POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

Es posible alimentar a millones de personas sin destruir el planeta en el proceso

Sociedad 13/01/2022 CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales

POSDATA Digital Press | Argentina

Con una población humana cada vez más cerca de rebasar los 10 mil millones, son muchos los miedos que surgen con relación a la prevalencia de nuestra especie a futuro. Por ejemplo, cómo mantener las condiciones salubres, cómo mejorar el ecosistema social y, quizás lo más importante, cómo alimentar a esas millones de personas sin destruir al planeta Tierra.

La nueva cartilla del Instituto de la Tierra de Columbia University Press comenta que la producción sostenible es más eficiente que nunca, al punto de ser incluso capaces de alimentar a mil millones más de personas. Pero ello, a cambio de un costo drástico: la degradación ambiental.

¿El mejor o el peor tiempo para el planeta?

cheese-21824_960_720

Shahid Naeem, ecologista en el Earth Institute for Environmental Sustainability, está de acuerdo en que está década es la más estable en toda la historia humana. Principalmente porque no existen desastres nucleares o hambrunas recurrentes como hace cuarenta años.

En su lugar, hoy tenemos una tecnología agrícola extraordinaria que hace posible desarrollar una producción alimentaria sustentable. Tanto para quienes producen los alimentos, como para aquellos que los consumen en sus hogares.

Sin embargo, es también el peor de los tiempos para el planeta. Esto debido a que todos los desastres ambientales iniciados desde los años 60 aún reportan consecuencias. Como es el caso de la Revolución Verde, movimiento agrícola que buscó aumentar dramáticamente la producción para alimentar a más personas, aunque ello involucrara destruir al planeta y a sus ecosistemas. 

Los ecosistemas naturales pueden funcionar durante decenas de miles de años en límites operativos seguros. Deberían haber sido modelos de cómo reajustar el mundo para alimentar a los niños del mañana. Pero en su lugar preferimos apostar por la tecnología, arriesgando la sustentabilidad del planeta”.

 Shahid Naeem

El sistema productivo para alimentar personas es eficiente pero destructivo

Actualmente, nuestro mundo se rige por el sistema de servicios en el que existe un proveedor de alimentos y un consumidor para los mismos. En este sentido, no existe ninguna agricultura ecológica y respetuosa con el medio ambiente, pues la disponibilidad y accesibilidad priman sobre el cuidado del ambiente. 

De igual forma, tampoco hay un método de repartición justo para los alimentos. La mayoría de los habitantes de las ciudades del mundo son pobres, por lo que solo se pueden alimentar de productos industriales baratos y potencialmente destructivos para el planeta.

Debido a este desequilibrio socioeconómico, las industrias agrícolas prefieren apostar por producciones tecnológicas para abaratar costos, en lugar de orgánicas. Es por ello que podemos ver que incluso los alimentos catalogados como “ecológicos actualmente”, contienen una gran cantidad de conservantes e inhibidores para acelerar su crecimiento.

Entonces… ¿la producción agrícola actual destruirá el planeta?

Si bien el esquema de producción alimentario de proveedor-consumidor no es tan crítico como para caer en un par de años, los expertos advierten que para 2050 podría perderse gran parte de los recursos naturales de la Tierra. Entre ellos especies comestibles, suelos fértiles y plantas productoras de oxígeno; lo cual desencadenará un desequilibrio biológico sustancial.

Por tal motivo, la Organización de Naciones Unidas recomienda que se piense en la Tierra como el principal proveedor de alimentos dentro del sistema productivo. De esta manera, cada vez que se realice una producción agrícola, se tomarán en cuenta los servicios que la Tierra provee en un inicio, y se descartarán las prácticas destructivas como son: 

  • El uso de abono o alimentos químicos para animales. Hay millones de especies de animales, e insectos que resultan más nutritivos para el ganado. 
  • El consumo excesivo de ciertas especies. Los métodos tecnológicos sólo consideran a un puñado de especies animales y vegetales, impidiéndonos salir de ese esquema de consumo arcaico. 
  • El manejo del suelo con herbicidas. El riego y los fertilizantes químicos alejan a los insectoes y aumentan el desperdicio de alimentos anualmente.


Tal como sugieren los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), todos queremos un mundo sin pobreza, saludable y feliz. En este sentido, la comida juega un papel fundamental para el logro de esa meta; y por tanto, debe ser tratada como una problemática recurrente a la que hacerle frente cada año.

Fuente|Fotos:tekcrispy

Lo más visto

Boletín de noticias