POSDATA DIGITAL POSDATA DIGITAL

Rock Hudson: grandes películas y una gran advertencia a la humanidad

Se habló muchísimo de este actor en su época, pero lamentablemente no fue precisamente por sus películas.

Informe CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales

Rock-Hudson-1021x580Rock Hudson.Foto: tekcrispy


POSDATA Digital Press | Argentina

¿A quién no le gusta una buena película romántica de los años 50 o 60? Este tipo de films siempre traen consigo una dosis de melancolía que se siente sin importar la edad que se tenga. Si has visto películas como ‘Giant’ (1956) o ‘Pillow Talk’ (1959), seguramente recordarás a uno de los actores más reconocidos de la época: Rock Hudson.

Se habló muchísimo de este actor en su época, pero lamentablemente no fue precisamente por sus películas. Hudson contrajo VIH / SIDA cuando su estrellato alcanzaba el punto más alto, razón por la que fue repudiado por el público en general y alertó a la población, generando conciencia sobre la enfermedad.

Antes de ser actor, Hudson fue a la marina en el año 1944, cuando tenía 19 años. Dos años después salió con un nuevo descubrimiento sobre sí mismo: era homosexual.

885773d345dae6bbcfda2b6f23c69fab

Al ingresar a la industria, su orientación sexual se convirtió rápidamente en un secreto a voces. Si bien durante su carrera intentó ser discreto al respecto para evitar las críticas, en un punto tuvo que comenzar a tomar medidas más drásticas.

Según Mark Griffin, escritor de ‘All That Heaven Allows’, la biografía del actor, este tenía que cumplir con un contrato bastante peculiar. Comenta: “Había una cláusula moral en su contrato que le prohibía avergonzar a sus empleadores con cualquier tipo de ‘conducta inapropiada’ como un comportamiento escandaloso”.

“Rock y su agente Henry Wilson y su publicista en el estudio habrían tenido mucho cuidado al proteger su imagen pública. Después de todo, esta fue la atracción número uno de la taquilla en los años 50 y 60. Así que no querrían nada para sabotear el hecho de que él es un gran generador de dinero para el estudio”.
A pesar de esto, que una persona oculte su orientación sexual es prácticamente imposible. Debido a esto, visitó clubes nocturnos y tuvo varias parejas, de las cuales muchas lo amenazaron con divulgar su relación públicamente, lo cual habría destruido su carrera.

Los rumores llegaron a un punto insostenible para Hudson, pues su carrera se tambaleaba a medida de que se descubría su orientación sexual. Sin embargo, a su agente se le ocurrió una idea que apaciguó las aguas durante un tiempo: Hudson debía contraer matrimonio.

hudosn-gates-300x225

Y así lo hizo. Un tiempo después, en 1955, la boda entre Hudson y Phyllis Gates, la secretaria de Wilson, se estaría celebrando. Sus amigos creían que la relación era genuina, aunque muchos sospechaban de que era un matrimonio por conveniencia. Sin embargo, tres años después estos se divorciarían debido a que Gates habría enfrentado a Hudson al descubrir que era homosexual.

Por lo tanto, los rumores siguieron y ya eran imparables. En 1968, durante el estreno de ‘Ice Station Zebra’, varias personas del público le gritaron insultos a Hudson mientras caminaba por la alfombra roja. Esto hizo que el actor no volviera a ningún otro estreno en su vida.

Los agentes se habían cansado de encubrir sus relaciones románticas, así que él tuvo que preocuparse porque estas fueran cada vez más duraderas. Sin embargo, aún asistía a bares gays.

En 1981, los investigadores científicos habrían identificado una nueva enfermedad: el sida. Para entonces, los informes decían que la misma se presentó en un grupo de homosexuales de la ciudad de Nueva York y Los Ángeles.

Esto fue lo que hizo que, a la vista del resto del mundo, el VIH / SIDA fuera considerada una enfermedad que solo afectaba a los homosexuales. La llamaban “cáncer gay” o “peste gay”, y se consideraba que la epidemia era por causa de “comportamientos indebidos e insalubres”.

anti-gay-aids-headlines.jpg_755340755

El manejo de la opinión pública por parte del gobierno tampoco fue el mejor. No fue sino hasta 1987 que el presidente de Estados Unidos Ronald Reagan decidió hablar al público sobre la enfermedad, y esto fue debido a que Elizabeth Taylor, quien mantenía una relación de amistad con él, le pidió que hablara al respecto.

Sin embargo, unos años antes de eso,en 1984, Hudson ya había recibido su diagnóstico positivo para VIH / SIDA, el cual, para la opinión pública, supuestamente era cáncer de hígado.

El actor estaba devastado. Se acercó a sus amigos más cercanos y les comentó sobre la enfermedad, diciéndoles que se encontraba avergonzado. Según lo descrito en el libro de Griffin, este tuvo mucho cuidado con respecto a las personas en las que confió en ese momento.

Sin embargo, y a pesar de la enfermedad, Hudson regresó al trabajo, apareciendo en la serie ‘Dynasty’ junto a la actriz Linda Evans desde 1984 hasta 1985.

rock02-644x362-1Una de las últimas apariciones de Rock Hudson en 1985


Hudson falleció en 2 de octubre de 1985 a causa de esta enfermedad, convirtiéndose en la primera gran celebridad en sucumbir ante el sida. Esto generó que la opinión pública sobre el tema cambiara, pues hizo que la gente se diera cuenta de que incluso los actores de Hollywood podían morir por esta causa.

En 1985, luego de la muerte de Hudson, la comediante Joan Rivers ofreció una entrevista a People Magazine en la que afirmó: “Esta es una forma horrenda de llevar el SIDA a la atención del público estadounidense, pero al hacerlo, Rock, en su vida, ha ayudado a millones en el proceso. Lo que Rock ha hecho requiere verdadero coraje”.

Y la comediante tenía razón. La visibilización de la enfermedad a partir de entonces fue mucho mayor, e incluso aquellas personas que la padecían se sentían menos solas. Jeanne Wolf, presentadora de Entertainment Weekly en 1997, dijo que en un grupo de apoyo al sida un hombre se acercó a ella y le dijo que él era solo otra persona con sida a la que a nadie le importaba, pero que ahora tenía la enfermedad de Rock Hudson, y todo había cambiado.

Sin embargo, dentro de la industria el pánico era palpable. Apenas se supo de la enfermedad de Hudson, las actrices que habían protagonizado películas junto a él sintieron pavor porque lo habían besado en varias ocasiones. En ese entonces, no se sabía mucho de la enfermedad y se creía que podía contagiarse por medio de la saliva.

Comunicado de la Screen Actors Guild


Tanta fue la histeria que el Screen Actors Guild publicó un anuncio en el que los besos con la boca abierta “aumentaban el riesgo de contagio”, por lo que había que notificar a los actores y ellos podían negarse a participar en una película debido a esto.

Sin embargo, ya sea en un sentido u otro, la muerte de Hudson fue crucial para que se le diera la atención que ameritaba esta epidemia. Bill Misenhimer, el primer director de la Fundación para la Investigación del sida, comentó a Vanity Fair lo siguiente: “Desde el punto de vista del activista contra el sida, el anuncio de Hudson fue lo mejor que había sucedido desde que comenzó, porque finalmente, la gente podría conectar un nombre al sida”.


Fuente;.tekcrispy

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias