El último fin de semana de Maxi Sosa junto a su abuela

Informe Por
El viernes 18 de Diciembre por la noche Patricia Sayago lleva a Maxi a casa de su mejor amigo y vecino, la familia Torres. Al día siguiente por la mañan viajarían a Colonia Montefiore a pasar el fin de semana

Pileta -MaxiMaxi Sosa días antes de su desaparición en casa de su amigo Bruno- Fotografía de Tami Torres 

Posdata Digital/Argentina

Desde la detención  de Patricia Sayago —abuela de Maxi Sosa—  y su pareja Ariel Malagueño, imputados por la desaparición del pequeño de cuatro años en la ciudad de Ceres, Santa Fe, el pasado jueves 29 de Julio, los vecinos comenzaron a colaborar  con la justicia y los medios relatando detalles hasta ahora pocos difundidos.

Tal es el caso de Tami Torres,  tía del mejor amigo del niño desaparecido. En diálogo con Posdata Digital nos cuenta detalles del último fin de semana de menor en casa de su abuela.

Al cumplir 4 años Maximiliano, publicaste en tu cuenta de Facebook una foto con él en tu casa,  parte de tu comentario decía:—”no me olvido ese viernes que viniste a la noche sin saber que el lunes ya no te vería a ver más”—.

— Sí, esa foto fue 2 semanas antes, teníamos más, pero como se nos rompió el celular  pudimos recuperar esa no más.

Mencionas que lo viste el viernes por la noche, ¿en qué circunstancias?

—Si, ella lo llevó a mi casa él viernes tipo 9 de la noche para que le corte él pelo,  nunca nos imaginamos que no lo íbamos a ver más...

Ella, ¿quién lo llevó?

—La abuela,  (Sayago) la madre casi nunca lo tenía.

¿Por qué nunca estaba Daniela con Maxi?

—Porque nunca se le movió un pelo por él chico casi siempre lo tenía la abuela o él abuelo. Ella se juntó con él padre —del bebé más chico— por eso lo tenían de un lado para otro al nene.

¿Cuál fue el tema de conversación ese viernes por la noche mientras le cortaban el cabello?

—Contaba que se iban a Montefiore el sábado con él a pasar el fin de semana.

Regresemos a ese fin de semana…

—¿El día que desaparece? 

No, el sábado a la mañana, ¿los volviste a ver? 

—No, él viernes a la noche los vimos, después no lo volvimos a ver  más, porque ella dijo que se iban a Montefiore a pasar él fin de semana allá...no lo vimos más, sino él siempre que estaba acá venía a mi casa a buscar a mi sobrino.

¿Alguien lo vio  el lunes 21 por la mañana?

—Acá son 3 o 4 los que tienen aire,  es imposible dormir adentro por el calor, una vecina —Soledad— se había quedado hasta tarde afuera y los ve llegar el domingo a las 5 de la mañana a ella, la tía —Jésica Sosa— y su novio en la ambulancia, pero en ningún momento lo vieron a Maxi bajar.

Daniela Sosa  ¿dónde se encontraba por esos días?

—En él hospital porque semanas antes había dado la luz a su otro hijo. Pero nunca ayudó ella a buscarlo.

¿Por qué estaba internada?

—No, él bebé estaba internado porque es ochomesino. Ella compró unas semanas antes, y les dio el alta al otro día. Cuando nosotros la fuimos a buscar  ella estaba en el hospital, porque al bebé no le había dado el alta en el momento que no encontrábamos a mi primito.

¿Cómo fue la reacción de Daniela cuando le comunicaron que desapareció su hijo?

—Nada, tranquila, jamás la vimos llorar, ella decía no más que José se podía mover por el otro bebé. Yo la llevé a la tía obligada— Jésica — porque no lo quería buscar ni  llamar a nadie para ver si lo encontrábamos.

Regresemos al lunes 21 de Diciembre de 2015. ¿a qué hora y quién avisa  que  había desaparecido el pequeño?

—A las 6 de la tarde. La tía viene a mi casa y le pregunta a mi hermana si lo había visto . Mi hermana le dijo que no, que estuvimos durmiendo y al medio día nunca llegó a mi casa. La tía se va y al rato vuelve y le dice a mi hermana que él había dicho que venía a jugar  con Bruno al  mediodía por  eso ella no lo busco y nada. Pero nosotros a las 11 estábamos todos adentro porque hacía mucho calor y ella nunca llegó a preguntar por él. La abuela a las 6 de la tarde se decidió hacer la denuncia porque la cargaron en la moto y la llevaron. ¡Desde el  mediodía que el nene  no estaba, después de 6 horas, salieron a buscarlo!.

El lunes 21 por la mañana, lo viste  con su tía en su casa?

—No, la tía dijo eso no más, pero— fue raro—  porque ellos sabían que  nunca se quedaba a dormir y es raro porque nadie lo vio al mediodía.

¿A qué hora solía llegar Sayago de trabajar?

—Tenía distintos horarios porque  trabajaba en una rotisería. Ella primero dijo que había llegado a la (13:00)  y se acostó y  que  a las (17:00) se levanta y no lo había visto ya  a su nieto.

¿Es decir que  antes no salió a buscarlo?

—¡No,  no! La tía nos  preguntó 2 veces del chico a eso de las (5 o 6) de la tarde.

¿Alguien vio  al menor el fin de semana?

—Una vecina y amiga de Patricia dijo que  en Montefiore sí lo vio el domingo a la tarde al nene con su abuela en un campeonato o algo así.

¿Qué crees qué pasó?

—¡A él lo tienen por ahí, quisieron venderlo o algo y les salió mal!  No están ellos 2 solamente, hay más gente metida.  ¡Desde un  principio la hubiesen apretado y  ya lo habrían encontrado!.

Al leer atentamente el relato de Tami Torres surgen por sí solas las preguntas y las dudas cobran protagonismo una vez más. 

En esta historia de tantos —secretos familiares— aún faltan  declarar testigos fundamentales del último  viaje que  iniciaron 4 personas  un sábado 19 de Diciembre de 2015 y finalizó el  lunes 21 a la madrugada con tres pasajeros —según una vecina— que los vio llegar.

Fuente: CVA Producciones Integrales 

Boletín de noticias