El futuro comienza hoy

Educar leyendo Por
Un país que crece es un país que conoce sus necesidades y al mismo tiempo construye respuestas.

El futuro comienza hoy. posdital-pressFoto:El Confidncial

Posdata Digital Press | Argentina

Daniel TraversoPor Daniel Traverso | Docente


Reflexionando sobre la idea de que un país que crece es un país que conoce sus necesidades y al mismo tiempo construye respuestas. Quizás estemos al tanto de nuestras necesidades, pero  lejos de encontrar o construir soluciones. Será el momento de retomar valores que nos han dejado nuestros antepasados, sabiendo que es hoy el momento de reconstruir la escuela, para que sea el espacio  que este país necesita para brindar  oportunidades. Tenemos que convencernos que la  educación debe ser ese capital para lograr el impulso que deseamos para nuestra pais.

 Detenernos a pensar en esa estructura social, la misma donde entran en juego la cultura, los valores, las relaciones sociales que hacen a nuestra identidad. Sería importante pensar en construir un país con una estructura más justa, ecuánime. Un país que pueda  transformarse desde la educación, desde la escuela este presente.

La educación debe ser el recurso más importante para todos y que nadie la ponga en duda. Y es tarea de todos recuperar el capital humano que forman parte de la escuela, trabajar en la formación y lograr que se involucren para que la transformación sea integral. Hay que conseguir la mejor versión de cada uno de los docentes.

 Creo que todavía no hemos entendido la importancia que tiene para un país  la generación de conocimiento y la educación como la encargada de transmitirlo. El conocimiento tiene mucha importancia y deberíamos comprender que los países que crecen son aquellos que le han dado un lugar. Me detengo a pensar en el valor de las jornadas extendidas en las escuelas, lograr que tengan calidad para asegurar eficacia y entender que pocas horas no nos va a garantizar crecimiento. Lograr que las horas extendidas sean de calidad es fundamental, porque muchas horas solamente no nos asegura calidad en la enseñanza.

La Ley de Educación Nacional (26.206) sancionada en  2006, establece que las escuelas primarias serán de jornada extendida con la finalidad de asegurar el logro de los objetivos fijados para este nivel. Pasaron trece años, y no todas las escuelas y provincias cuentan con estas jornadas. Probablemente no le estamos dando el espacio a la educación para que sea la encargada de integrar, conectar y construir una sociedad más culta y equitativa. La educación no tiene ese lugar de privilegio que debería tener en nuestro país. No hay proyecto de país si no entendemos a la escuela como el espacio donde nuestros jóvenes puedan encontrar una salida.

 
 "El futuro comienza hoy, no mañana", nos dijo Juan Pablo II, ya es tiempo de asumir esas necesidades y buscar respuestas concretas que nos hagan dar los primeros pasos para el renacimiento de la escuela argentina. Es hora de buscar el crecimiento asumiendo las falencias.

           

 

           


 

Te puede interesar