POSDATA DIGITAL POSDATA DIGITAL

Cuarentena con la panza vacía

Bogotá.- La gente se olvidó del virus y salió a pedir comida.

P/D Colombia Rossny Ludelman Rossny Ludelman

Cuarentena con la panza vacía-posdata digital pressFoto:américa economía

POSDATA Digital Press | Argentina

Bogotá.-En mi recorrido diario por las diferentes localidades de mi ciudad, me encuentro con diversas situaciones desde el pasado martes 24 de marzo cuando el presidente Duque anunció por decreto: Aislamiento Preventivo Obligatorio en todo el país a raíz de la "pandemia" causada por el COVID-19.

Días atrás destaqué algo positivo de este aislamiento, el auge de un servicio: los delibery, en otra ocasión salí a dar una vuelta en bus o como le dicen en Argentina, colectivo, en auto particular para mostrar las calles vacías de la ciudad y con tan mala suerte que fuimos interceptados por dos oficiales en la ruta y debimos dejar de grabar. Ese material lo subiré en mí próxima columna. Por estas horas  hay un suceso más importante que quiero mostrarles.

Existe otra realidad: los que no pueden tan siquiera comer un huevo duro, la gente está pasando hambre. Tal es el caso de los que habitualmente bajan de Ciudad Bolívar a Bogotá. La mayoría son vendedores ambulantes, que viven al día, con familias numerosas y  los niños no entienden de decretos, virus, o por qué  sus padres deben quedarse sí o sí junto a ellos en casa sin salir. Los pequeños repiten una y otra vez tres palabras: ¡mamá, tengo hambre!

¿Qué sucedió?

Lejos de dudar, se quedaron a la espera de los alimentos que el gobierno prometió, pero... "El que espera desespera", dice un  refrán popular. Hasta el momento en que recibí el vídeo (que a continuación verán) no habían llegado y los vecinos decidieron salir a las calles.

Lejos de encontrar una respuesta positiva, fueron maltratados por personal de ESMAD.

Vídeo:

Te puede interesar

Boletín de noticias