication_Page_05Una de las primeras publicaciones de Tu Youyou. Crédito: Museo del Premio Nobel, Foto: Karl Anderson.

Llama la atención que Tu Youyou no es médico, tampoco tiene un doctorado ni mucho menos ha trabajado en el extranjero, el perfil más común entre los investigadores reconocidos. Es por ello que en China la llaman la ganadora de los “tres noes”.

Su trabajo se publicó en 1977 sin mayor impacto ni reconocimiento hasta que en 1981, la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y las Naciones Unidas la invitaron a presentar sus hallazgos al mundo.

En 2009 publicó su autobiografía que recopila su trayectoria científica. A raíz de ello recibió numerosas críticas que la acusaban de opacar los aportes de sus colegas en el descubrimiento de la cura contra la malaria.  Sin embargo, su defensa alega que fue ella misma quien consultó la bibliografía antigua para determinar la mejor forma de extraer la artemisinina.

Lo cierto es que este descubrimiento ha salvado a millones de vidas desde hace varias décadas. E incluso aunque algunas formas del parásito se han hecho resistentes a ella, esta sigue formando parte del tratamiento más efectivo combinado con otros compuestos anti-palúdicos.

Fuente:tekcrispy

CVA Producciones Integrales

Aplicamos la sinergia, desde ese lugar trabajamos en la producción periodística de contenido.
“Dónde exista una historia por contar, allí estaremos”

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar