El pocero romano que perdió una sandalia hace 2.000 años en Asturias

El calzado, el único descubierto con decoración en Hispania, ha sido refrigerado hasta que pueda ser restaurado

Ciencia - ARQUEOLOGÍA 17/10/2023 CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales
BDAIF4OBXVCK3BSCRNW2HLSY2U-850x638
Crédito:edup.ecowas.int

POSDATA Digital Press| Argentina

Lucus Asturum (Lugo de Llanera, concejo de Llanera, Asturias) era un asentamiento romano que ejercía como centro administrativo y nudo de comunicaciones del norte peninsular entre los siglos I y IV, y del que, dada su importancia, el astrónomo, matemático y geógrafo griego Ptolomeo dio cuenta en su conocida obra Geografía. Por tanto, esta localidad contaba con grandes edificaciones públicas y privadas. En 2021, el equipo de la arqueóloga Esperanza Martín localizó una casa de grandes dimensiones, con patio central y pozo. Este verano se retomaron las investigaciones y los arqueólogos decidieron descender, mediante un sistema de poleas para no dañar los restos, hasta el fondo de la oquedad.

En su interior hallaron, entre otras muchas piezas romanas, una sandalia perdida por un hombre que intentó limpiar el pozo hace 2.000 años. A pesar de la humildad del objeto, se trata de un unicum (objeto arqueológico sin igual), porque está decorado con círculos, óvalos y figuras laciformes. No pasan de una veintena las sandalias romanas que se conservan en Hispania y esta es la única adornada. Se encuentra en buen estado de conservación, ya que el limo del fondo del pozo generó un sistema anaeróbico que impidió la reproducción de microorganismos.

La existencia de Lucus Asturum es conocida desde antiguo, pero su rastro se perdió hace siglos, hasta que en los años 30 la Comisión Provincial de Monumentos llevó a cabo unas primeras excavaciones. Sin embargo, todo el material arqueológico encontrado, así como la documentación referente, se ha extraviado o destruido. En 1989, el equipo de Carmen Fernández Ochoa localizó en el lugar un ara votiva dedicada a los lares viales (divinidades del hogar), una necrópolis medieval y restos altoimperiales del siglo I. En 2018, volvieron las excavaciones promovidas y financiadas por el Ayuntamiento de Llanera.

Fuente:edup.ecowas.int

Lo más visto