En confidencias con:Javier Portales hijo

"A veces escucho pasos en su habitación y pienso que es él que viene al escritorio..." 
Ver galería Olmedo y Alvarez
1 / 18 - Un clásico, Borges y Álvarez. Olmedo (Alberto) y Portales (Javier)

Posdata Digital| Argentina

Por Alejandra Ponce de León

Su verdadero nombre era Miguel Ángel Álvarez, nacido en Tancacha, un pequeño pueblo cordobés en 1937. La perdida de su padre cambiaría el rumbo de su destino. Con sus valijas cargadas de sueños llegó con su madre a Rosario para escribir su propia historia.  Las divinidades inspiradoras de las artes  conspiraron con el universo  para abrir caminos y así,  por causalidad debutó  en radioteatro a los 13 años en LT8.   Experiencia que lo llevó a probar suerte en la ciudad de  Buenos As y no se equivocó. El reconocido Javier Portales  incursionó en diversos géneros artísticos, actor cómico inigualable, escribió, protagonizó y dirigió obras teatrales, filmó más de 100 películas y deslumbró televisivamente junto a otros iconos del humor. Fueron más de 4 décadas de trayectoria memorables que solo la muerte pudo detener a los 65 años de edad.  Su  lucha contra la diabetes por dos años finalmente le ganó la batalla.

Posdata Digital  dialogó vía WhatsApp con Javier Portales (h) y recorrimos  pasajes pocos conocidos de la vida del cómico.   

A un mes y días de cumplirse  15 años de la muerte de tu padre, ¿cómo lo recordás hoy?  ¿cuál fue su mejor legado como artista y como padre?

Así es, estamos un mes y días del 15 de octubre que fue la fecha de 2003 que falleció mi padre, una fecha muy triste para mí, me llevo mucho, pero muchos años superarlo y ¡no sé! si es hasta el día de hoy que lo puedo superar porque a veces escucho pasos en la otra habitación y pienso que es él que viene al escritorio... Escucho su tos o aún siento su perfume. En cuanto a su trayectoria, ha sido espectacular su carrera, ha sido monstruosa, realmente lo único que me hace sentir orgullo todos los días de ser hijo de quien soy: de Javier portales. Por más que qué la gente piense que terminó mal o bien, ¡yo te aseguro que hasta último momento lo hice vivir como vivió toda su vida! Es decir, no murió ni solo mi mal acompañado, es más... Estuve con él hasta último momento. Explicó Javier, hijo del actor.

 Con respecto a su legado  ya lo ves,  la devolución  de la gente.  No me canso de subir fotos de álbumes que él tenía de recortes de su carrera y veo sus diferentes trabajos: ¡por momento revista, por momentos con Olmedo, por momentos con Porcel...! Bueno una carrera infinita y que me llena de orgullo.

 ¿Cómo fueron sus  últimos días? ¿sobre qué temas hablaban? ¿existía  esa complicidad entre  padre e hijo? 

Los hechos se dieron de una manera bastante fea, porque previo a enfermarse tuvimos una pequeña discusión, siempre fuimos cómplices (aunque siempre tomo distancia), siempre fue mi viejo,  ¡él me miraba fijo y era como que me atemorizaba...! ¡No le hacía falta más! Era cuestión que... yo  sentía un respeto por él inmenso. Poco antes de que lo separaron de mí (la última novia que tuvo), yo le dije:"papá te estás equivocando, te sentís mal, te sentís solo, te sentís enfermo... Todavía estás a tiempo, ¿sabes que pasa? "con esta chica te va a ir mal..." ¡Y así fue! Me separaron de él durante mucho tiempo en el 2001... Me hice cargo de él. Afirmó Portales (h).

Durante dos años no tuve muchas oportunidades de hablar con él porque ya no estaba bien, había tenido dos ACV, 3 infartos, estaba con ano contranatura... Es decir, fueron dos años muy difíciles para mí. ¡Verlo así! cambiarlo todas las mañanas, levantarlo, acostarlo. Pero siempre se le escapa una sonrisa de algo que yo decía porque se divertía muchísimo conmigo. Es más... Toda la vida he sido un tanto travieso y él se reía de las cosas que yo hacía. Los últimos dos años fue bastante triste ver lo decaído que estaba, ambos ACV le produjeron una cuadriplejia (...). Una salud realmente muy complicada. Intenté llevarlo a Cuba de nuevo y no lo quisieron aceptar, tuve que hacer frente económicamente a la situación de él y sin que se diera cuenta seguir manteniendo un tren de vida (que para mí me costó un montón de cosas) ¡desde la obra social (ya que Actores) no se hizo cargo hasta que yo salí en televisión a hacer una denuncia, era pagar médicos, mi viejo (era insulinodependiente), era la insulina, las bolsas de colostomía los pañales... ¡eran todos gastos infernales! Las expensas del piso que él vivía y encima juicios que yo recibía de gente que se aprovechaba de él en el estado que estaba...! Es decir (...) fue bastante triste cuando se fue. El médico me dijo:"déjalo ir, porque ya no puede más"... Y es verdad a veces uno tiene que soltar a un ser tan amado cómo era mi viejo y... ¡lo tuve que soltar y dejar ir! Fue bastante triste, pero bueno(...). Fueron dos años que estuve con él y duermo muy tranquilo por eso. Indicó el hijo de del popular actor.

portales9Recorte que forma parte del albúm de Javier Portales, junto a Alberto Olmedo y César Bertrán

Recordé  el destino de   figuras  tan conocidas  como el caso de  Jorge Porcel , Alberto Olmedo y sus hijos, ¿ser el hijo de un famoso  te hizo la vida más difícil? 

  Bueno, (...) no sé si será coincidencia o qué (...) lo que pasó  con  Olmedo (Alberto), con Porcel (Jorge) y  lo que sucedió con mi viejo... ¡No!,  ser hijo de un famoso tiene sus pro  y  sus contras  por momentos, es como la carrera del actor,  a veces le va bien y  tienen un montón de amigos y cuando la cosa cambia... también cambia  tu situación  para con los demás. Pero no es difícil ser el hijo de  un famoso... ¡No por el contrario! Muchas veces me abrió muchas puertas (no me cerró casi ninguna). pero lo que sí sentís es el destrato de la gente un poco  en base a cómo le va o no le va a tu padre (...) ¿no?. Lo viví esos dos años...¡Fueron muy pocos los que realmente fueron amigos! Un amigo entrañable de él fue César Bertrán, como te dije antes,  no me llevaba bien con la novia que tenía  y ella decidió que yo no entrara a la casa. Entonces un día le dijo a mi viejo:"mirá...si tu hijo no puede  entrar, tampoco voy a entrar yo a tu casa (...) así que pensalo de nuevo" ¡Ese... sí fue un amigo de mi viejo, ese sí estuvo hasta último momento!  Porqué esos dos años  que me viejo estuvo  tan mal, de  vez en cuando lo sacaba, lo llevaba a comer afuera, lo llevaba a  lugares que él iba y aveces venía  César. Realmente fue uno de los que mejores se comportó.

Con respecto al destino de otros hijos de famosos no me siento muy identificado con el hijo de Porcel o con de  Olmedo.  Pienso qué ¡no sé, si es por la fama o no!  sino por cómo... las cosas terminan mal para cualquier persona, sea actor, empresario o del Imperio Romano. ¡Se cayó Imperio Romano se puede caer cualquier cosa!. Es decir, no me perjudicó ser el hijo de un famoso, al contrario. indicó el hijo de Portales.

portales15Javier Portales junto a Fidel Pintos. Foto: Javier Portales hijo

¿Qué recuerdos entrañables  con tu padre están  presentes ? 

 Yo realmente estuve muy cerca de mi viejo, como él trabajaba tanto (...) Admitió Javier Portales hijo. La única forma de poder verlo era que me llevara al teatro con él, a la grabaciones  o las las filmaciones. Es decir... yo era chico, tenía 12 o 13 años y él estaba haciendo revista y  al principio me deslumbra ver ¡¡esas mujeres  tan hermosa, tan espléndidas!! Pero claro,  también lo veía a mi viejo  tan serio, tan trabajador, terminaba el sketch  y se iba a su camarín a veces compartía con Olmedo  otra veces con otra persona. Eran tan profesionales en esa época era algo muy en serio ser actor y ¡te lo tenías que tomar muy en serio!  Rescato lo que me dijo un día mi papá :"¿sabes  cuál es  él es  gran secreto  para ser actor...? "¡De vos no tienen que saber nada, no tienen que saber de qué religión sos,  de qué cuadro  o de qué  partido político.."! Y eso lo aprendí...  mi viejo  era lo anti conventillo.

¿Recuerdos...? ¡qué te puedo decir...! mil  teatros diferentes, cuando hizo Pijamas con Guillermo Francella, cuando hizo Revista, el Manosanta con Olmedo! Yo era muy amigo de Fernando Olmedo y  ellos estaban  en el teatro Alfil y nos encontrábamos   con Fernando, había una Múnich enfrente, (famosa pizzería porteña) y después cruzamos y bajabámos a los camarines. Recuerdo  esa época entrañablemente. Sostiene Portales (h).

Previamente cuando  decidí empezar a trabajar en cine mi primer contacto con el cine  me lo consiguió mi viejo, pero... ¡no  me  consiguió  nada fácil! Tuve que hacer dos películas de meritorio sin cobrar nada cargando caja de cámara como un esclavo. Pero empecé a disfrutar el cine de una manera muy especial, esas   fueron las  dos únicas película que hice de meritorio con él después empecé a trabajar para Aries Cinematográfica que comenzó a hacer una serie coproducción  y sí,  trabajé casi 10 años en cine. Otro  recuerdo entrañable que tengo de él, fueron es momentos que tenía libres y  podía ir a la quinta  esos esos días de verano, jugar al tenis temprano juntos, comer un asado, el reírnos de (¡cosas que nosotros sólo sabíamos¡).

Esos son recuerdos entrañables... 

portales13Retrato del actor que forma parte de la colección de Javier Portales hijo

 ¿Cómo es el presente de Javier portales hijo? ¿ cómo te ves de aquí a un futuro no muy lejano como profesional?

 Mí mi gran amor es el cine, ¿no? , sostiene el hijo del actor. Pese a que  hecho teatro en la parte técnica, actué alguna veces , pero mi gran sueños es el  cine y tengo un proyecto ¡que no te lo puedo contar por una cuestión de que todavía no están firmados todos los papeles!  pero si Dios quiere va a salir algo para noviembre importante. Sí puedo adelantarte que es con Mentasti. Más no puedo decir sobre qué es el  proyectos, solo que es de cine. ¿Y cómo me veo en un futuro?,  me veo poniéndome en onda de nuevo con todo lo que ese mundo que ¡conozco también y qué me gusta transitar!.

JAVIER HIJOJavier Portales hijo junto a la estatua de Olmedo y Javier Portales padre, ubicada en calle Corrientes y Uruguay en Bs- As. Foto: Javier Portales  (h)

 Para cerrar,  Javier Portales padre, ¿ Era feliz ?

Un día cuando ya mi viejo era un actor súper consagrado,  súper exitoso,  había sido   autor de una obra que también había dado mucho que hablar «El  sartén por el mango» , había protagonizado todo lo que uno se puede imaginar, había filmado con todas las personas  que alguien hubiese  querido trabajar. Un día Hugo  Sofovich  me dijo:"Yo no sé qué le pasa a tu viejo, tiene todo y no parece feliz", (...)  y la verdad mi viejo parecía que tenía todo, "porque tenía todo", un sueldo espectacular, tenía muchísima plata, era famosísimo (... ), pero a  él en el fondo le faltaba algo para hacer feliz. ¡No me preguntes a mí qué...porque nunca me lo dijo! Pero supongo que lo que le faltaba era haber conseguido formar una familia que nunca pudo  terminar de concretar.  

       Fuente: CVA Producciones Intergales                                                                   


CVA Producciones Integrales

Aplicamos la sinergia, desde ese lugar trabajamos en la producción periodística de contenido.
“Dónde exista una historia por contar, allí estaremos”

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar