POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

¿Cómo evitar la monotonía en la rutina?

La experimentación podría ayudar

Sociedad 25/07/2021 CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales
Crédito:tekcrispy

POSDATA Digital Press | Argentina

Aunque a muchos les guste la espontaneidad y lo imprevisible, en la sociedad en la que vivimos, llevar un mismo ritmo diario puede ser de gran utilidad para mantener la sensación de control de nuestras vidas. Sin embargo, las rutinas fácilmente pueden hacernos caer en monotonía, y este es un punto que, aunque común, también puede agobiarnos y hasta estancarnos. Lo bueno es que uno que otro experimento puede ayudar a resolverlo.

Las rutinas son saludables, pero deben adaptarse a cada individuo

Es probable que todos hayamos tenido, o tengamos en algún momento una crisis existencial del tipo “¿qué estoy haciendo con mi vida?”. Esto no necesariamente se limite a esos casos que parecen no haber tenido el tan anhelado éxito basada en las expectativas de la sociedad, sino también en aquellos que sí lo lograron.

Y es que, despertar, hacer ejercicio, desayunar y empezar a trabajar con breves períodos de descanso puede parecer lo más saludable, y de hecho, es una buena rutina. Sin embargo, puede que no se adapte a las necesidades o condiciones de todas las personas. Por ello, cada uno, de manera individual, debería adecuarla de la forma en que le parezca más placentera. A final de cuentas, el bienestar es importante.

Con ello no afirmamos que esta dinámica, u otras similares, sean malas; solo reconocemos que nuestra rutina puede tanto impulsarnos como estancarnos si nos limitamos solo a cumplirla religiosamente, sin uno que otro experimento de por medio.

Incluir experimentos en nuestra rutina puede tener efectos positivos

Aunque funcione, nuestra rutina no tiene por qué ser la misma toda la vida, y mucho menos si queremos intentar cosas diferentes. Esa frases popular que dice que “si sigues haciendo lo que has hecho, seguirás obteniendo lo que tienes” puede sonar cliché, pero mucho de cierto tiene.

Ahora bien, sabemos que es más fácil hablar de cambios que implementarlos. A veces no tanto por falta de disciplina, sino por el mismo apego que solemos desarrollar a nuestro tan anhelado control.

Sin embargo, tras ciertas perturbaciones, los sistemas termodinámicos trabajan para establecer un nuevo equilibrio. Lo dice la ciencia y lo confirma la vida. Puede que incluir de vez en cuando un experimento centrado en algo que nos interese vivir o lograr puede ayudar a reducir la monotonía de nuestra rutina y hacernos sentir más vivos, e incluso, con mayor control e independencia. Para ello, traemos cuatro prácticos consejos.

Intenta hacer algo que le guste o funcione a todos

Aunque está muy bien sentir seguridad de lo que somos y nuestras ideas, comprender lo que pasa en nuestro entorno, próximo y lejano, puede ayudarnos a obtener respuestas y a actualizarnos.

Por ello, un experimento que puede ayudar a interrumpir la monotonía de nuestra rutina es intentar hacer algo que suelen hacer todos, mirar el mundo desde los ojos de otros. De este modo, podrías establecer tu propia base estadística sobre las cosas que (te) funcionan y las que no.

Prueba hacer lo mismo de manera diferente

 En el trabajo, podríamos cambiar la forma en que hacemos las cosas, por ejemplo, planteando tres rutas diferentes. Puede que alguno, o ninguno de ellos de resultado, pero en este caso la lección no está en el final, sino en el proceso.

Esto podría funcionar como un ejercicio de creatividad que al mismo tiempo podría ayudarnos a encontrar fallas o nuevos puntos fuertes que podríamos empezar a explotar en nosotros.

Aunque suene irónico, trata de limitar tu entorno
La ciencia trata de ser lo más específica posible para llegar al fondo de cualquier asunto que aborda, pero, para ello, es necesario lidiar con una infinidad de variables que podrían estar influyendo. Descartar las que no aportan e identificar las que sí lo hacen es tarea ardua, pero arroja buenos resultados.

Podríamos aplicar lo mismo para nuestro trabajo, entrenamiento, proceso creativo o vida personal. Contar nuestras ideas a un grupo selecto para evaluar sus comentarios y perfeccionarlas desde allí puede funcionar.

Dejar el experimento cuando sea necesario

Volvemos a donde empezamos. Las rutinas son necesarias para los humanos pues, bien establecidas, pueden ayudarnos a liberarnos del estrés que generan los imprevistos que pudimos (debimos) haber tomado en cuenta.

Sin embargo, si no vemos resultados positivos en los cambios que hemos implementado, lo mejor es dejarlos. Como mencionamos en el apartado anterior: debemos quedarnos con la experiencia, no siempre con el resultado.

Fuente:tekcrispy

Te puede interesar

audiopoema- siempre fuiste-posdata

Siempre fuiste

Luis García Orihuela
El Arca de Luis 15/09/2021

AUDIOPOEMA.-"Siempre fuiste ese ángel caído corriendo bajo la lluvia". Para J. D. L B.

Lo más visto

Boletín de noticias