Investigó la vida secreta de El Zorro en la Argentina y habla de sus amores y de los enigmas de su muerte

Alejando Amaro es un apasionado de la famosa serie y, en una investigación de 850 páginas, ahonda sobre el recorrido de Guy Williams, el actor que interpretó al personaje; sus últimos días en el país y las mujeres que lo marcaron

Entrevistas 23/04/2023 Miguel Braillard
Guy Williams Zorro 346 1-24-20
crédito:uncleodiescollectibles

POSDATA Digital Press| Argentina

Por Miguel Braillard

“La serie de El Zorro, con Guy Williams, me pegó en el corazón como a muchos de mi generación, por eso me puse a investigar. Tenía muchas incógnitas, quería tener más precisiones respecto a su vida y su muerte”, cuenta, a LA NACIÓN, Alejandro Amaro, artista polifacético. Es dibujante, pintor, músico y un agradecido, ya que la primera oportunidad sobre el gran escenario se la dio nada menos que el talentoso Norberto Napolitano, allá por los años 90, cuando intentaba trascender tocando el bajo con Alacrán, su banda, y Pappo lo convocó como grupo telonero en el Superdomo, en su Mar del Plata natal.

N7RMGFNP3NAPVCFB4M4DMD3E4E
Guy Williams en su departamento ubicado en el barrio porteño de la RecoletaGentileza Adrián Escudero Tanus y Hernán Otero

Hoy sigue viviendo gracias a la música, pero también intenta trascender como escritor. Tiene terminado un libro titulado “La historia secreta del Zorro en Argentina”, novela biográfica de 850 páginas. Se trata del resultado de recorrer durante cinco años cada lugar donde Guy Williams se presentó en el país. Entrevistó a decenas de personas y consiguió, además de fotos inéditas, documentación de gran valor periodístico como el informe policial relacionado con su muerte ocurrida en soledad, aquel 30 de abril de 1989. También, la autopsia completa.

“Él da el puntapié inicial a su radicación definitiva en Argentina en Mar de Plata. Fue en las vacaciones del 77/78, cuando trabajaba en el circo Real Madrid junto a Fernando Lúpiz. Yo era un pibe de once años e iba a verlos”, describe Amaro, y cuenta que como estuvo siempre muy vinculado al tema de los comics porque de niño le encantaba dibujar, pensó que la de El Zorro era una historia apasionante: “¿Sabés dónde hacías mis dibujos cuando era chico? En el papel en el que el almacenero envolvía el fiambre. Mi abuela me lo guardaba. Me convencí de que debía escribir la historia de un actor de Hollywood que teniendo todo se vino a alquilar un departamento de dos ambientes en Buenos Aires. Y que muere acá. Quise saber en detalle qué fue lo que le pasó. Y eso terminó en una biografía novelada que está para publicar apenas consiga editorial”.

Araceli Lizaso, la mujer argentina de Guy Williams, El Zorro, en una entrevista para LA NACION el 8/06/2013Matias Aimar

Del amor a la muerte: las últimas horas de Guy Williams
Guy había encontrado en la Argentina su lugar en el mundo. Desde que lo trajo Canal 13 cuando realizó su primera visita al país en los años 70, se apasionó con estas tierras y con sus mujeres. Se había casado en Estados Unidos con Janice Cooper -exmodelo, con quien tuvo dos hijos, Steven y Anthony- pero mantuvo aquí algunos romances que trascendieron.

Guy Williams, en la piel de El Zorro: el personaje marcó a generaciones enterasGROSBY GROUP

En su libro, Alejandro se refiere a cada una de las historias con más detalles de los conocidos hasta hoy: “Él estuvo muchos años de novio con Araceli Lizaso, protegiendo esa relación, cuidando que nadie le sacara en público una foto con ella. Mantenía una especie de vida paralela. Digamos que hasta que no blanqueara la situación en su país no podía tener una novia acá. La conocí y hablé con ella muy seguido. También se enamoró de Patricia Goodliffe, a quien no le interesó para nada su fama y mantenía un perfil muy bajo. Otra pareja que tuvo fue Johanna Fonseca. Cuando rompe por un tiempo con Patricia, empieza a salir con ella en 1988″.

Alejandro Amaro con el libro que escribió sobre los secretos, los amores y los enigmas de El Zorro

En su investigación acerca de la vida y la muerte del actor, Amaro aclara algunos mitos que se fueron repitiendo a lo largo del tiempo. “Mucho se dijo acerca de que murió solo y abandonado. Nada que ver. Tampoco pasaba por una depresión como se insistió, al contrario, estaba contento, no tenía un mal pasar económico ni se suicidó como también llegué a escuchar”, señaló y agregó: “Simplemente venía programando un fin de semana largo en soledad, ya que se acercaba el 1° de mayo. Había estado averiguando para alquilar un auto, hacer un viaje, pero lo sorprendió la muerte. Intentó llegar al teléfono, pero no lo logró. Te lo cuento con tanta seguridad porque tengo en mi poder y están en mi libro el informe policial y la autopsia. Estudié mucho su muerte porque quise saber qué había pasado. Guy intentó ponerse algo de ropa y hacer un llamado pero no pudo. Cayó en el dormitorio. Sé hasta lo que había comido la noche anterior. Lo charlé incluso con forenses, descubrí algunas cosas...

Lúpiz y Amaro, en una de sus presentaciones sobre la vida de El Zorro

-¿Algo extraño relacionado con su muerte?

-...

Alejandro Amaro hace un silencio y elige no abundar en detalles. Solo expresa al respecto: “Un buen lector va a encontrar algunas respuestas en mi libro. Vamos a dejarlo ahí...”. Además de fotos inéditas, explica que tiene en su poder cartas jamás vistas escritas de puño y letra por Guy Williams: “Donde habla de tal o cual político, o sobre el tema Malvinas, que le interesaba muchísimo. Tengo todos los departamentos que alquiló, todos los lugares donde vivió. Fueron cinco años visitando cada lugar donde estuvo. Solo me falta imprimirlo, lo tengo maquetado y corregido, es éste que vez acá”, completa y muestra él único ejemplar en su poder.

Un antifaz y el libro que lo "desenmascara": Amaro le dedicó 850 páginas a El Zorro

La “Z” de El Zorro y el rock de Pappo

Además, Amaro se prepara para continuar con el espectáculo que realizan desde hace años junto al actor y experto esgrimista Fernando Lúpiz, llamado El Zorro entre nosotros, un museo itinerante, donde aparte de exponer la ropa del Zorro que Guy Williams supo traer de los Estados Unidos y usó en la serie, ambos van relatando toda su historia en la Argentina. Y Lúpiz, fiel ladero desde los años 70, brinda una excelsa clase de esgrima escénica a los niños, se exhiben videos y fotos nunca vistas del personaje, y Alejandro da una lección de pintura en vivo, uno de sus fuertes.

Pappo y Amaro: el Carpo le dio un "empujón" en los escenarios, su otra pasión

A propósito de la pintura, fue esta expresión artística la que cerró una de las etapas de Alejandro acompañando a Pappo, que había comenzado allá en Mar del Plata con la música. Así lo relata él: “Me había dicho que cualquier cosa que necesitara lo viniera a ver y así lo hice, me ayudó mucho con todo lo musical, un fenómeno. Hasta que un día decidí instalarme en Buenos Aires, en La Paternal, cerca de él. Y pensé que además de la música, tenía que volver a pintar, a lo que me gustaba en la infancia, digamos. Después pasó lo de su muerte trágica que me shockeó. Quería hacerle un homenaje por todo lo que había hecho por mí. Fui a la casa, me atendió Liliana, la hermana, y le expliqué que quería pintar un mural en su memoria. Lo hicimos en el taller, de 8.60 x 8.60 metros. Cuando lo inauguramos lo televisaron todos los canales, fue increíble. Ahora estoy en tratativas para pintar uno en la cancha de Argentinos junto a otro de Diego Maradona, ojalá se termine concretando”.

Tanto Pappo como El Zorro vienen acompañando la vida profesional de Alejandro Amaro y él lo reconoce agradeciendo: “Yo digo que es algo mágico que sucede con ellos, siempre reaparecen en mi vida. Mirá, mi actualidad además de lo que hacemos con Fer Lúpiz con el show de Guy Williams, está con la banda MacadaM, junto a Danny, su creador y número 1 como guitarrista. Los dos visitábamos a El Carpo en la misma época pero nunca nos cruzamos. De casualidad nos encontramos hace seis años y me sumé a su banda que ya lleva cuatro discos editados, y recorremos el país con el rock. El tema es que Danny, con el correr de los años empezó a parecerse a Pappo, no porque lo buscara, pero físicamente es como su doble y en el tono de voz ni hablar. Si hasta Luciano, el hijo de Norberto, le propuso alguna vez hacer una serie para Netflix. Yo te juro que soy un agradecido a la vida. No puedo creer que dos personajes tan populares y queridos como Pappo y El Zorro hayan servido de respaldo para mi carrera artística”.

 

DW4SEZNQ6ZA53BOZJIBIXMR6VI
Que sea rock: Amaro y Danny, el ¿doble? de Pappo



Lo más visto