En qué se diferencia un psicópata de un sociópata

Los rasgos característicos de la psicopatía como la sociopatía como tipos de trastornos de personalidad antisocial.

 Foto: Revista Ronda


Posdata Digital Press | Argentina

Aunque los términos psicópata y sociópata suelen ser usados indistintamente y tienen mucho en común, cada condición se distingue por ciertos rasgos característicos.

Además del lenguaje común, estos términos también se usan en la literatura científica, incluido el Manual Diagnóstico de Trastornos Mentales, pero no están bien definidos, por lo que los profesionales de la salud mental prefieren entender tanto la psicopatía como la sociopatía como tipos de trastornos de personalidad antisocial.

¿Cómo distinguirlos?
Los psicópatas y los sociópatas comparten una serie de características, entre ellas, la falta de remordimiento o empatía por los demás, la falta de culpa o la capacidad de asumir la responsabilidad de sus acciones, el menosprecio de las leyes o convenciones sociales y la inclinación a la violencia. Una característica fundamental de ambos es su naturaleza engañosa y manipuladora.

Los sociópatas suelen ser menos estables emocionalmente y altamente impulsivos. Su comportamiento tiende a ser más errático que el de los psicópatas. Al cometer delitos, ya sean violentos o no, los sociópatas actuarán más por compulsión, les faltará paciencia, se rendirán mucho más fácilmente a la impulsividad y carecerán de una planificación detallada.

psicopatia-sociopatia-2Los psicópatas pueden ser vistos por otros como encantadores y dignos de confianza.

Por su parte, los psicópatas planearán sus crímenes hasta el más mínimo detalle, tomando riesgos calculados para evitar la detección. Los más cuidadosos y meticulosos dejarán pocas o ninguna pista que pueda conducir a ser atrapados. Los psicópatas no se dejan llevar por el momento y, como resultado, cometen menos errores.

Los investigadores de psicología generalmente creen que los psicópatas tienden a nacer (es probable que sea una predisposición genética), mientras que los sociópatas tienden a ser creados por su entorno. En esencia, un psicópata nace, mientras que un sociópata se forma, generalmente como resultado de una lesión cerebral, o abuso y / o negligencia en la infancia. (Lo que no quiere decir que los psicópatas no sufran también algún tipo de trauma infantil).

La psicopatía podría estar relacionada con algunas diferencias fisiológicas del cerebro. Investigaciones han demostrado que los psicópatas tienen componentes subdesarrollados del cerebro que se piensa son responsables de la regulación de las emociones y el control de los impulsos.

Aunque parecidos, son diferentes
En general, los psicópatas tienen dificultades para formar vínculos emocionales reales con los demás. En su lugar, forman relaciones superficiales y artificiales diseñadas para ser manipuladas de la manera que más les beneficia. Los psicópatas rara vez se sienten culpables con respecto a cualquiera de sus conductas, sin importar cuánto lastimen a los demás.

Con frecuencia, los psicópatas pueden ser vistos por otros como encantadores y dignos de confianza, manteniendo un trabajo estable y normal. Algunos incluso tienen familias y relaciones aparentemente amorosas.

cerebro-psicopataInvestigaciones han demostrado que los psicópatas tienen componentes subdesarrollados del cerebro que se piensa son responsables de la regulación de las emociones.

Si bien los sociópatas también tienen dificultades para formar vínculos con otros, algunos pueden ser capaces de formar un vínculo con un grupo o persona de ideas afines. A diferencia de los psicópatas, la mayoría de los sociópatas no tienen empleos a largo plazo ni forman parte de la vida familiar normal.

Cuando un sociópata se involucra en conductas delictivas, puede hacerlo de manera impulsiva y en gran medida no planificada, con poca consideración por los riesgos o consecuencias de sus acciones. Pueden agitarse y enojarse fácilmente, lo que a veces provoca arrebatos violentos. Este tipo de comportamientos aumentan las posibilidades de que un sociópata sea aprehendido.

En todo caso, tanto los psicópatas como los sociópatas representan riesgos para la sociedad, ya que intentarán vivir una vida normal mientras se sobrellevan su condición. Sin embargo, la psicopatía es probablemente el trastorno más peligroso, porque estos individuos experimentan mucha menos culpa relacionada con sus acciones.

Un psicópata también tiene una mayor capacidad para disociarse de sus acciones. Sin participación emocional, cualquier dolor que otros sufran carece de significado.

Si bien muchos asesinos en serie famosos han sido psicópatas, no todas las personas que llamaríamos psicópatas o sociópatas son violentas. La violencia no es un ingrediente necesario (tampoco lo es para un diagnóstico de trastorno de personalidad antisocial), pero con frecuencia está presente.

Fuente:tekcrispy

CVA Producciones Integrales

Aplicamos la sinergia, desde ese lugar trabajamos en la producción periodística de contenido.
“Dónde exista una historia por contar, allí estaremos”

Boletín de noticias