POSDATA DIGITAL POSDATA DIGITAL

La Estatua de la Libertad, un monumento de dos naciones

Una de las estatuas que nunca dejarán de sorprender a cualquiera que la observa es la de la gigantesca Lady Liberty.

Sucesos históricos CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales
Estatua de la Libertad-posdata digital press
Foto:.tekcrispy

POSDATA Digital Press | Argentina

Una de las estatuas que nunca dejarán de sorprender a cualquiera que la observa es la de la gigantesca Lady Liberty, o como es conocida mundialmente, la Estatua de la Libertad. Esta tiene una historia que es tan colosal como su tamaño, y la misma se remonta a 1865, cuando Edouard de Laboulaye propuso la idea de construir un monumento en honor a los esclavos. Este francés era experto en la Constitución de los Estados Unidos y también fue el presidente de un comité que recaudó y desembolsó fondos para esclavos recién liberados.

En este año, Laboulaye organizó una reunión en su casa de verano en Versalles para discutir acerca de la idea de la estatua con abolicionistas franceses. Inicialmente, se quería hacer a modo de obsequio para la celebración del centenario de la Declaración de Independencia en el país. Su nombre iba a ser “Libertad iluminando el mundo”.

Entonces se acordó que entre Estados Unidos y Francia se costearía la construcción del coloso. En este sentido, tal estatua no sería entonces un regalo como tal, sino un proyecto en conjunto.

Ambos países organizaron diversas formas de recaudar fondos. En Francia, se utilizaron los honorarios públicos, eventos de entretenimiento y loterías. En Estados Unidos, la estrategia se inclinaba a subastas, obras de teatro y exposiciones de arte.

Entonces, una vez planteado el proyecto y se tuvieron los fondos suficientes, empezó el proceso de construcción. Para ello, el encargado fue Frédéric Auguste Bartholdi, un creador de estatuas a mitad de su carrera, quien trabajó con Alexandre Gustave Eiffel para el diseño y construcción de la estatua. Eiffel se encargó específicamente de diseñar el pilón de hierro masivo y el marco esquelético secundario, lo que permite que la estatua se mantenga erguida.

Sin embargo, cuando el proyecto iba bastante avanzado, las recaudaciones en Estados Unidos dejaron de ser tan buenas.Entonces, Joseph Pulitzer creó una estrategia en la que abrió las páginas editoriales de su diario ‘The World’, en donde se criticaban tanto a los ricos que no habían aportado en la construcción de la estatua como a la clase media que se conformaba solo con el aporte de los ricos. Así mismo, decidió imprimir los nombres de todos aquellos que donaron a la causa a modo de reconocimiento. Esta increíble estrategia ayudó a aumentar las donaciones como a darle popularidad al diario. En pocas palabras, fue brillante.

Lamentablemente, todo esto causó retrasos y la estatua estuvo terminada en 1884, ocho años después del centenario de la independencia. Sin embargo, no se iban a detener ahora, así que procedieron con el inmenso traslado desde Francia a Estados Unidos. Para esto, la misma se redujo a 350 piezas individuales y se empacó en 214 cajas que se trasladaron en barco, y una vez arribó a Estados Unidos, el proceso de montarla en su nuevo pedestal tardó cuatro meses más. Diez años tarde, pero seguro.

El 28 de octubre de 1886 se dio a conocer “Libertad iluminando el mundo”, hubo una gran celebración con fuegos artificiales, brindis y la presencia del presidente Grover Cleveland. Una vez inaugurada, Bartholdi subió a la cima de la estatua y ondeó una bandera francesa. Sin embargo, su significado de libertad a los esclavos se había perdido totalmente para entonces.

Los periódicos negros criticaron fuertemente la construcción de la estatua por considerarla hipócrita. En 1886, la Corte Suprema de Estados Unidos había revocado las protecciones de los derechos civiles y las leyes Jim Crow, que propugnaban la segregación racial en todas las instalaciones públicas bajo el lema “Separados pero iguales”, estaban más estrictas que nunca.

La estatua también fue criticada por otro grupo de personas que lo consideraban también hipócrita, el feminista. Las sufragistas se reunieron para reclamar que la cara de la libertad sea una mujer colosal, cuando en realidad las mujeres estadounidenses no tenían libertad para votar. De hecho, solo dos mujeres se pudieron reunir en la inauguración de la estatua, a esposa y la hija de 13 años de Ferdinand de Lesseps , el ingeniero francés que había diseñado el Canal de Suez. Las esposas y demás acompañantes se vieron obligadas a ver la inauguración desde un barco.

Por su lado, las sufragistas utilizaron un barco para lanzar sus discursos de protesta, pero debido al ruido de los fuegos artificiales y los cañonazos, estas no fueron escuchadas.

Es así como su significado original se fue deformando hasta que en 1903 se le añadió una placa con el famoso poema de Emma Lazarus: “Give me your tired, your poor, your huddled masses yearning to breathe free”; lo que se traduce como: “Denme a sus cansadas, pobres, acurrucadas masas anhelando respirar libres”. Así, dejó de ser considerada un monumento a la libertad de esclavitud, sino una bienvenida para los inmigrantes, a pesar de que tiene unas cadenas rotas muy visibles en sus pies y debajo de su manto.

Entonces, un monumento que inicialmente fue construido con buenas intenciones, terminó siendo criticado debido a la falta de conocimiento sobre los problemas reales del país. El inmigrante W.E.B. Du Bois comenta una anécdota bastante curiosa al respecto en su autobiografía, cuando comenta el momento en el que visualizó el coloso desde el barco: “No sé qué multitud de emociones surgieron en los demás, pero tuve que recordar a una traviesa niña francesa a la que le brillaban los ojos cuando decía: ‘¡Oh, sí, la Estatua de la Libertad! “¡De espaldas a América y con el rostro hacia Francia!”.

Fuente:.tekcrispy

Te puede interesar

Lo más visto

Hablemos de Munch-posdata -digital-press

Hablemos de Munch

Luis García Orihuela
Desde mi punto de vista

¿Puede haber alguien que nunca haya oído hablar, al menos, de él, o visto el cuadro por cualquier medio físico o digital? Claro que no. ¿Qué es en todo caso lo que sabemos de él?

Boletín de noticias