POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

¿Cómo se construyó la primera pirámide egipcia?

Conocé la historia del rey Djoser

Ciencia - ARQUEOLOGÍA 30/06/2022 CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales

POSDATA Digital Press  Argentina 

Hoy en día las pirámides son iconos históricos del Antiguo Egipto, pero hace 5000 años ningún faraón se había planteado una construcción tan compleja y geométrica como una pirámide. 

En épocas anteriores, los faraones eran enterrados en tumbas mucho más pequeñas, a las que los ladrones podían llegar fácilmente excavando desde la fachada superior. Por tal motivo, se pensó finalmente en combatir los saqueos con una construcción de máxima seguridad para las momias y sus tesoros más preciados: la pirámide egipcia de Zoser o Djoser. 

La primera edificación piramidal que marcó el modelo de las tumbas funerarias posteriores. E incluso ha sido fuente de inspiración para muchos arquitectos modernos.

Una monumental “escalera hacia el cielo” para Djoser 

Complejo Djoser en el Saqqara, Créditos: Siatours

Esta pirámide egipcia recibió el nombre moderno de “Djoser”, en honor al faraón que gobernó durante la tercera dinastía del Antiguo Egipto y fue enterrado en su cámara funeraria: Netjerykhet. Aunque antiguamente se le conocía como Dyeser Deyeseru, que significa “la más sagrada”. 

Durante esa época, hace 4,700 años, el faraón ordenó la construcción de una mastaba. Es decir, de una tumba de techo plano y paredes robustas, que era el modelo tradicional de edificación para los faraones. Sin embargo, el arquitecto Imhotep, al que muchos egiptólogos le atribuyen el diseño de la primera pirámide, se vio obligado a cambiar un poco el diseño. Todo con tal de satisfacer las exigencias de su faraón.

Como resultado, la mastaba pasó a ser una pirámide de 60 metros de altura, con seis capas de piedra y arcilla superpuestas la una sobre la otra. Una estructura escalonada que emulaba los seis peldaños que el faraón debía escalar para encontrarse con el dios Ra. Esto acompañado por una serie de túneles que formaban un laberinto de unos 5,5 kilómetros de largo debajo de la pirámide. 

Tal construcción monumental solo es superada por las pirámides de Giza, y todavía se conserva dentro de las 15 hectáreas conocidas como “complejo de Djoser”. Lugar en donde podemos encontrar otras piezas arquitectónicas hechas en homenaje al faraón. Como por ejemplo, un templo al norte de la pirámide, con la estatua de Netjerykhet. O una serie de capillas al sureste y norte de la pirámide, construidas con el propósito de realizar ritos y festividades como el Heb-Sed. 

¿La pirámide egipcia con mayor protección?
El objetivo de esta pirámide escalonada era evitar que los saqueadores de tumbas pudieran entrar a robar los tesoros del faraón, como ya venían haciendo desde hace varios siglos. Esto debido a que en el Antiguo Egipto se creía que el monarca necesitaría de todas esas posesiones materiales en la otra vida.

De cierta forma, su idea era bastante lógica. Una pirámide no podía escalarse fácilmente, por lo que era casi imposible que un ladrón llegara a la cámara funeraria del faraón. 

En especial, si se agregaba un “foso” seco de 40 metros alrededor del complejo, para evitar que los saqueadores trajeran maquinaria pesada. Y una superficie externa hecha con piedra caliza pulida, uno de los minerales más resistentes de la época. Ambos, refuerzos adicionales que los arquitectos agregaron únicamente a la pirámide egipcia de Djoser.

Sin embargo, y aun con todas estas protecciones, los saqueadores de tumbas hallaron la manera de irrumpir en esta primera pirámide de 60 metros. De allí que hoy en día se desconozcan cuáles fueron los bienes funerarios que se enterraron junto a la momia de Djoser. 

De hecho, un trabajo arqueológico reciente reveló tres momias dentro de la cámara funeraria que datan del período tardío posterior al entierro del monarca (entre el 712 y el 332 a.C.). Lo que significa que los saqueadores no solo robaron la momia del faraón Djoser, y sus tesoros, sino que también enterraron más cadáveres dentro de la pirámide. Acciones que todavía no tienen una justificación.

¿Qué queda dentro de la pirámide egipcia del faraón Djoser? 

Debajo de la estructura piramidal se encuentra un palacio hecho por túneles y cámaras extensas, cuyo centro es un pozo de 28 metros.

La momia de Djoser ya no está, pero su cámara funeraria sí. Un bloque acorazado de granito rosado al que se accedía a través del templo situado a la cara norte de la pirámide. Luego de pasar por un orificio de un metro de diámetro, que solo permitía la entrada del sarcófago de madera. 

Una investigación arqueológica reveló que los arquitectos inicialmente planearon decorar el techo con bloques de piedra caliza grabados con estrellas de cinco puntas. Esto para dar la sensación de que el faraón descansaba bajo un cielo estrellado. Pero, por razones desconocidas, los constructores desecharon esta idea, dejando un techo de granito simple.

De igual forma, los trabajos de restauración de 2006 a 2020 han encontrado tres galerías creadas para almacenar tesoros, un túnel especial para ofrendas y una cámara incompleta que pudo haber sido una especie de “palacio” subterráneo. Así como 40.000 vasijas de piedra, muchas de las cuales pertenecen a los antepasados del faraón.

Por lo tanto, si bien esta pirámide egipcia no cumplió su objetivo de proteger al faraón Djoser de los saqueadores de tumbas, nos dejó un modelo arquitectónico único. Utilizado por los grandes arquitectos como una metáfora de “ascensión divina”.

Fuente:.tekcrispy

Lo más visto

Boletín de noticias