POSDATA DIGITAL POSDATA DIGITAL

Esta es la verdadera historia de las brujas de Salem

La cacería de brujas fue uno de los momentos más oscuros de la humanidad.

Sucesos históricos CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales

Las brujas de Salem-posdata-digital-pressLos juicios de las brujas de Salem-Foto:tekcrispy

POSDATA Digital Press | Argentina

La cacería de brujas fue uno de los momentos más oscuros de la humanidad, pues el fanatismo era cegador y muchas personas sufrieron las consecuencias. Esto en Europa fue bastante común durante el siglo XIV, pero ya a mediados del siglo XV esta práctica estaba desapareciendo.

Sin embargo, en las colonias americanas el miedo a las brujas y la paranoia estaba bastante presente, específicamente en Salem Village (hoy en día Danvers, Massachusetts), pues en 1689 acababa de finalizar una guerra británica con Francia, hubo una epidemia de viruela, la rivalidad entre las comunidades más ricas de Salem estaba presente y también sufrían ataques de las tribus nativas. Esta serie de eventos dio lugar a que la población sintiera miedo constantemente, por lo que la idea de que existieran personas que vendían su alma al diablo para poder hacer daño no parecía tan descabellada en ese entonces.

En enero del año 1692, Elizabeth “Betty” Parris y Abigail Williams, de 9 y once años respectivamente, comenzaron a tener ataques extraños que incluían contorsiones violentas, estallidos incontrolables de gritos y otros síntomas similares. Las niñas eran la hija y la sobrina del ministro puritano de Salem Village, Samuel Parris, por lo que el caso llamó bastante la atención de la localidad.

Luego de ser visitadas por un doctor, el diagnóstico, por supuesto, fue brujería. Las niñas habían sido hechizadas. Poco después de esta afirmación, otras niñas de la comunidad comenzaron a tener síntomas similares a los de Betty y Abigail, incluyendo a Ann Putnam Jr., Mercy Lewis, Elizabeth Hubbard, Mary Walcott y Mary Warren. La histeria en la localidad había comenzado.

Curiosidades_de_la_ciencia-Alimentacion-Nutricion-Nutricion_352976201_105734033_1024x576-1021x576

En febrero de ese mismo año, y bajo la presión de los magistrados Jonathan Corwin y John Hathorne, Betty y Abigail, culparon a tres mujeres de haberlas hechizado: Tituba, la esclava de Parris; Sarah Good, una mendiga sin hogar; y Sarah Osborne, una anciana pobre.

En marzo, las mujeres fueron llevadas a juicio ante ambos magistrados. Durante el juicio, quienes las acusaban comenzaron a sufrir espasmos, gritos incontrolados y contorsiones.

Osborne y Good negaron haberle hecho daño a las niñas y afirmaron que eran inocentes. Sin embargo, Tituba confesó haber estado sirviendo al diablo, diciendo que él la había contactado y le pidió que le sirviera.

Tituba dio varias descripciones bastante específicas acerca de perros negros, gatos rojos, pájaros amarillos y un hombre negro que le pedía que firmara su libro. Aseguró que había firmado el libro y confesó que otras mujeres también estaban involucradas.

slide-salem

La histeria rápidamente escaló a un pánico casi descontrolado. Las acusaciones aumentaron, al punto que incluso dos miembros leales de la Iglesia en Salem Village, Martha Corey y Rebecca Nurse; y la hija de tan solo 4 años de Sarah Good, Dorothy, fueron acusadas. En abril, incluso el vicegobernador Thomas Danforth y sus asistentes comenzaron a participar en los juicios, los cuales ya incluían a personas del resto de Massachusetts.

El 27 de mayo de 1692 se estableció un Tribunal Especial de Oyer (para escuchar) y Terminer (para decidir) en los condados de Suffolk, Essex y Middlesex. La primera acusada bajo este sistema fue Bridget Bishop quien, a pesar de afirmar su inocencia, fue declarada culpable y se convirtió en la primera persona colgada en Gallows Hill.

El 19 de julio, Sarah Wildes, Elizabeth Howe, Susannah Martin, Sarah Good y Rebecca Nurse fueron ahorcadas. En agosto otras cinco personas también fueron condenadas y septiembre el número ascendió a ocho. Mientras tanto, al menos siete mujeres más murieron en la cárcel y el esposo de Martha Corey, Giles Corey, fue apedreado hasta la muerte debido a que se negaba a declarar.

brujas-Salem-victimas-fanatismo_2118998110_13573537_660x371

Aún así, había una persona que dudaba de los testimonios sobre visiones, sueños o supuesta evidencia espectral y que no fue atendida durante los juicios, el ministro Cotton Mather. Cuando los juicios comenzaron a salirse de control, el padre de Cotton, Increase Mather, intervino para que los juicios contra brujería tuviera los mismos parámetros que cualquier otro juicio, afirmando que: “Es mejor que diez brujas sospechosas escapen a que una inocente sea condenada”.

Así, se disolvió el Tribunal de Oyer y Terminer en octubre y se eliminó la evidencia espectral de los juicios, hasta que en 1693 todos los acusados fueron liberados.

En 1697, el Tribunal General de Massachusetts admitió que los juicios de Salem habían sido una tragedia y declaró un día de ayuno. En el siglo XX, el dramaturgo Arthur Miller tomó esta historia como inspiración para redactar su obra ‘Las brujas de Salem’, con la cual se popularizaron estos juicios.

Pero, ¿cuál fue el origen de los ataques?

el-juicio-de-salem-en-una-litografia_5f88475e_1280x998

Hoy en día sabemos muy bien que las mujeres que fueron colgadas, e incluso Tituba que confesó inicialmente, eran inocentes. De hecho, hay teorías que dicen que Tituba probablemente hizo esas afirmaciones en el juicio para salvarse de la condena al colaborar con la corte y decir que otras mujeres estaban implicadas.

Pero el misterio real era por qué las niñas comenzaron a tener estos síntomas en un principio. Sin embargo, la ciencia parece haber encontrado la respuesta.

En 1976 se publicó un artículo bastante interesante en la revista Science que atribuye estos ataques al cornezuelo fungoso, un hongo que estaba presente en centeno, trigo y otros cereales. Viendo en retrospectiva, tiene bastante sentido que este haya sido el culpable.

En la época, Salem vivía en condiciones poco agradables debido a la serie de eventos que habían sucedido recientemente. Por eso, era bastante común el consumo de pan hecho con harina de centeno, la cual era más barata que el trigo. El pan hecho con esta harina era el conocido pan negro, el cual no tenía tan buen sabor pero duraba mucho más en comparación con el que era hecho con trigo.

Sin embargo, cuando este se daña a causa del cornezuelo y es ingerido, los síntomas principales son dolor abdominal, convulsiones ennegrecimiento de las extremidades y también alucinaciones. Este último síntoma es a causa de una de las sustancias presentes en este hongo llamada ergotamina, un alcaloide a partir del cual se puede obtener la famosa droga alucinógena LSD.

Como en muchos casos, esta anécdota es un claro ejemplo de lo que hacen las supersticiones, el pánico y la falta de conocimientos en una época bastante difícil. Historias como esta han servido como moraleja de lo que es capaz de hacer el ser humano llevado por la histeria colectiva, por lo que a las generaciones futuras nos queda como un aprendizaje de lo que no se debe hacer.

Fuente:tekcrispy

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias