POSDATA DIGITAL POSDATA DIGITAL

Paula Pareto hizo historia en Río y Argentina tiene su primer oro

Judo:Venció en la final a la coreana Bokyeong Jeong. Es la primera mujer argentina de la historia en ser campeona olímpica. Faltaban dos minutos y la estrategia era resistir y trabarse en el tatami. Así transcurrieron los segundos finales hasta el grito.

Sociedad CVA Producciones Integrales

Pareto-Irina-Dolgova-Lorena-Enviada_CLAIMA20160806_0158_17Paula Pareto ante la rusa Irina Dolgova. (Lorena Lucca . Enviada especial)

Posdata Digital/Argentina

¿Estás dispuesto a soportar durante cuatro años que todos te pongan en la lista de ser medallista olímpica en Río de Janeiro? Paula Belén Pareto vivió desde Londres 2012 con esa mirada del mundo deportivo encima. Bronce en Beijing 2008 y quinta en los últimos Juegos Olímpicos, provocó que el judo argentino tuviera una difusión impensada. Y ella aceptó el reto de sentirse observada. Y hoy, apenas pasadas las 17, en la Arena Carioca 2 del Parque Olímpico, festejó con los dos brazos en alto sentirse campeona olímpica. Sí, el deporte argentino tiene al fin a su primera deportista ganadora de una medalla de oro, con la yapa de que encima La Peque acumula dos, algo que tampoco había logrado una mujer.

Pelearía en la final contra la coreana Bokyeong Jeong, su último escollo. Y salíó fuerte Paula, zafando justo a tiempo en una toma en la que pudo caer con los pies en el tatami. “¡Co-re-a!”, gritaban los brasileños. Daba para todo el estadio. Hasta para dar lástima. Pareto sufrió un corte en el labio por golpes tipo boxeo de la coreana al minuto de la lucha. Y cuando volvió, encontró la vuelta para puntuar un waza-ari, la segunda puntuación en importancia en el judo, tras el ippon (nocaut).

Vía: Clarin

Te puede interesar

sobrevivientes de Hiroshima y Nagasaki -posdata-digital-press

Los sobrevivientes de Hiroshima y Nagasaki

CVA Producciones Integrales
Informe

Para muchos habitantes de Hiroshima y Nagasaki sobrevivir a las bombas fue solo el comienzo de una vida en la que combatieron dolores físicos, pero también profundas heridas emocionales.

Lo más visto

Boletín de noticias