Las cartas de amor que Mariano Moreno nunca leyó

De aquel amor insoslayable que mantuvieron Guadalupe y Mariano sólo queda un puñado de cartas, aquellas que la mujer le escribiera a su marido sin saber aún que él había muerto .
Bóveda Guadalupe Cuenca de Moreno
- Bóveda que guarda los restos d Guadalupe Cuenca. Cementerio de la Recoleta. Fotos:Jorge Pautasso

Posdata Digital | Argentina

El 24 de enero de 1811 se produce el último encuentro entre Moreno y su mujer, ya que él se embarcó en la nave inglesa La Fama, para cumplir con su destino, que supuestamente lo conduciría a Londres.

Sin embargo, Moreno finalmente muere en alta mar el 4 de marzo de ese mismo año, generando un sinfín de dudas en torno al motivo de su deceso, ya que incluso se sospecha que puede haberse producido por envenenamiento.

De aquel amor insoslayable que mantuvieron Guadalupe y Mariano sólo queda un puñado de cartas, aquellas que la mujer le escribiera a su marido sin saber aún que él había muerto, y que una vez regresadas al remitente, Guadalupe guardó sin abrir junto a sus más preciados tesoros.

Aquellas cartas que casi siempre culminaban con la siguiente frase:

“Haceme llevar. Adiós, mi Moreno, no te olvides de mí, tu mujer”.

Al poco tiempo de la partida de Moreno, su mujer Guadalupe o Lupe o Mariquita recibe una encomienda anónima con un abanico de luto, un velo y un par de guantes negros y una nota diciendo:

"Estimada señora. como sé que va a ser viuda, me tomo la confianza de remitir estos artículos que pronto corresponderan a su estado".

Este hecho motiva a Guadalupe a escribir decenas de cartas a su marido, muy bellas, llenas de contenido amoroso y sentimiento patrio

En la imagen se puede ver el interior de la bóveda que guarda los restos de Guadalupe Cuenca en el cementerio de la Recoleta. Es la que está en el piso y contra la pared. Delante de esta, la que contiene los restos del hijo del matrimonio, Mariano.

LA CARTA DESPUÉS DE LA MUERTE...
MARIANO MORENO...

53435294_10214077221579656_7214910347012997120_nCarta de Guadalupe Cuenca a su esposo Mariano Moreno. Foto:Jorge Paurasso

(Esta primera carta fue transcripta respetando la escritura original de María Guadalupe Moreno).

Bs.As., 14 de marzo de 1811.

"Mi querido y estimado dueño de mi corazon me alegrare qe lo pases bien y qe al recivo de esta estés yá en tu gran casa con comodidad y qe Dios te dé acierto en tus empresas; tu hijo y toda tu familia quéda bueno pero yo con muchas fluctuaciones y el dolor en las costillas qe no se me quita y cada vez va a más; estoy en cura, me asiste Argerich, se me aumentan mis males al verme sin vos y de pensar morirme sin verte y sin tu amable compania, todo me fastidia, todo me entristece, las bromas de Micaela me enternecen pr qe tengo el corazón más pa llorar qe pa reír, y asi mi querido Moreno, si no te perjudicas procura benirte lo más pronto qe puedas ó si no aseme llevar pr qe sin vos no puedo vivir, la casa me parese sin gente, no tengo gusto para nada de conciderar qe estés enfermo ó triste sin tener tu muger y tu hijo qe te consuelen y participen de tus disgustos; ¿ó quisás ya abres encontrado alguna ynglesa qe ocupe mi lugar? no aga eso Moreno, cuando te tiente alguna inglesa acordate qe tenés una muger fiel a quien ofendés después de Dios."

"El inglés qe bino con Dn Alejandro dias antes qe te embarcaras bino anteayer y me dijo qe si queria escrivirte, y sin embargo de aberte escrito hace ocho días te buelbo a escribir pues no me queda otro consuelo y no te enojes de qe te caliente la cabesa con mis cartas, no dejes de escrivirme en cuanto barco salga y abisarme todo, ya basta de guardar secretos de tu muger. Fr Cayetano no te escrive pr qe anda muy ocupado, lo han echo Provincial . Peña ya se recivió. Bustamante ya bino y Agrelo me ago cargo qe estará muerto de envidia de ver qe se le ha escapado el ser fiscal. Todos los dias nos asustan con Elío, dicen qe biene a bombear; en la otra banda se han levantado contra los de montevideo, salió haora dias Moldes con 600 hombres a la otra banda, Vieites á salido a comición no se sabe donde. Bustamante estubo a verme y todos tus amigos a ofrecérseme. El cuarto está sin alquilar hase un mes, la negra grande esta echa un monstruo de ese empeine en la cara; no ay quien la compre boy a ver si la puedo bolber, me dicen qe es lepra, el médico dice qe es un empeine terrible, el negro va vien, la negra chica siempre perversa, no la vendo todavia de miedo de qe me toque otra peor; nuestro hijo sigue en la escuela, siempre flaquito, le há dado en cara el vino y sólo cuando le digo qe tome a tu salud lo toma".

"Te resa al lebantarse y al acostarse y me dice mi madre todo lo qe reso en la escuela lo ofresco para mi padre, y el modo de ofrecer es diciendo estas oraciones: te ofrezco pr qe le des buen viaje y lo traigas pronto: darás expreciones a Manuel de y qe te cuide; recivan los dos muchas expreciones de tu madre tus hermanas Marianito y la Marzela y toda la familia y hace lo qe tu madre te dice del cumplimiento de Iglecia, y Dios te dé muchos años de vida y salud para el consuelo, amparo y bien de ésta tu desconsolada esposa".

Maria Guadalupe Moreno.

Fuente:CVA Producciones Integrales | Jorge Pautasso

CVA Producciones Integrales

Aplicamos la sinergia, desde ese lugar trabajamos en la producción periodística de contenido.
“Dónde exista una historia por contar, allí estaremos”

Te puede interesar