La guerra de los cien años y un gesto traviesamente grosero

Columnas - De mí hacia ustedes 08/02/2024 Cecilia Marsili

dedo grosero

POSDATA Digital Press| Argentina


Cecilia-marsilli-posdata

Por María Cecilia Marsili | Escritora | Conductora de radio | NARRADORA ORAL |PTA DE LA ASOCIACIÓN CIVIL  COMPARTIENDO MIASTENIA GRAVIS

Los insultos han estado presentes a lo largo de la historia de la humanidad desde hace cientos de años, sin embargo, una de las groserías más populares a nivel mundial, es la de levantar el dedo medio.

Hay decenas de historias que hablan sobre el origen de esta “grosería” sin embargo, acá te traemos una de las que tiene mayor fundamento.

¿Cuál es el origen de la grosería de levantar el dedo medio?

El gesto del dedo grosero tiene un origen que es poco conocido y remonta a la Guerra de los Cien Años (1337-1453) entre franceses y británicos

En 1415 se generó la batalla de Agincourt, donde los ingleses buscaban restaurar los derechos de su rey sobre los territorios que su corona poseía en Francia

Durante esa batalla, los franceses se mostraban muy confiados en ganar la batalla contra los soldados ingleses. En el proceso de la guerra, los soldados de Francia decidieron cortarle los dedos de en medio a sus rivales, para que de esta forma no pudieran disparar los arcos de flecha británicos que utilizaban en esta época. Al no tener forma de disparar, los franceses se verían triunfadores.

Los arcos de flecha británicos estaban fabricados con madera de árbol de tejo, por lo que a la acción de lanzar flechas se les llamaba “halar el tejo”. 

¿Por qué levantar el dedo medio es una grosería?

Pese a que los franceses sentían que ganarían la batalla, no fue así y los ingleses les dieron la vuelta, mostrándoles que ellos sabían todos sus planes, estrategias y movimientos por lo que los soldados de Inglaterra resultaron vencedores y mostraron con orgullo su dedo medio intacto a los cautivos franceses, como un símbolo de su triunfo. Al ganar la batalla, los ingleses mostraban el dado medio mientras se burlaban de ellos diciendo “aún podemos halar el tejo”.

Fue desde ese momento que surgió la costumbre de enseñar el dedo medio en forma de burla o desafío hacia otras personas. Poco a poco esto se fue popularizando y llegando a diversas partes del mundo donde ahora enseñar el dedo medio es muy común y es considerado una “grosería”.

Hay otras versiones que nos muestran que el que levantemos el dedo medio signifique una grosería, tiene orígenes desde el 419 A.C. pues los griegos utilizaban el dedo medio para referirse directa y explícitamente a los genitales masculinos, buscando con ello "intentar¨hacer sentir inferiores a otros.

Más artículos de la autora

Cartas de amor-posdata-digital-pressCarta al amor

Lo más visto