POSDATA DIGITAL POSDATA DIGITAL

El miedo, un virus letal

Hoy escribo desde Valencia (España) este artículo de opinión sobre la situación aquí y cual es a causa del coronavirus.

El Arca de Luis 13/03/2020 Luis García Orihuela

Si-te-paraliza-el-miedo-a-emprender-a-fracasar-a-iniciar-a-moverte-por-alguna-razón-seráFoto:bloguismo

POSDATA Digital Press | Argentina

Luis García OrihuelaPor Luis García Orihuela | Escritor | Poeta | Dibujante

Hoy viernes trece de marzo de 2020 escribo desde Valencia (España) este artículo de opinión sobre la situación aquí cual es a causa del coronavirus. Y es justo ahora que el presidente del gobierno Pedro Sánchez a hecho el comunicado declarando el estado de emergencia. Todavía es pronto para entrar en valoraciones a este respecto. Tendremos que esperar y ser pacientes

Hoy sabemos, (al menos oficialmente según parece) que todo comenzó el 17 de noviembre del año pasado (2019) en la provincia de Hubei (China). Esto nos da desde su arranque un total de 113 días transcurridos. ¿Se tomaron el resto de países en serio el problema chino? ¿Nos creímos los datos de contagio y de mortandad que nos daban desde el gobierno Chino? Algunos puedo decir que no, pero el caso es que hemos llegado hasta aquí, y a pesar de todo por decirlo de una manera benevolente, hemos reaccionado a destiempo, aunque cierto es que más vale tarde que nunca.

 VALENCIA

Si de algo creo que nos sentimos orgullosos los valencianos, es de nuestras fiestas, y por supuesto de la principal: Las Fallas. Somos un pueblo hospitalario que vivimos en gran medida del turismo nacional y extranjero. Somos gente campechana, amigable, y serviciales. Allí dónde haya sol (que es casi todo el año) los que nos visitan pueden ver que estamos en la calle, sentados en terrazas disfrutando de la compañía o solos, y de una cerveza o refresco bien fresco. Este año se han aplazado —no suspendido— las Fallas de Valencia, y ya se rumorea pasen a celebrarse en el mes de julio con la feria. Pero los que somos de aquí sabemos que ya nada será igual en este 2020, que los turistas que vinieron a verlas y disfrutarlas no podrán hacerlo por segunda vez. Las vacaciones no son eternas. Este mes de marzo no olerá a pólvora, no desfilaran las comisiones falleras con las bandas de música ni vestirán a la Virgen de los Desamparados en la Plaza de la Virgen con un traje de flores como todos los años. Los castillos pirotécnicos no engalanarán la noche con sus formas florales de múltiples colores.

 COLEGIOS, HIJOS, ABUELOS

 Hoy por fin se han cerrado colegios, discotecas, museos. En las calles antes bulliciosas a primeras horas de la mañana, hoy eran tan solo trabajadores yendo de un sitio para otro. En el Metro apenas habían subido unas pocas personas y lo hacían ojo avizor, a la espera de detectar alguien con síntomas de contagio. Luego, dejando de tres a cuatro asientos de distancia, se sentaban en silencio, rehuyendo cualquier tipo de comentario u acercamiento posterior.

 Al haberse cerrado los colegios por quince días (de momento) el efecto dominó cobra vida, pues se nos dice que los niños pequeños no se dejen al cuidado de los abuelos por ser estos más propensos a coger el virus. Entonces si los padres trabajan, ¿A quién y dónde dejarlos?

 MEDIODÍA

A eso de las once de la mañana, el sol ha hecho acto de presencia y el milagro se ha dado, aunque a decir verdad de la manera menos deseada. A la zona más emblemática de Valencia capital, a su museo de Ciencias (orgullo y buque insignia de la Comunidad valenciana) han empezado a llegar autobuses turísticos cargados con alemanes, algunos italianos y curiosamente grupos grandes de jubilados. Como bien sabemos, se ha dicho por activa y por pasiva el no salir a la calle si no es necesario, que las personas mayores son las más propensas al coronavirus y les puede ser letal, pero ni caso. La Terraza se comenzó a llenar sus mesas de visitantes, señoras con carritos paseando a sus bebés tan tranquilamente… ¿Es esto normal? Desgraciadamente aquí se puede decir que si. Somos así. Se dice de nosotros —los valencianos— que somos pensat y fet (se nos ocurre algo y lo hacemos sin más, sin pensar).

 LAS TRES DE LA TARDE

 A eso de las tres de la tarde, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ha proclamado es estado de emergencia, siendo mañana cuando será legalmente oficial habiendo seguido los pasos que establece nuestra Constitución de 1978. Poco después de este comunicado se ha anunciado el cierre de Museos, cines, etc.

Personalmente he visto y veo estos días miedo en los rostros de la gente.  La información llega desvirtuada. Se están llamando a médicos jubilados a reincorporarse para poder atender las urgencias. El Presidente Sánchez anunció podemos llegar en los próximos días a los diez mil (10.000) infectados.

 GRANDES CADENAS DE ALIMENTACIÓN

 Me llegó hoy la noticia de que las cadenas más importantes del ramo de la alimentación estaban colapsadas y la gente llenando los carros de alimentos más allá de sus necesidades normales del día a día. Se avisó por todos los medios (prensa, radio, televisión, redes sociales) que no va a faltar comida, que estemos tranquilos y compremos solo lo necesario. Al llegar a mi barrio me acerqué a comprar tan solo una barra de pan para la cena. Me vine sin ella. Todas las cajas estaban ocupadas y con largas filas de gente esperando para pagar con los carros cargados hasta arriba.

 HOSPITALES Y CAMAS

 El verdadero problema, ya no es tanto el corona virus COVID-19 y las anteriores mutaciones que puede haber sufrido para llegar a este grado de inviolabilidad, de resistencia; el problema viene dado por una ausencia de camas y de aparatos de respiración asistida. Ya hay estadísticas (las oficiales y las otras: las reales) y ahora sabemos a ciencia cierta que nos vamos a ver desbordados por una ausencia de camas que van a ser necesarias a corto y medio plazo. Hemos dilapidado dinero a manos llenas en hacer construcciones innecesarias, aeropuertos sin aviones… todo para elevar el ego de unos pocos y llenarse los bolsillos de euros en paraísos fiscales. De esta tierra de naranjos emergieron políticos corruptos que emplearon el dinero, el erario público en otros menesteres, menos necesarios pero si mas lucrativos y atractivos cara a las campañas electorales  Aun hoy estamos pendientes de las presuntas implicaciones de Rita Barberá, Francisco Camps, Eduardo Zaplana y un largo etcétera de políticos del Partido Popular, por no mencionar los sobre costes de la visita del Papa a Valencia el 8 de julio de 2006. Algún día sabremos la verdad. Hoy lo que sabemos es la carencia de más hospitales, servicios médicos y camas con los que poder plantar cara a esta pandemia.

 REFLEXIÓN

Se que ya ha corrido por las redes sociales de Internet cosas como que esta pandemia es una plaga, incluso una maldición por haber sacado al dictador Franco del Valle de los Caídos. Que el virus fue creado en unos laboratorios (según unos en China, otros en Francia, o Reino Unido, y que hay farmacéuticas muy importantes detrás de todo ello que ganarían sumas millonarias a costa de miles de muertos en su haber.

Creo que como en tantas otras cosas, no nacimos preparados para esto. Quizás sea un castigo divino, o un meteorito que se acerca ahora, de mas de cuatro kilómetros de largo, extinga a la humanidad sin tanta dilación, pero también creo, que entra en lo posible, el que todo esto nos haga meditar, valorar lo que tenemos, darnos cuenta que como reyes de la creación, hijos de dioses, dejamos mucho que desear a día de hoy.

El primer contagio fue de un animal a un humano. No nos dicen nada de cómo afecta o no a los animales, sean estos domésticos o salvajes.

¿Es posible esté comenzando una nueva era?

El miedo es el peor virus de todos.

 

Mis libros  publicados en Amazon

 

 

 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias