POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

La bruja y el mago

Cuentos breves de amores y algo más...

Mi mundo mágico 21/07/2022 Graciela Cecilia Enriquez

Crédito:decouvrir

POSDATA Digital Press|Argentina

Graciela Enrique
Por Graciela Cecilia Enriquez |Escritora |Tallerista  y directora del Diario literario digital Cuentos de hadas y fantasías

Hay una historia como en las leyendas de hadas, intensa, llena de tapujos, alegrías, misterios, pesares y algo más.

Había una vez...

Una bruja que solo vivía para los hechizos, las carcajadas, de lo que podía ver, más allá de los demás conoció a un mago muy gallardo, simple en apariencia. Un día la bruja, en todo su esplendor, quién reinaba más que de costumbre realizando  un ritual, apareció y le dijo:

— No tengo nada que ofrecerle, tan solo mi único cigarrillo y es para usted. —mientras hablaba se lo prendió y ella cayó rendida a sus pies. A partir de ese instante toda clase de magia que realizó fueron pequeñas, porque el hechizo más grande y hermoso se irradió frente a los dos. El amor que en ella dormía hacía siglos, que ya no recordaba en su juventud, como él, hoy lo es. El mago que iba por la vida hechizando mujeres por ahí, humillándolas a sus pies. A quienes lo despreciaban, nunca pensó que esto ocurriría porque no lo pudo ver. El tiempo transcurrió y se entrelazaron como dos gemas preciosas, perfectas y juntos brillaron. En sus cortos ratos, a mitades, se unieron y fueron uno. La felicidad desbordaba en ellos a flor de piel, se emborracharon y saciaron su sed, dé todo lo prohibido con sus pócimas de amor. Y la realidad los transportó a la tierra.

¿Ahora, cómo enfrentarán al mundo?

Mientras en sus corazones, el deseo, la pasión y el frenesí, los una, es suficiente.

¡Qué sean felices los dos!

***

El fin de un cuento

Crédito:garciamichel

Hoy creo que el cuento de hadas ha culminado. La amargura, el hastío y el desdén me está destrozando. No sé lo que paso. El mago que hechizó de amor a la bruja, la que se entregó, como nunca, en sus mil años. Quien confío en sus palabras de dulce miel. Aquellas con gusto a inocencia y picardía, al punto de dejarse caer en sus brazos, calentando su cuerpo en fuego y éxtasis. Nada le importó, él la engaño, la lleno de falsedad y mentiras. La bruja cegada por el flechazo, no lo pudo ver, porque la magia del mago fue más fuerte al utilizar su cruel debilidad: ¡el amor! Ella se llenó de ira, desconsuelo y desilusión; él, la hipnotizo haciéndole pensar que sus caricias eran reales, sinceras y de buenas intenciones. Al principio la despertó de un letargo de años que ya llevaba encima; hasta el punto de haber entretejido sus cabellos con hilos de plata, casi cenicientos. Pintados muchas veces como un atardecer, así renació una bella mujer amante en su medio siglo. Al transcurso de las horas, días y meses entre las salidas del sol y la puesta de la luna, se emborracharon los dos de mágica, pasión, amor y eternas promesas. El placer y la lujuria vivió por un tiempo en ellos, luego la enredó más y más con su misticismo y poder. Hasta que la desecho tan y con el mismo encanto la envenenó matándola de a poco, al correr de los días. Mientras que el veneno fluía por sus venas, por su sangre y las lágrimas surgieron. Entre la confusión de cada noche lloraba su pérdida, su amor. La historia, que parecía tener un final feliz, se convirtió en una trágica muerte sumergida en tristezas. En los ojos de la bruja brillaba una mirada lejana, de dicha sin fin; recuerdos de suaves sábanas y felicidades que no aflorarían nunca más. Hoy el frío, cuál invierno infinito, le traspasa su piel, siente la glaciación sepulcral que se llevaba la juventud que el mago le devolvió y le quitó en un abrir y cerrar de ojos. Caminaba porque aún latía su frágil corazón, reía de su desdicha, gracias al aire que era gratis aún. Pero como siempre, el destino y la vida tiene sus propias reglas, y aquel amor se esfumó, llegando a su fin. El tiempo siguió su camino y una noche cualquiera, cuando la luna redonda salía, la bruja volvió a dar su carcajada...

Te puede interesar

la esquina-posdata-digital-press

La esquina

Jorge Alberto Rampinini
Columnas - La Palabra 27/07/2022

Las horas pasaban lentamente. Por algún motivo llegue retrasado. Ella no estaba, pero si su perfume. Esperé hasta que empezó a caer la noche.

Lo más visto

modo avion

Modo avión: programa de radio

11/08/2022

PROGRAMA DE RADIO.-Nuevas vías de contacto para ver y escuchar a Eduardo Servente, columnista de opinión en Posdata Digital Press.`

Boletín de noticias