POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

El Arca de Luis

Sil Pérez, poeta y escritora argentina entrevista a un amigo: Luis García Orihuela, distinguido escritor, poeta, dibujante y gran “nimioista”.

El Arca de Luis 29/09/2018 Luis García Orihuela

Posdata Digital| Argentina

Luis Gracia Orjhuela

Luis García Orihuela,  Escritor, poeta y dibujante. Vive en Valenciana, (España)..
Embajador del idioma español en el mundo. 
Fundación Cesar Egido S

Es autor del libro de relatos cortos SUEÑOS INSOLUBLES, la novela Libro de Arena y Mary el cuento infantil El Ejército de las Palabras, todos ellos publicados en EEUU, en Nueva York. CAFÉ Y COPA EN EL QUESADA: Poesía, LOQUESYNOES: Poesía bilingüe, EN LA ARENA MARCIANA: Relatos breves  entre otros.

Ha trabajado  en radio, en la realización de series infantiles de TV, avaladas por premios de animación como el Tirant de Valencia.

Editorial Libros Mablaz le publica Enhebrando tardes de invierno (Madrid, 2014). Un poemario bilingüe Español-Francés, traducido por Ana María Marquéz.

Libros:s/LUIS-GARC%C3%8DA-ORIHUELA


Por Sil Perez |Poeta y escritora | Banfield -Buenos Aires|Argentina 

Entrevista de poeta a poeta

 Y las noches son siempre puertas de preguntas. Porque en el misterio está el sabor que nos delata. Golosos de la luna inquieta, nos despabila el incierto. Por eso escribimos. Porque en el ala infinita de la mirada oculta, encontramos las respuestas. Las que no se ven, las que no se palpan, las que se inmiscuyen por la mirilla atenta del silencio.

Soy Sil Pérez, poeta y escritora de Banfield, y en esta galaxia que hoy nos descubre finitos, quiero entrevistar a un amigo. Un ser devenido de una atmósfera de pasiones ventosas, y de un talento que lo identifica, y lo honra. Su nombre: Luis García Orihuela, su procedencia: Valencia: una prestigiosa costa portuaria del sureste de España.

Tuve la oportunidad de conocer a Luis mediante las redes sociales. Si, estos medios digitales que fluctúan por los vericuetos de la inmediatez. Por suerte no todas las teorías se cumplen. Luis fue acercándome a través de su palabra, las maneras de ver el mundo que lo rodea. El es un distinguido escritor, poeta, dibujante y gran “nimioista”.

Y a pesar de esta acentuada amistad que hoy nos une, siempre quise saber sobre sus precipicios y su audacia inminente.

Pues es a ese terreno donde sus manos lo llevan: a la audacia irreverente de un hombre que vive y siente a través del latido creativo de sus manos. Destellos de una mente brillante.

La noche promete estrellas de texturas suaves, casi tímidas, como sus palabras. Siento que hoy es el momento, si hoy me animo a preguntar. Quiero desde esta ciudad histórica, presentar a mi amigo quien, como buen observador y perceptivo sé que ya está prendido a su ordenador.

Una camarita enciende las llamas de las ansias, mientras unas pupilas intrigadas atraviesan la pantalla.

—Buenas noches, Luis! Aquí hoy esta amiga y colega quiere que los lectores conozcan el perfil que caracteriza tu persona, y el gran trabajo literario que, a lo largo de todos estos años venís desarrollando.

Pero antes de comenzar, ansiosa me anticiparé a mencionar algunas de las tantas obras que escribiste. Para ello comenzaré por los relatos breves, ya que entre ellos podemos destacar: “En la Arena Marciana”, “No Hay Biblias en Dark Chapel”, “Cuentos Muy Míos”, “Sueños Insolubles”, por citar algunos. En tanto que en formato Novelas nos encontramos con: “Libro de Arena y Mar”, escrito en el 2011, (actualmente en proceso de segunda edición), la cual con gusto prologaré. Aunque hay que advertir que otra criatura con aires novelescos, lentamente viene asomando. . .

—¡Es que nunca paras, Luis! Ese es mi eterno asombro, y gran admiración. Tu imaginación “vuela” en una creación constante de historias y personajes.

Dentro del marco poético, también son diversas las obras escritas. Entre ellas: “Enhebrando tardes de invierno”, “Loqueesynoes” (poesía bilingüe) “Asì lo Siento” una reciente y exitosa adquisición, la cual tuve el privilegio de prologar.

Hasta aquí, una idea aproximada de tu dimensión creativa. Un espacio que te tiene “sujeto” a un sinfín de miradas. Una dinámica cursiva que te lleva a inmiscuirte por las diversas rutas literarias. ¿Es así, Luis? ¿Qué podés agregar sobre este punto?

—Bien Sil, en primer lugar, darte las gracias por la presentación que has dejado a los lectores sobre mi trayectoria profesional en el mundo literario, igualmente agradecer a Posdata Digital por este espacio tan estupendo, y en segundo lugar, dando paso a tu pregunta, decirte que mi consideración literaria parte de una contemplación sobre todo artística, y como tal, tanto en poesía y su musicalidad mas allá de las rimas y las reglas, como de las prosas, opino que un escritor ha de saber o al menos intentarlo, poner todo su empeño y dedicación en dominar todos los ámbitos reseñados, todos los llamados estilos o géneros literarios.

¿Quiénes son tus grandes inspiradores al momento de escribir?

—Depende de lo que tenga en mente escribir. Si por ejemplo voy a escribir un relato de ciencia ficción y leo algún relato de Ray Bradbury o Asimov, entonces tiendo a mimetizarme con su forma narrativa y concepción de argumentos e ideas y termino escribiendo de una forma análoga a la suya. Si se trata de Terror o misterio, hablaríamos de Lovecraft en primer lugar y de Poe en segundo. Y como bien sabes, Julio Cortázar y Borges, en cuanto a su forma de narrar cuentos sorprendentes. En definitiva para mi la fuente, la célula madre creadora e inspiradora son los clásicos. En el terreno de la poesía son tantos que la lista es muy extensa, pero por ponerte alguno Keats (Lamia), Baudelaire, Verlaine, Neruda, Benedetti, Mark Strand, Anna Ajmátova la "Niña salvaje"., Teresa Wilms Montt, y un largo etc.

Hemos visto que el terreno literario es amplio, ¿En qué formato literario te sentís más cómodo escribiendo?

En el poético, y la razón porque me requiere no necesitar de tanto tiempo como ocurre a la hora de enfrentar un relato más o menos extenso.

Ahora bien, he leído en varios de tus poemas un despliegue tenaz, incisivo e indomable. Una especie de “buceador de la verdad” ¿Es en tu trayecto, una búsqueda frecuente?

—Creo que todo escritor, y artista por defecto, es un buscador de la verdad y de uno mismo. Afrenta sus sueños y temores, fantasmas y miedos, misterios de la vida. Quizás algunos llegan a encontrar al final de su camino ese conocimiento, pero en mi opinión no se da o no es frecuente.

Los escritores habitualmente nos adentramos a una aventura incesante. Eso que nos define desasosegados y entusiastas, en ese sentido, ¿Cómo definirías tu pasión y rebeldía?

—La pasión es vivir siendo consciente de estar haciéndolo, disfrutando intensamente el presente. Mi rebeldía es extraña. Me agrada la soledad y necesito de ella. Amo el silencio. En cuanto a mi rebelión es más en cuanto a innovar nuevas formas de comunicación literaria, como hice inventando los poedramas (poemas declamados con fondos sonoros acordes y efectos adecuados al poema) y el denominar la tendencia poética Nimioista como algo propio. En general, aunque me encantan las rimas clásicas, considero que hoy en día tienen ya poca cabida y entorpecen la expresión más pura y vital del poeta con sus limitaciones y normas.

¿Hay un punto de inflexión que distingue tu manera de escribir, con tu forma de ser?

—Cuando escribimos dejamos de ser nosotros. Los personajes son nuestra creación durante las primeras páginas… luego… se adueñan de su realidad, cobran vida propia y nos imponen sus reglas de forma de ser, de pensar y de conducta.

A partir de tus escritos encontré a un hombre sumamente sensible y muy temeroso de la soledad. ¿Cómo te llevas con los miedos? ¿Logras equilibrar en tus textos, tus zonas erróneas?

—Mis miedos y yo nos llevamos bien, Nos respetamos. Ellos también me temen a mi,

—Como en casi todo soy autodidacta, fruto de mi mismo. No me considero capacitado para examinarme en cuanto a mis zonas erróneas, dejo pues, a quién tenga gusto por saber de ellas, a que las averigüe.

¿Qué dejas y que te llevas de cada trabajo concluido?

—La satisfacción de haberlo dado todo hasta llegar a su conclusión final.

¿Qué sentimiento queda instalado en vos, en ese punto final?

—Curiosamente, llegado a ese momento final, que suele ser de júbilo o al menos de una cierta alegría, paso a centrarme inmediatamente en los otros proyectos. Así como leo muchas veces hasta diez libros de diferentes géneros, asimismo escribo diez y más historias de manera simultánea. No me cuesta esfuerzo alguno de pasar de una historia de terror a otra costumbrista, romántica o de ficción. El pasar de una a otra me sirve como de descanso. Suelo pensar durante el día los guiones y tramas, y cerrarlos mas definitivamente casi ya dormido, Así cuando me pongo a escribir es casi sin parar, como si mi disco duro me facilitase la información almacenada que necesito a cada momento,

Hemos recorrido tu poema. Este último y tantos otros que nos hablan de un hombre Nimioista, ¿Cómo definirías el término? ¿Y cuáles serían los fundamentos que te llevan a pensar que estarías dentro de esos parámetros?

—Viene de nimio, y entraña por lo tanto todo aquello ínfimo, invisible. El poema del comienzo de la entrevista intenta definirlo desde la vertiente de lo que no es Nimioista.

Como te expliqué en un ejemplo, creo puede ser clarificante para los lectores. Ese instante entre que termina la tormenta, que deja de llover y los gorriones comienzan a cantar nuevamente aliviados, eso es el zoom, la mirada NIMIOISTA que hay que buscar y que desde aquí animo a todos los lectores a buscar, a fijarse, y sobre todo a otros poetas, Como dijo Shakespeare un poeta es el espía de Dios, ¡expiemos amigos! «Hay que escribir poesía como si fuera Dios quien te mira«, y creo que Alexander Blok tenía toda la razón de su parte.

Verás, la historia es como sigue. No hace mucho, un día paseando me viene la idea de si en un futuro, algún crítico literario se le ocurriese por alguna de aquellas definir mis poesías y englobarlas dentro de alguna tendencia literaria nueva. Así que ya el veneno circulando por las venas (jajajaja) decidí pensarlo y ser yo quien le diera nombre. Así que me adjudico lo de Nimioista como padre del presente estilo

¿Buscas trasladar en tus letras el peso de su significado?

—Imagino la pregunta es más por el terreno de la poesía. De ser así y sobre todo en la poesía blanca, el significado es muy importante, el que la palabra sea la que ha de ser y no otra aunque esta pueda significar lo mismo. La musicalidad del total es vital, Es la

sangre que mueve el corazón del poema. Lamentablemente cuando las obras se traducen a otro idioma, estas se convierten en otras obras; a veces incluso que en el idioma original.

¿Qué es el tiempo para vos? ¿Qué instancia de tu vida congelarías, para transformarla en cuento o novela?

—El tiempo es una forma de medir los sucesos que si uno no quiere no existe. Podemos medirlo en cuanto a existencia: La fecha conocida (nacimiento) y la fecha desconocida (la muerte), pero si uno no lo reconoce no existe como tal. Cada uno decide si se mueve por tiempo o no. Me viene ala memoria el relato que escribí de «El hombre que compraba tiempo»

—En cuanto a la segunda pregunta, la vida real (en el caso de que esta lo sea) no emplearía esfuerzos en volver a recrearla.

No caben dudas que tu sensibilidad destroza la pureza de un niño. Tu alma generosa y atenta siempre van más allá de tus pasos. Son tus actos consecuencia de una virtud acentuada en el respeto hacia el otro. Ahora bien, ¿Existen circunstancias que te motiven a plasmar historias determinadas? ¿Qué recursos son indispensables a la hora de escribir?

—Alguien dijo una vez que cuando quería leer un buen libro, se sentaba a escribirlo, (Orson Wells¿?). En mi caso, mucho más simple; cuando me apetece escribir de un género simplemente me pongo a ello. No necesito partir de nada. Solo empiezo. Fijate Sil, en un porcentaje elevado, tanto relatos como poesías mías han nacido tan sólo por que se me ha ocurrido el título. De hecho, tengo un relato un poco aparcado por falta de disponivilidad, titulado «Todos los trenes no son trenes»-

Cuántas preguntas aún me restan, pero el misterio en nuestra amistad, bien vale la pena. Se que estas ahí, atento a mis inquietudes, por las simples razones de tu naturaleza. Mientras yo desde este hemisferio solo pregunto, lo que en el fondo conozco. Lo que siento cuando te leo, lo que me traducen tus letras, a partir de tu alma indómita y apasionada.

NIMIOISTA

  

Nunca será

amanecer

nunca el ocaso

—ni aún siendo de los dioses—

No será trueno

o tormenta

no será la lluvia

o la tempestad

ni tan siquiera

el charco dejado.

No. Nunca será.

 

Nunca será

el perro

ladrando

en la noche

nunca

la chicharra

o el grillo,

ni el pez

de colores

haciendo ondas

en el agua.

No. Nunca será.

 

Nunca será

esa hoja seca

cayendo del árbol

con un corazón

tatuado,

ni el reflejo

de la luna

en el estanque

o la lágrima

que surca

un rostro

huyendo

de la tristeza

            Libro de Arena y Mar 



Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias