POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

Desde el cuadro…    

En esta tarde cálida, salgo a caminar y a observar la majestuosidad del mar.

Columnas - De mí hacia ustedes 01/09/2022 Maria Cecilia Marsili
playa
Foto:Pixabay

POSDATA  Digital Press | Argentina

Cecilia MarsiliPor Maria Cecilia Marsili | Narradora Oral | Escritora | Pta: Presidenta de la Asociación Civil
Compartiendo Miastenia Gravis


Publicación original:07/08/2019 


“…Pensar que pudieran las frágiles barcas,

Hundirse en las aguas y no suspirar…”

Dolor.

Alfonsina Storni.

 

 

Desde el cuadro…    

                                                                  

En esta tarde cálida, salgo a caminar.

Me detengo  en las nuevas reposeras, cerca del Torreón, a observar al artista timidamente sentado frente a tanta majestuosidad solo con su tela, sus acuarelas y su imaginación.

Su mano flameaba reflejando esa inmensidad, el calor del sol, la frescura de las olas.

 Unas gotas de verde diferenciaban el agua del cielo, una acuarela marcaba el horizonte.

Me dejo llevar observando los pinceles dando vida a la arena con huellas de un día ajetreado que él trata de suavizar, al cielo limpio con alguna nube, al mar inquieto, bravo a lo lejos, cada vez más cerca, cada vez más manso.

También las golondrinas pasean por el lienzo persiguiendo a un velero.

Un barco más grande lo acompaña a lo lejos.

Su imaginación dicta a su mano trazos que vuelca al lienzo con total naturalidad, como si el viviera allí, en ese faro que  custodia las costas o los sueños de quien los sueña o de quien los pinta.

Mezcla colores para reflejar los movimientos del mar, el pasaje de las nubes, el sol que iría rindiéndose al atardecer.

Yo no puedo entender como hay gente que dice que el mar, su energía, su bravura, sus movimientos, la altera, la pone nerviosa, yo me entrego al intenso trabajo del pintor y a las ondulaciones marinas.

Recuerdo el sillón hamaca de mi abuela, y así me dejo acunar por el vaivén de las olas, mientras observo el progreso del cuadro.

Vi un barquito, pequeño de papel, me pareció que llevaba tu nombre.

Así te despedí. Así te dejé partir.

Cuando despierto, no vi   tu barco  en el cuadro.

 


Publicado en:

*Recienvenidos en acción Volumen II - Grupo Macedonio Férnandez  - *Más allá del [email protected]" -  Antología Editorial Dunken





 

 

Lo más visto

Boletín de noticias