El Mensaje

Tus Huellas en mi tinta 23/10/2023 Mirtha Alvarez

El mensaje-posdata-digital-press

POSDATA Digital Press| Argentina

mirtha alvarez

Por Mirtha Gladiz Alvarez| Escritora |Poeta |  Embajadora Argentina de las 100 voces del Legado de los  Sentires.

Me encuentro caminando  por  el centro de una calle... 
¡Comenzaron a unirse personas con la misma intención!
Cuanto más caminaba más gente acompañaba, no sabíamos hacia donde íbamos,  solo caminábamos. 
De repente empecé a sentir un latido en mi corazón que se replicaba  por cientos de ellos, era como sentir el corazón de todos.
 
Seguíamos caminando en la búsqueda del ¿no sé por qué ? ¡¿o quién?! 
Pero  todos pedimos por lo mismo y eso se persibía en el aire.
Mirando siempre hacia  delante.

Sentía latir los corazones  de cada uno en mi cuerpo, con el mismo sentimiento, con la misma búsqueda,  con la misma desesperación, con la misma ansiedad de encontrar ese no sé qué ... 
Pero era la única esperanza. 

¡Seguí caminando  con todo ese latido en Mi ser!
Miro hacia un costado  y una voz ruda ,me dice:
—¡¡¡NO ME MIRES QUE YO NO SOY!!!

Ni siquiera alcanzaba a ver sus rostros, agachados y cubiertos...
¡Instantáneamente sin titubear ni temer! Seguí mi camino  en medio de la multitud...
Después de un  largo trecho, vuelvo a mirar hacia mi costado por segunda vez.

Nuevamente 
—¡NO ME MIRES QUE YO NO SOY!

¡Cierro los ojos y con fortaleza miro hacia delante!

¡Cómo que se unían las mentes!  caminábamos en un solo pedido, un solo sentir hacia un solo sentido.

De repente  miro hacia arriba ,una cúspide. Del ápice, baja  con fuerza un resplandor abriendo  entre  la multitud  un enorme circulo...

 Y frente nuestro, un hombre ...
 Común y corriente...

Por un momento lo miré con intensidad, lo miré  largamente  y me pareció percibir  en su semblante una sonrisa secreta ...

Me acerqué y  era a quien buscamos, aunque en  apariencia  nos confundía, percibíamos la paz...
Veo en su rostro una Lágrima caer,  retrocedo  un paso hacia atrás... pero vuelvo... me acerco  y tomo sus lágrimas  suavemente, como quien recoge algo puro. 
Él, me da un mensaje ...

Me alejo despacio llevando  en el cuenco  mi mano un capullo resplandeciente,  lo acerco hacia mi  pecho resguardándolo.

Despacio,  fresca y aliviada fui alejándome lentamente...

—"Voy a venir ...voy a venir  a ayudarlos" — (me dijo )

Ese es el mensaje.

Te puede interesar
Lo más visto