Sylvanus Morley, el otro Indiana Jones

Ciencia - ARQUEOLOGÍA 14/12/2023 CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales
WhatsApp Image 2023-12-14 at 3.27.57 PM
Primer equipo de la Institución Carnegie de Washington, Proyecto Chichén Itzá. De izquierda a derecha: J.O. Kilmartin, ingeniero; Monroe Amsden, arqueólogo asistente y pagador; E.H. Morris, arqueólogo a cargo de las excavaciones, Mrs. Morris, artista, y S.G. Morley, asociado de la Institución a cargo del Proyecto Chichen Itza. 21 de mayo de 1924. US Geological Survey/Wikimedia Commons
Sylvanus Morley, el otro Indiana Jones

POSDATA Digital Press| Argentina

La primera vez que vi a Indiana Jones en la gran pantalla comenzó mi idilio con la arqueología. A un mismo tiempo me preguntaba: ¿hay alguien que pueda ser arqueólogo y compaginarlo a tiempo completo con la lucha contra el nazismo?

Algunos años después pude encontrar un estudio que me reveló que, algunas veces, la verdad es más extraña que la ficción y que sí, se puede ser como Indiana Jones.

¿Quién es Sylvanus Morley?
El estadounidense Sylvanus Griswold Morley, nacido en 1883, se graduó en Arqueología por la Universidad de Harvard en 1908. Los siguientes años fue empleado de la Escuela Americana de Arqueología y alternó la actividad de gabinete con trabajo de campo en países como México o Guatemala.

En 1914, gracias a su experiencia previa, fue contratado por el Instituto Carnegie de Washington para dirigir un programa sobre arqueología maya. En este tiempo ingresó en el Cosmos Club, institución destinada a personas con inquietudes científicas que promueve el intercambio de conocimiento.

 El 28 de junio de 1914 estalló la I Guerra Mundial. En este contexto, Charles Alexander Sheldon, miembro del mismo club y jefe de Operaciones de la Oficina de Inteligencia Naval de Estados Unidos, contactó con él para que se encargara de misiones de espionaje. Estas consistieron en buscar bases de submarinos alemanes, combatir las actividades proalemanas y organizar una red de inteligencia para cubrir la costa de América Central.

Hacia el final de la Gran Guerra, en 1918, Morley permaneció en México con un proyecto para excavar y restaurar la ciudad de Chichén Itzá, en la península de Yucatán.

Su labor en El Castillo (templo de Kukulcán, el edificio más reconocible de la antigua ciudad maya) le ayudó a convertirse en uno de los mayores especialistas del calendario solar agrícola Tzolkin. Asimismo, descubrió el Templo de las Mil Columnas (en realidad se han conservado unas 200), ideó la restitución del Templo de los Guerreros e identificó que la función del edificio de El Caracol era la de servir como observatorio astronómico.

file-20230626-17-azxf5
Sylvanus Morley, con sombrero de ala ancha, da instrucciones a los obreros sobre la limpieza de la maleza en el Patio de las Columnas. 20 de mayo de 1924. US Geological Survey / Wikimedia Commons

Aunque su principal prioridad era el sitio de Chichén Itzá, Morley también trabajó en extensión en el territorio maya. Fueron importantes sus contribuciones sobre las inscripciones de Copán que ayudaron a descifrar la codificación de caracteres del alfabeto maya.

Morley y Jones
Los paralelismos entre Sylvanus Griswold Morley y Henry Walton Jones Jr., Indiana Jones, son claros con sutiles matices. La mayoría de ellos se encuentran en la primera película que sirve de presentación al personaje, En busca del arca perdida.

La primera aparición del personaje tiene lugar en el territorio de la tribu de los Hovitos, clan ficticio inspirado en los guerreros Chachapoyas. Por tanto, la película se desvía del territorio de Centroamérica a Sudamérica y de la cultura maya a la inca.

Al igual que Morley, Indiana Jones es reclutado para una misión por los servicios secretos americanos para combatir la actividad alemana, en el caso del filme la búsqueda del Arca de la Alianza. Otro punto en común es que, a su vez, los personajes que nos ocupan son capaces de reclutar a otros colegas en misiones comunes.

En el caso de Morley, convence al Museo Americano de Historia Natural de Nueva York para que Herbert Joseph Spinden colabore con él, no solo como arqueólogo sino también para la Oficina de Inteligencia Naval de Estados Unidos. Por su parte Indiana Jones reclutará al arqueólogo egipcio Sallah Mohammed Faisel el-Kahir para descubrir la localización del arca antes que los nazis.

La complejidad de los submarinos
En última instancia, no podía faltar la búsqueda de submarinos alemanes, principal tarea encargada a Morley.

Por cierto, en la ficción, la escena en la que Indy viaja sobre un submarino hasta el islote en el que se ocultan los nazis hizo que muchos espectadores se preguntasen cómo el héroe pudo sobrevivir a la inmersión hasta que su medio de transporte llega a la base secreta.

Indiana Jones después de utilizar un submarino como medio de transporte para llegar hasta los nazis. FilmAffinity

Una escena rodada mostraba al protagonista agarrándose con el látigo al periscopio mientras el barco se desplazaba por el agua, para abandonarlo justo al llegar a la isla, pero fue descartada en el montaje final. Así, el espectador tenía que realizar la tarea de imaginar cómo había viajado Indiana Jones en el submarino por medio del océano.

La clave podía estar en que en 1936 los submarinos no necesitaban sumergirse constantemente para ocultarse, pues el mundo estaba en paz. La cinta lo señala discretamente cuando muestra al submarino llegando a la base, todavía por encima del agua y sin intentar ocultarse. Por lo tanto, resulta razonable pensar que Indy realizó todo el viaje de esa manera.

El trabajo como espía de Morley, más pegado a la realidad que las aventuras de Indiana, no dio los mismos frutos que los del personaje de ficción. A pesar de que buscó a lo largo de más de 3 000 kilómetros, bordeando México, Guatemala, Honduras y Nicaragua, nunca encontró instalaciones submarinas alemanas ni puntos de suministro. Pero el trabajo de los espías, como el de tantos otros gremios, consigue avanzar tanto gracias a los errores como a los aciertos

Podemos ver que la doble vida de Morley como arqueólogo y espía guarda similitudes con el personaje de Indiana Jones. Sus referencias bien pudieron inspirar al tándem George Lucas (creador)-Steven Spielberg (director) para que alumbraran un héroe de talla épica. Un icono que se despide con esta quinta entrega que está por llegar a nuestras salas de cine.

Fuente:https://theconversation.com/

Te puede interesar
Lo más visto
General3

Casa Candela

Rossny Ludelman
Sociedad - Turismo 28/02/2024

Medellín. El destino de lujo en el corazón de Antioquia que transporta a los huéspedes a un paraíso místico