POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

Los límites del humor: ¿los humoristas son intocables?

Entre luces y sombras 30/03/2022 María Beatriz Muñoz Ruiz
Crédito:rtn.

POSDATA Digital  Press | Argentina 

Maria-Beatriz-Munoz-RuizPor María Beatriz Muñoz Ruiz |  | Escritora y poetisa |.Directora de la revista culturlal  One  Stop |Granada, España.

 


Todo el mundo habla de la agresión de Will Smith a Chris Rock, sí, seguro que estáis deseando saber de mi opinión sobre ese tema, pero no os lo voy a poner tan fácil, antes tendréis que contestar a unas preguntas: ¿En el humor vale todo? ¿Existen límites? ¿Algunos problemas de bullyng vienen del humor? 

Son muchas preguntas, pero comenzaré situándoos en el colegio, recordad cuando erais pequeños ¿erais de los que se metían con los demás para hacerse los graciosos y así ser populares, o erais de los que sufrían el acoso y quedasteis marcados de por vida con complejos que no deberíais tener?

Cuando vemos un humorista, pensamos que, gracias a ellos, muchas personas que han tenido un pésimo día, en ese momento están sonriendo. Esto no tendría por qué ser malo siempre que no se usara a otras personas o colectivos para hacer reír a los demás a través de burlas crueles o simplemente de mal gusto.

Cuando veis los anuncios de la tele en los que un niño sale metiéndose con otro niño por el simple hecho de ser gordo, os parece mal ¿verdad? Entonces… ¿por qué de adultos se permite todo?, ¿pensáis que los adultos por serlo no sufren si se ríen de ellos?

Ahora viene la cuestión de los límites y la hipocresía de esta sociedad en la que hace años se podían contar chistes de gordos, personas con síndrome de down, negros, y gays en general de entre otros muchos temas que actualmente no se nos ocurriría mencionar porque seríamos tachados con calificativos bastante desagradables y merecidos, por cierto.

La sociedad, por suerte, ha ido evolucionando en derechos y ha avanzado hacia el respeto, pero parece ser que el sector del humor es intocable, comprendo que sea complicado inventar chistes en un mundo como el que estamos, y me parece todo un mérito que se consiga hacer reír a la gente.

Siempre lo he dicho, me parece un trabajo fundamental el de los humoristas, ya que sin ellos el mundo sería más gris, pero lo que no se puede hacer es intentar saltar el muro pisando cabezas.

Haced vuestro trabajo bien sin tener que ridiculizar a nadie, estoy totalmente segura de que, si el humorista tuviese una hija con síndrome de down, no se le ocurriría hacer chistes sobre ella para ridiculizarla, al igual que, si su esposa hubiese tenido el problema de alopecia que tenía la mujer de Will Smith, jamás habría hablado mal de su mujer.

La cuestión está en encontrar respuesta a la pregunta de por qué dejamos que los humoristas se burlen de los problemas de los demás, ¿Queréis saber la respuesta? Muy fácil; mientras no sean nuestros problemas, nos parece gracioso, es como en el colegio; mientras no se metan con nosotros, mejor pasar un tupido velo, y no protestar para no ser señalados por el graciosillo de turno.

Lo que no sé es si el guion de una gala de los Oscar lo revisa alguien, y si es así, entonces estamos peor de lo que imaginaba, porque cuando no creen que haya ningún problema es cuando realmente existe un gran problema en esta sociedad podrida.

Cuando se veía con normalidad la esclavitud, cuando se veía con normalidad el maltrato del marido a su esposa; porque ella era como un perro de su propiedad, cuando se veía con normalidad ahogar a los cachorritos en el rio o ver a niños pidiendo por la calle, cuando todo eso ocurría en el pasado, se veía como algo normal, pero llevado a la actualidad, sería objeto de manifestaciones y protestas.

Entonces… ¿en el humor todo vale?

Pues no, definitivamente no, no sé si lo de los Oscar fue un espectáculo que se montaron, pero apoyo totalmente a Will Smith, no se puede bajar la cabeza, sonreír, y llevarse uno el cabreo a la intimidad, en este mundo hacen falta más personas como Rosa Parks, Clara Campoamor, Nelson Mandela, Malala Yousafzai, Marian Dawkins… e incluso tú, sí, tú que estás viendo cometer una injusticia y te ríes como el resto de la manada para no ser distinto al resto de imbéciles que lo hacen, tú puedes ser uno de esos que no se rían con un chiste cruel, tú puedes ser aquel que diga a la persona que no se debe uno reír de los demás.

 Si quieres reírte de alguien, ríete de ti mismo, es muy divertido y no haces mal a los demás.

Lo más visto

Boletín de noticias