Cómo el código morse continúa aportando en la era digital

Todos sabemos de qué se trata el código Morse cuando lo escuchamos mencionar. Sin embargo, pocos conocen su origen

Screenshot_2020-04-27-74b0000c72005d7db45e061aca7758dc-jpg-Imagen-JPEG-1246-%C3%97-783-p%C3%ADxeles-Foto:tekcrispy.

POSDATA Digital Press | Argentina

En la actualidad, todos sabemos de qué se trata el código Morse cuando lo escuchamos mencionar. Sin embargo, pocos conocen su origen o cómo realmente comprender este alfabeto codificado y manejarse con él.

Por este motivo, en el Día Internacional del Código Morse nos dedicaremos en recordar un poco sobre este sistema de codificación y qué lo hizo tan novedoso en su época. Asimismo, no perderemos la oportunidad de indagar qué ha sido de él en la actualidad y de qué forma ha aprendido a adaptarse a las nuevas necesidades del mundo digital.

 
El hombre detrás de todo, Samuel Morse

Screenshot_2020-04-27-samuel-morse-en-un-retrato-de-1857_d44e82c2_1716x2000-png-Imagen-PNG-1716-%C3%Samuel Morse.

Antes de que existieran en código Morse y el telégrafo, las entregas de mensajes se realizaban a caballo. Este sistema podía retrasar la llegada de la información hasta por semanas y complicar muchos procesos en el camino. La inventiva de Samuel Morse vino a acabar con este problema.

Luego de no haber podido asistir al entierro de su propia esposa por los largos plazos de tiempo que les tomaba a las noticias movilizarse en los 1800, la atención de Morse sobre las comunicaciones se vio intensificada.

En 1830 fue parte del grupo de científicos que colaboraron para el desarrollo de uno de los primeros prototipos de telégrafos. Luego, para los años de 1840 presentó al mundo su reconocido código Morse, el cual pulió luego con la ayuda de su colega y socio, Alfred Vail.

Screenshot_2020-04-27-morse-code2-jpg-Imagen-JPEG-830-%C3%97-467-p%C3%ADxeles

De esta colaboración se desarrolló el alfabeto, los números y símbolos en código Morse de los que derivaron los que conocemos actual mente. Su sistema de puntos y guiones fue rápidamente adoptado por el mundo al haberse convertido en el medio más rápido con el que hacer llegar la información de un lugar a otro.

 “Lo que Dios ha forjado”
Fue el primer telegrama que envió Morse, desde la Corte Suprema del Capitolio de los Estados Unidos, a su colega Vail, que se encontraba en Baltimore. El uso de la cita bíblica fue sugerencia de la hija de un amigo y marcó el inicio de esa nueva era el 24 de mayo de 1844.

Fue un cambio en la forma de comunicarnos

Screenshot_2020-04-27-234-jpg-Imagen-JPEG-400-%C3%97-320-p%C3%ADxelesTelégrafo antiguo

Estados Unidos. No obstante, algunas complicaciones en sus codificaciones hicieron que, en 1848, el inspector de telégrafos alemán Friedrich Clemens Gerke le hiciera unas modificaciones.

Con estas simplificó un poco más el sistema de codificación que comenzó a ser conocido como Código Morse Internacional. El original pasó a conocerse como Código Morse Americano, pero en la actualidad este último está casi erradicado.

La posibilidad de llevar información de un punto a otro de un territorio en un mismo día cambió por completo la forma en la que el mundo percibía la información. En su momento, incluso Abraham Lincoln utilizó este sistema para mantenerse al tanto de lo que ocurría en el campo de batalla en la Guerra Civil. Para aquel entonces, eso era lo más cercano a lo que conseguimos hoy en día con las coberturas en vivo, la información más actualizada que se podía conseguir.

El código Morse y el mundo, hoy
Pero el código Morse no solo ha dejado su huella en nuestra historia, este sigue haciendo presencia en la actualidad. Efectivamente, ahora su participación está reducida y es mucho menos protagónica debido a la aparición de nuevas y más avanzadas tecnologías. Sin embargo, ni siquiera esto ha logrado que este sistema de codificación quede obsoleto. Actualmente aún podemos encontrar ejemplos de su uso en variadas áreas.

En las comunicaciones
Los nuevos medios de comunicación digitales, los teléfonos celulares, las redes sociales y todos aquellos mecanismos que nos ayudan a mantenernos conectados han suplantado la función principal del código Morse. No obstante, aún podemos encontrar ejemplos de su uso en individuos con discapacidades motoras y del habla.

En los casos en los que estos no pueden comunicarse a través de medios usuales, el código Morse, aunque sea leído a través de los parpadeos puede ser una alternativa. Asimismo, mezclando esto con las capacidades de lectura y decodificación de la tecnología moderna, nos encontramos con una herramienta perfectamente condicionada para construir para ellos un puente con el resto del mundo.

En la navegación
En 1867 se adoptó el uso del código Morse con luces para enviar señales entre las naves. Ahora, claramente existen sistemas de navegación más completos y elaborados para mantener a los navíos comunicados.

Sin embargo, entidades como la Armada y la Guardia Costera de los Estados Unidos usando las luces y el código Morse para comunicarse. Además, también se puede detectar la presencia de este en campos como la aviación y la aeronáutica.

¿En la guerra?
La Marina de EE.UU. también entrena particularmente a sus especialistas de inteligencia para manejar y comprender estos códigos. De esta forma, cuentan con una herramienta extra para pulir sus habilidades cuando se dedicarán a ser técnicos en criptología.

Un método que sigue vigente
Incluso con casi 200 años desde su creación, el código Morse sigue siendo un punto de interés en la actualidad para los radioaficionados. A pesar de que conocerlo ya no es un requisito para ser considerado como tal, muchos se esfuerzan por hacerse con el conocimiento que les permita usarlo.

Como una confirmación de este deseo por mantener a este sistema vigente, existe la Sociedad Internacional de Preservación del Código Morse conformada también por radioaficionados.

Tal como lo vemos, este sistema de clasificación llegó a tener un rol protagónico en las comunicaciones del mundo. Con el paso de los años este ha mutado hasta este nuevo papel de apoyo en muchas nuevas áreas. Claramente podemos ver que su uso ha disminuido, pero no se puede alegar que su participación en nuestra era digital haya desaparecido, sigue allí, solo que ahora es diferente.

Fuente:tekcrispy

CVA Producciones Integrales

Aplicamos la sinergia, desde ese lugar trabajamos en la producción periodística de contenido.
“Dónde exista una historia por contar, allí estaremos”

Te puede interesar

Boletín de noticias