Una heroína llamada Clara

El Arca de Luis Por Luis García Orihuela
Un ejemplo a seguir. Una inspiración: Clara Serrano del Rey
Una heroína llamada Clara-posdata Digital Press
- Clara Serrano del Rey. Foto:Luis. G. Orihuela

POSDATA Digital Press | Argentina

Luis García OrihuelaPor Luis García Orihuela | Escritor | Poeta | Dibujante

La ficción, el mundo cinematográfico Hollywoodiense nos tiene acostumbrados a ver como algo normal la presencia de súper héroes y heroínas. Muchos de ellos y ellas venidos de otros mundos lejanos o humanos los cuales han sufrido mutaciones que les convierte en súper poderosos. No hay héroes de a pie, ni en la ficción ni prácticamente en la vida real. ¿O si los hay?

 Su nombre es Clara Serrano del Rey, y su caso, su particular suceso ha saltado hoy en una emisora de televisión española de gran audiencia a nivel nacional.

 Hoy es 7 de abril del 2020. Me encontraba a punto de comenzar a comer y, como siempre, tenía el TV conectado al programa informativo que hacen a esa hora del medio día. 

 De pronto en la pantalla ha aparecido una heroína de carne hueso, una enfermera ‘pura sangre’ de la que uno no puede menos que sentirse orgulloso de ella y de aplaudirla por su valor y coraje, por su entrega como enfermera. Escuchando lo que le había sucedido no daba crédito. No me lo podía creer. En verdad los ojos se me han empañado a punto del llanto, y si no ha ocurrido ha sido por la rabia que me ha inundado en ese momento al enterarme que en el piso que compartía le dicen ha de marcharse por haberse enterado por ella ha dado positivo en Coronavirus.

 Clara que había venido por segunda vez desde Castilla La Mancha a ayudar en Madrid con los pacientes del corona virus es expulsada por su casero y compañeros de piso, en vez de prestarle apoyo y buscar con ella una vía de salida a su problema sobrevenido de salud. Un casero, que he de recalcar, es o era de esos  ‘que salen religiosamente a las 20’00 de la noche a aplaudir a los sanitarios’ y que no me cabe duda alguna que con dicho acto se queda satisfecho y con la conciencia tranquila como tantos otros. Creo firmemente que, aunque con excepciones, los aplausos de las 20’00 son los aplausos del miedo, quizás con el falso convencimiento de ahuyentarlo con este acto.

 En estos momentos de la noche, en que redacto este artículo para Posdata Digital, todavía Clara Serrano del Rey está asintomática y pendiente de los resultados del test de mañana. Pendiente de saber si da negativo, y atentos aquí: Volver a incorporarse a su puesto de trabajo, a ayudar a los casos de contagio, a salvar vidas poniendo en peligro una vez más la suya propia. Esto es una lección de la cual todos debemos de aprender y tomar buena nota en nuestros corazones.

 En estas situaciones tan especiales y dramáticas que estamos padeciendo en nuestras propias carnes, en las que se dan actos como el de Clara, se dan también sus antónimos: La miseria humana y la cobardía. Es ahora cuando se ve de que madera estamos hechos y quienes son los que salen corriendo al primer síntoma sin importarles a quienes pisen en su huída. Al menos esto nos abre los ojos y pone las cartas boca arriba.

 Clara ha tenido que llamar a la policía en primera instancia para que ésta pusiera orden en el improvisado ‘Gran Hermano’ de abandonar la casa que se había convertido el piso dónde estaba residiendo desde su llegada. En segundo lugar, el sindicato de enfermería y sanidad (SATSE), puesto al corriente del suceso, a llevado a cabo la perfecta gestión de buscarle alojamiento en un hotel medicalizado de Madrid que se ha desbordado en atenciones para con ella.

 Yo hoy, Clara, te aplaudo desde estas líneas escritas en Paterna (Valencia), esperando todo te salga bien y te doy las gracias por tu entrega y pasión por tu bella profesión. Sois [email protected] héroes en esta guerra en la que estamos. Ojala las calles de las ciudades españolas llevaran los nombres de personas como tú y no el de otros ciudadanos poco merecedores.

 Hoy necesitamos, más que nunca, de personas como  Clara Serrano del Rey, una profesional de los pies a la cabeza.

 

 Mis libros  publicados en Amazon

 

Te puede interesar

Boletín de noticias