POSDATA DIGITAL POSDATA DIGITAL

Descubren tumbas egipcias protegidas con una “maldición”

En los últimos tres meses de este 2020, los arqueólogos han desenterrado 160 ataúdes de tumbas egipcias.

ARQUEOLOGÍA 28/11/2020 CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales
tumbas-egipcias-640x480
Crédito:tekcrispy



POSDATA Digital Press | Argentina

En los últimos tres meses de este 2020, los arqueólogos han desenterrado 160 ataúdes de tumbas egipcias y, en algunos de ellos, particulares inscripciones advierten a los intrusos sobre la “maldición” que podrían recibir en consecuencia por profanar el sarcófago o sus alrededores.

¿Estamos entrando acaso en la trama de un film de Indiana Jones?

No. La verdad es que estas tumbas sí presentan las inscripciones, pero más que una maldición son alertas a los posibles ladrones. Aun así, el contenido de dichas advertencias llama la atención del público y, el solo hecho de investigar las momias ya ha causado gran revuelo y controversia en el público.

Desenterrando las tumbas de Saqqara

Específicamente, las tumbas que han causado polémica han sido las encontradas en la necrópolis de Saqqara. Esta es básicamente un antiguo cementerio egipcio ubicado en la que fuera la antigua capital egipcia: Memphis.

Durante tres años, el sitio de excavación se ha convertido en un punto de investigación usual para los arqueólogos. Sin embargo, ha sido justamente en estos últimos tres meses que los científicos han estado particularmente ocupados.

Con el descubrimiento de las 160 tumbas de más de 2.500 años de antigüedad, llegó toda una nueva ola de investigaciones.

En primer lugar, según comentó el ministro de Turismo y Antigüedades, Khaled el-Anany, se pudieron identificar más de 40 distintos artefactos antiguos. Asimismo, se ubicó y examinó un cadáver momificado casi intacto a pesar de los milenios.

Se estima que la mayoría de las tumbas egipcias corresponden al periodo más antiguo de la extinta sociedad. Es decir, se remontan al Período Tardío (del 664 al 332 a. C). Sin embargo, también existen evidencias de otras tumbas pertenecientes a la dinastía ptolemaica de Egipto (entre el 320 a. C. al 30 a. C.).

Según el ministro, estos nuevos descubrimientos se dispersarán por al menos tres de los museos públicos de todo Egipto. Entre ellos se encontrará el Gran Museo Egipcio, que se encuentra en construcción en un área cercana a las pirámides de Giza.

Sin embargo, desde ya algunas tumbas egipcias se han abierto para estudiarlas en profundidad, a pesar de la “maldición” inscrita a su alrededor. Por lo que las críticas no se han demorado en llegar y ni tampoco la polémica en las redes.

“La tumba de la momia, que ha estado sellada por 2.500 años, ha sido abierta por primera vez”.

La “maldición” en las tumbas egipcias no es como nos la imaginamos

A pesar de las múltiples bromas que se puedan hacer el respecto en la web, la verdad es que un remake de ‘La maldición de la momia’, pero en la vida real, está muy lejos de ser posible. En general, tal como apuntó la egiptóloga de la Universidad Americana de El Cairo, Salima Ikram, la mayoría de las “maldiciones” en estas tumbas son meras advertencias.

En ellas se deja saber a los intrusos “impuros en cuerpo y/o alma” que serán castigados acorde al crimen que cometan en las tumbas. Eso sí, la religión de los antiguos egipcios sí juega un papel acá al declarar que el Concejo de Dioses tiene la potestad de castigar al ladrón y “torcerle el cuello como un ganso” por sus acciones

Sin embargo, la verdad es que las reprimendas y ajustes de cuentas siempre se hicieron en el terreno físico, entre los propios egipcios. Por lo general, los castigos eran acordes al crimen cometido. Pero cuando se trataba de tumbas de nobles, entonces podían venir adicionados con palizas o incluso la extracción de la nariz del ladrón –además de exigirle que devolviera lo robado claro–.

¿Virus milenarios podrían ser la “maldición” de las tumbas egipcias?

   Crédito:tekcrispy

Arqueólogos examinan una momia dentro de un ataúd recién descubierto. Fecha: 14/11/2020. Egipto. Crédito: Noticias de Kyodo. Vía Getty Images.
Una vez dejado claro que la “maldición” de las tumbas egipcias no vendría de la mano con una invasión de muertos vivientes, otras preocupaciones igual se han esparcido por el mundo. Algunas personas temen que el abrir sarcófagos que han estado sellados por más de 2 mil años pueda liberar virus o patógenos como microbios u hongos para los que la humanidad ya no tiene anticuerpos.

Según Ikram, mientras las personas utilicen las adecuadas medidas de bioprotección (como tapabocas y guantes) no debería haber ningún problema. Pero, aún así la gente ha mostrado su preocupación.

Esta se remonta hasta casi un siglo atrás, cuando en 1922 el arqueólogo Howard Carter desenterró la tumba del rey Tutankamón. Aproximadamente seis semanas después del descubrimiento, el patrocinador financiero de la investigación, George Herbert, falleció en lo que se consideraron circunstancias misteriosas.

En un principio se creyó que su enfermedad pudo deberse a un antiguo virus que se liberó al abrir la tumba. Sin embargo, rápidamente se determinó que la verdadera causa fue una infección por una picadura de mosquito. Por su parte, Carter vivió otras largas dos décadas antes de fallecer a los 64 años. Durante su vida, nunca dio crédito a las teorías sobre la “maldición” de las tumbas egipcias ni a estos “virus antiguos”.

A pesar de esto, la polémica en las redes sigue y la paranoia de muchos se hace más fuerte. Sobre todo considerando el año tan agitado y lleno de eventos preocupantes que ha sido este 2020. Pero, por lo menos esta vez, la ciencia y la experiencia nos indican que los miedos alrededor de esta situación son más acordes a la ficción que a la realidad.

Fuente:tekcrispy

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias