POSDATA DIGITAL POSDATA DIGITAL

La evolución cultural impacta en cómo expresamos las emociones

Sociedad CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales

foto-blog-emocionesFoto:mejorconsalud

Posdata Digital Press | Argentina

Los humanos contamos con un rico tesoro de palabras para expresar lo que sentimos. No obstante, durante mucho tiempo los científicos han cuestionado si las emociones humanas comparten raíces universales o varían según las culturas.

La evidencia preliminar sugirió que, de la misma manera que los colores primarios dan lugar a todos los otros tonos, había un conjunto central de emociones primarias de las cuales surgieron todos los otros sentimientos.

Entendiendo las emociones
En la década de 1970, por ejemplo, investigadores informaron que las personas en un grupo cultural aislado en Papua Nueva Guinea pudieron identificar correctamente las expresiones emocionales en rostros occidentales fotografiados. Esto se tomó en gran medida como evidencia de que las personas de todo el mundo podían entender las emociones de la misma manera.

Pero estudios más recientes han desafiado esta idea. Investigaciones psicológicas, neurocientíficas y antropológicas han proporcionado evidencia de que la forma en que las personas expresan y experimentan las emociones puede estar muy influenciada por nuestra educación cultural.

Los resultados del estudio sugieren que el significado de las palabras que describen las emociones varía de una cultura a otra, sin importar lo que diga un diccionario de traducción.

Para explorar la cuestión de las emociones comunes, un equipo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte y del Instituto Max Planck de Ciencias de la Historia Humana en Jena, Alemania, llevó a cabo uno de los estudios más grandes de expresión emocional transcultural realizado hasta la fecha.

El estudio, que se basó en el vocabulario de 2.474 idiomas, reveló una gran variabilidad en la forma en que las emociones se expresan verbalmente, así como algunos puntos comunes subyacentes.

Para examinar la variabilidad en la expresión emocional, los investigadores utilizaron herramientas computacionales para crear una base de datos masiva de colexificaciones, instancias donde una sola palabra tiene múltiples significados. Los ejemplos incluyen “ruka”, que significa mano y brazo en ruso, y “funny”, que significa extraño y humorístico en inglés.

Luego, el equipo utilizó su base de datos para generar redes de palabras colexificadas entre 20 familias de idiomas (grupos de idiomas que comparten raíces ancestrales) para comparar el vocabulario asociado a las emociones en todo el mundo.

Diferencias lingüísticas
Al hacerlo, se revelaron diferencias significativas en la forma en que se conceptualizaron las emociones entre las culturas. Por ejemplo, en algunos idiomas, las palabras para “sorpresa” tienden a agruparse con las de miedo, mientras que en otros, el mismo concepto se combina con estados más agradables, como la felicidad.

Aunque humanos contamos con un rico tesoro de palabras para expresar lo que sentimos, se ha cuestionado si las emociones comparten raíces universales o varían según las culturas.

A través de un análisis más detallado, los investigadores también descubrieron que esta diversidad dependía en parte de la proximidad geográfica de las familias lingüísticas: cuanto más cerca estaban, más posibilidades tenían de ser compartidas.

Por otro lado, los investigadores también encontraron algunas similitudes subyacentes. Las familias lingüísticas tendían a diferenciar las emociones según su valencia (cuán agradables o desagradables eran) y su activación (el nivel de excitación que provocaban).

Por ejemplo, las palabras que expresaban alegría probablemente no se agruparían con las de arrepentimiento. Sin embargo, hubo excepciones: algunas lenguas austronesias emparejaron el concepto de amor, una emoción típicamente positiva, con pena, que es típicamente negativa.

Estos resultados sugieren que el significado de las palabras que describen las emociones, y tal vez incluso los sentimientos subyacentes, varían de una cultura a otra, sin importar lo que diga un diccionario de traducción.

Fuente:tekcrispy

Boletín de noticias