Filosofía de la libertad, la disputa entre el libre albedrío y el determinismo

La libertad es un concepto problemático por su multiplicidad de significados. Indagaremos dos perspectivas.

Sociedad 12/06/2023 CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales

ismo-posdatadigital-press

POSDATA Digital Press| Argentina

Ser libres parece un hecho incuestionable. Sin embargo, precisar un concepto al respecto quizás implique una vaga contestación. La filosofía reflexiona mucho sobre la libertad y, con base en ella, en este artículo plantearemos respuestas a la cuestión. Además, explicaremos lo concerniente al libre albedrío y el determinismo.

Y es que los filósofos debatieron sobre la libertad con amplitud, de manera que sus argumentaciones resultarían esclarecedoras al momento de establecer una posición frente al fenómeno de la libertad. Comencemos.

Quien vive temeroso, nunca será libre.
~ Horacio ~

¿Qué es la libertad según la filosofía?
La historia de la filosofía demuestra que aún hoy no hay consenso absoluto respondiendo qué es la libertad. Sin embargo, es posible destacar características que ayuden a clarificar esta temática.

Lo inicial es su etimología. La palabra libertad proviene del latín libertas, que significa ‘la condición del hombre que es libre’. Es decir, alude al ciudadano que es autónomo. Esta noción está muy asociada con la concepción de Aristóteles como animal político.

De acuerdo con este filósofo, la libertad es la capacidad que tenemos los seres humanos para decidir con autonomía mediante la razón. Es una libertad política en la medida en que se puede participar de la vida social siempre y cuando no estemos privados de ella, como es el caso de los esclavos y los sometidos.

Por tanto, cabe decir que la filosofía de la libertad considera a este concepto como una facultad natural, una condición o un estado propio del ser humano. De esta manera, entramos en la disputa entre las nociones de libre albedrío y el determinismo. ¿Qué significan? ¿Por qué es una disputa? ¿Tiene solución este debate? Indaguemos.

Libre albedrío: una perspectiva desde la filosofía de la libertad
Según la Enciclopedia de Filosofía de Standford, el libre albedrío es un concepto filosófico que se utiliza para designar la capacidad que tenemos los seres humanos de decidir entre varias alternativas. En otras palabras, para la filosofía se trata de la libertad de elección sin ningún tipo de condición previa que guíe la decisión.

Este término, así considerado, es problemático para varios filósofos. Uno de ellos, Spinoza, sostiene que la libertad que creemos tener no debe reducirse a la capacidad de decidir.

Es así porque podemos conocer los motivos que guían nuestros deseos, pero no las causas que determinan la acción. En este sentido, el deseo o el querer no puede ser la única causa de nuestra libertad, tiene que haber algo más profundo.

A pesar de esta salvedad que realiza Spinoza, los filósofos antiguos como Platón y Sócrates defienden la libertad a su manera.

Yo llamo libre a lo que existe y actúa simplemente por la necesidad inherente a su naturaleza; y llamo forzado, a aquello cuya existencia y acción está determinada por otra cosa de manera exacta y fija.
~ Spinoza ~

Concepción platónica de la libertad
Aristóteles no fue el único filósofo de la antigüedad que relacionó la libertad con la naturaleza del individuo y su rol social. Un artículo publicado por la Revista Archai, sostiene que la libertad para Platón tiene que ver con el autodominio y con el cumplimiento de los deseos según el lugar social que ocupan en la ciudad.

En este sentido, Platón defiende que la libertad está en el dominio racional de nuestros deseos irracionales. Más aún, la verdadera libertad reside en el cumplimiento racional de los deseos que nos corresponden, según el lugar que ocupamos en la ciudad.

 Entonces, no tendría sentido desear gobernar cuando nuestro rol es el de ser zapateros. Recordemos que, para este filósofo, la sociedad se divide en estamentos que vienen por naturaleza. Es decir, ocupamos el lugar que nos corresponde por dicha naturaleza.

Concepción socrática de la libertad
El concepto de libertad que sostiene Sócrates es similar al de Platón, aunque con una diferencia fundamental. Al respecto, la Revista de la Facultad de Educación de Albacete sostiene en un ensayo que la libertad para este filósofo tiene que ver con el autodominio y la autarquía.

En el autodominio se trata que el sujeto se domine a sí mismo y no se deje llevar por los placeres, los impulsos o las necesidades corporales; exigiendo un gran conocimiento y control personal.

Por su parte, la autarquía se refiere a la autonomía: no necesitamos nada externo y superficial para vivir. De esta manera, seremos en verdad libres, ya que no tenemos necesidades vacías, resultado de nuestro propio autodominio.

El determinismo y su implicación en la libertad desde la filosofía
La Revista de Artes y Humanidades de la UNICA alega en un artículo que en esta forma de concebir la libertad existen causas, ajenas a nosotros, que determinan nuestras acciones. Esta postura se nutre de la física y su planteamiento de que existen leyes prefijadas, independientes a los seres humanos.

En este sentido, no seríamos seres completamente libres porque existen causas que nos preceden y determinan el curso del accionar.

El determinismo, entonces, se sitúa en la postura monista: estamos determinados por leyes causales de la naturaleza. Sin embargo, ¿qué sucede con el sujeto? ¿Acaso no tiene algo que aportar a esta naturaleza determinante?

Determinismo de Nietzsche
El filósofo alemán Friedrich Nietzsche tiene una concepción particular de la libertad, no del todo adherida al determinismo, pero sin duda alguna niega el libre albedrío. La Revista de Filosofía y Teología Veritas compartió una publicación indicando que para Nietzsche, la sociedad es la que determina la norma general de la libertad; se habla de un determinismo.

Sin embargo, el filósofo se opone a esta determinación de la libertad impuesta por la sociedad, ya que impide el desarrollo de la verdadera libertad del ser humano. Dicha idea o noción significa para Nietzsche ser nuestros propios artífices. En otros términos, ser libres es pensar y hablar desde nosotros mismos y no desde las opiniones que dicen otros.

Por tanto, podemos decir que para el filósofo alemán nuestra libertad social es restringida; mientras que la verdadera reside en nosotros y no en él y los otros.

Entonces, ¿la libertad es el libre albedrío o el determinismo?
No podemos establecerlo con claridad. Los filósofos continúan el debate y la cuestión, de modo que parece no tener fin. Sin embargo, es posible rescatar de todo lo dicho que es un hecho nuestra libertad.

Sea que la consideremos en un sentido restringido por fuerzas exteriores a nosotros o apostemos por la capacidad de decidir el curso de nuestras acciones, tenemos libertad. Los matices son importantes, pero reflexionar sobre ella en una sociedad que parece exigirnos cada vez más y más, puede darnos un poco de tranquilidad.

Fuente:La mente es maravillosa

Lo más visto