FBI publica el archivo de su investigación sobre Bigfoot

La mítica criatura conocida como Bigfoot, también llamada Sasquatch, Yowie, o Yayali, tiene una larga y oscura historia.

Posdta Digital Press | Argentina

La mítica criatura conocida como Bigfoot, también llamada Sasquatch, Yowie, o Yayali, tiene una larga y oscura historia. Por décadas se han difundido testimonios de personas que juran haber avistado a la bestia con aspecto se simio, generalmente en los bosques del noroeste Pacífico y de América del Norte.

Aunque no se cuenta con ninguna evidencia irrefutable que demuestre la existencia de esta criatura, es tal el fervor entre sus fanáticos que los devotos más feroces incluso han involucrado a las autoridades en su búsqueda de “la verdad”.

Solicitud de análisis
Recientemente, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) hizo público un archivo de la década de 1970 en los cuales se encuentran algunos recortes de noticias y cartas formales relacionadas con la investigación de la criatura.

Muestras de pelo que posiblemente pertenecían a Bigfoot enviadas al FBI.

El 26 de agosto de 1976, Peter Byrne, para entonces conocido como el “cazador de monstruos”, y uno de los investigadores más destacados de Bigfoot, envió una correspondencia al FBI, con membrete del “Centro de Información y Exhibición de Bigfoot”, solicitando a la oficina que analizara muestras de pelo y tejidos que recolectó en el Himalaya en 1958, y que posiblemente pertenecían a Bigfoot.

En el momento en que esto estaba sucediendo, Bigfoot estaba en las noticias. Byrne había estado buscando a la criatura durante años apoyado por la Academia de Ciencias Aplicadas (AAS), una pequeña institución en Boston que, según un documento en el archivo, también patrocinaba cazas para el monstruo del Lago Ness.

Respuesta decepcionante

A pesar de haber numerosos reportes de avistamiento la existencia de Bigfoot sigue sin confirmarse.

Desafortunadamente para los cazadores de Bigfoot, los resultados no fueron lo que ellos esperaban. En 1977, el laboratorio examinó los 15 pelos enviados, y el resultado del análisis se notificó en una carta que decía:

“Los pelos que recientemente entregó al Laboratorio del FBI en nombre del Centro de Información y Exhibición de Bigfoot han sido examinados por microscopía de luz transmitida e incidente.

El examen incluyó un estudio de las características morfológicas como la estructura de la raíz, la estructura medular y el grosor de la cutícula, y se realizó una comparación de la muestra enviada directamente con pelos de origen conocido bajo un microscopio de comparación.

Se concluyó como resultado de estos exámenes que los pelos son de ciervo.

La muestra de pelo que ha enviado se devuelve como un adjunto a esta carta.”

Para quienes esperaban con ansías la confirmación de que las muestras enviadas a analizar proporcionarían la evidencia de la existencia de la mítica criatura, la respuesta fue una revelación decepcionante, y manifestaron que de ninguna manera ese sería el cierre del caso y que seguirían con su trabajo.

Sin embargo, y a pesar de haber numerosos reportes de avistamiento, hasta ahora, la existencia de Bigfoot sigue sin confirmarse.

Fuente:www.tekcrispy.com

CVA Producciones Integrales

Aplicamos la sinergia, desde ese lugar trabajamos en la producción periodística de contenido.
“Dónde exista una historia por contar, allí estaremos”

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar