¿Cómo un duelo de ajedrez cambió nuestra percepción sobre los inteligencia artificial?

Tecnología 17/04/2023 Rossny Ludelman Rossny Ludelman

duelo de ajedrez.-inteligencia artificial-posdata-digital-press

POSDATA Digital Press| Argentina

En 1996, el maestro del ajedrez Garry Kasparov se enfrentó por primera vez a la computadora Deep Blue—-desarrollada por IBM— en una serie de seis partidas de ajedrez. La forma en la que Deep Blue jugó y logró ganar contra una de las figuras más prominentes de su especialidad dio un paso adelante en la forma en que la gente percibía a las computadoras en ese tiempo.

Sin embargo, esa semana del 10 de febrero de 1996 el duelo entre una máquina desarrollada específicamente para jugar ajedrez y un campeón del mundo legendario se saldó con Kasparov ganando dos partidas, Deep Blue ganando una y las tres restantes declarándose empate.

Corta celebración
El ser humano parecía haber ganado la batalla y aunque se requería recurrir a los exponentes más importantes de una especialidad, bien podíamos asegurar en ese momento que la superioridad estaba demostrada.

Esto claro hasta que poco más de un año después Deep Blue volvió repotenciada en una revancha que se jugaría los primeros días del mes de mayo de 1997, y en la que no perdió un solo partido contra Kasparov y demostró la capacidad para mejorar su juego en relativamente poco tiempo.

Esta victoria de Deep Blue fue un hito importante en el desarrollo de la inteligencia artificial, y una señal de que la tecnología había llegado a un punto en el que podía competir con los mejores humanos en algunas tareas.

Dentro y fuera de la máquina
Deep Blue había sido diseñado para jugar al ajedrez utilizando una combinación de algoritmos de inteligencia artificial y software de búsqueda de tablas, lo que le permitía “pensar” de manera más analítica y compleja que cualquier humano, mientras se hablara de ajedrez, claro está.

Desde ese punto, el paradigma con el que se juzgaba a la inteligencia artificial como algo relativo únicamente a la ciencia ficción y que nunca sería capaz de realizar el “pensamiento complejo” humano se rompió y se empezó a desarrollar como algo verdaderamente posible.

Tan posible que después de incontables hitos en el desarrollo de las mismas parece ser de lo único que hablamos recientemente —perdón por esto— y un campo de interés y debate que parece infinito.

Fuente:tekcrispy

Lo más visto