POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

¿Cuáles amistades han cambiado la historia?

Cultura - Sucesos históricos 31/07/2022 CVA  Producciones Integrales CVA Producciones Integrales

POSDATA Digital Press | Argentina

La amistad es uno de los valores universales más fuertes e importantes que hay, pues demuestra nuestro afecto genuino hacia aquellas personas con las que no estamos emparentados. Nuestra “familia escogida”.

Un buen amigo nos escucha, valora y comprende en los momentos más difíciles de nuestra vida, cuando sentimos que los obstáculos nos superan, y nos ofrece la motivación que necesitamos para seguir adelante. Con lo cual podríamos decir que esta clase de personas son un verdadero regalo para nuestra autoestima. 

Pero más allá del valor interno que tiene este sentimiento, hay amistades que cambian la historia política, científica y artística de una región. Grandes duplas que con su creatividad y trabajo en equipo dejan como legado canciones, poesías y revoluciones emblemáticas que van moldeando el mundo en el que vivimos. 

Así que hoy, Día Internacional de la Amistad, te contamos sobre esas amistades que o bien fueron emblemáticas en su época, o simplemente cambiaron la historia sin proponérselo. Vayamos por partes.

Amistades emblemáticas en las artes

Frida Kahlo y Pablo Picasso tuvieron una gran amistad más allá del arte | Créditos: CNN

Comencemos por las duplas más conocidas: las celebridades. Hay miles de artistas, actores y músicos que le deben grandes éxitos a amigos de la profesión. Por ejemplo:

Paul Gauguin y Vincent van Gogh
Estos dos pintores impresionistas se conocieron en 1887 y formaron una amistad instantánea. Ambos compartían visiones similares sobre el arte, por lo que decidieron vivir juntos un tiempo con la intención de poder aprender y desarrollar la técnica impresionista de manera conjunta. 

Y así fue, su amistad abrió paso a una colección de nuevas obras que cambiaron la historia del arte. Aunque la relación luego acabó abruptamente con una discusión y una oreja cercenada.

Andy Warhol y Jean-Michel Basquiat
Warhol y Basquiat crearon un vínculo mucho más allá de lo profesional. Hacían todo juntos: salir de fiesta, trabajar, desayunar, entre un largo etcétera. Y aunque se llevaban 32 años de diferencia, su relación nunca cambió.

Fue una de las amistades más icónicas de Nueva York en los años 80. No solo porque juntos pintaron alrededor de 200 obras, sino porque se complementaban de tal manera que parecían uno solo para los críticos.

John Lennon y Paul McCartney

Aunque todos sabemos como terminó la relación de este dúo de compositores, durante sus años gloriosos fue una de esas amistades que cambian la historia.

El hit de los Rolling Stones “I Wanna be Your Man” fue compuesto por Lennon y McCartney, al igual que muchas otras canciones de The Beatles. Ambos tenían una proceso de composición conjunta envidiable, ya que pensaban en el otro como “su reflejo”. 

Lennon era diestro mientras McCartney tocaba y escribía canciones en su bajo con la izquierda, por lo que se complementaban maravillosamente. Lo que los llevó a ser una de las parejas más conocidas de la cultura pop. Aunque lamentablemente los roces y la presión como dupla musical fueron inevitables.

Sir Arthur Conan Doyle y Harry Houdini
El padre de Sherlock Holmes y el rey del ilusionismo también compartieron algo más que la fama y los admiradores. Doyle y Houdini se hicieron amigos cercanos durante uno de sus viajes a Europa, y compartieron después muchos viajes más a pesar de que sus creencias eran completamente opuestas.

De hecho, se dice que el famoso escritor utilizó la visión sobrenatural de su amigo como fuente de inspiración para varios capítulos de su obra. Sin embargo, eso también fue lo que los separó, luego de una sesión de espiritismo preparada por la esposa de Conan Doyle.

Amistades que cambiaron las ciencias

Grandes amistades históricas empezaron por admiración, como la de Freud y Jung | Créditos: Timing

Ahora bien, el mundo de las ciencias no se queda atrás del espectáculo, porque casi todos los grandes descubrimientos científicos se han hecho en conjunto. O al menos compartiendo ideales similares. Como podemos ver en el caso de:

Sigmund Freud y Carl Jung
Otra de las amistades que cambiaron la historia fue la de Jung y Freud. Primero como maestro y discípulo, y luego cada uno por su lado.

Jung comenzó una relación epistolar con Freud porque lo veía como un ídolo. Tanto era así que, poco a poco, Jung trabajó para convertirse en la mano derecha del padre del psicoanálisis. Y una vez que lo hizo, ambos se dedicaron a desentrañar el estudio de la mente en conjunto.  

Cuando Freud era una persona no grata en el mundo de la medicina psicológica, Jung fue el que con más ahínco lo defendió. Pero las visiones de ambos sobre la psicología analítica acabaron chocando, y su amistad se volvió rivalidad.

Mark Twain y Nikola Tesla

Créditos: El Correo

Aunque venían de mundos diferentes, uno escritor y el otro inventor, Twain y Tesla tenían una gran amistad sustentada en la creatividad.

Tras conocerse en Nueva York, en 1890, ambos comenzaron a intercambiar cartas. Durante sus años estudiando la electricidad, las bobinas y los rayos X, Tesla recibió mucho apoyo por parte de Twain, tanto profesional como personal. Con lo cual pudo mantener una actitud optimista a pesar de toda la presión y las críticas que estaba recibiendo.

Amistades que cambiaron la historia de la tecnología

Las mayores innovaciones tecnológicas fueron hechas por duplas en dormitorios universitarios, como es el caso de Google | Créditos: exevi

Para finalizar, tenemos tres amistades que redefinieron la computación tal y como la conocemos, y marcaron el inicio de la globalización. Todo ello con inventos que no sabíamos que necesitábamos hasta que llegaron a nuestras vidas. Hablamos de:

Sergey Brin y Larry Page, cofundadores de Google
Sergey y Larry se conocieron en la Universidad de Standford. Su primera reunión no fue precisamente agradable. De hecho, no estaban de acuerdo la mayor parte del tiempo. Pero tenían un objetivo común que les permitió formar una sociedad un año después: la idea de crear un motor de búsqueda para determinar la importancia de la información almacenada en la web. Y vaya que fue una amistad que cambió la historia.

En poco menos de tres años, la dupla dio origen a BackRub (el nombre original de Google) en los dormitorios de Stanford. Y al año siguiente, lograron convertirse en una empresa con sede en California. Lugar en donde todavía residen, solo que ahora como uno de los gigantes tecnológicos del momento.

Bill Gates y Paul Allen, cofundadores de Microsoft

Créditos: Personajes históricos

Bill Gates creó su primer software a los 13 años, pero no tenía intención de venderlo. Fue Paul Allen quien, en 1974, convenció a Bill para que abandonara Harvard y comenzara su propia compañía de computadoras: Microsoft.

Una propuesta que más tarde los amigos de la infancia Bill Gates y Paul Allen harían realidad con sus contribuciones monetarias, dando el empujón final para que la idea de esta dupla llegara a dominar el mercado de sistemas operativos en los años 80.

Kevin Systrom y Mike Krieger, cofundadores de Instagram
Mientras estudiaba programación en Stanford, Kevin conoció a Mike, un compañero que estudiaba sistemas simbólicos. A partir de ese momento, ambos entablaron una amistad muy cercana en la que compartían ideas y proyectos .

Junto con Mike, Kevin comenzó a trabajar en Burbn (el prototipo de Instagram). Un proyecto de fotografía para móvil que vió la luz en 2010, y en tan solo dos años fue comprado por Facebook como una idea revolucionaria. Tan curiosa como las miles de amistades que ha forjado, cambiado o mejorado esta red social a lo largo de la historia.

La importancia de las amistades

Viendo todo esto, es evidente que los grandes amigos pueden hacer mucho más que compartir secretos, risas y llanto. 

Sabemos que hemos dejado algunas importantes duplas de lado, como la de Steve Jobs y Steve Wozniak o la de Groucho Marx y T.S. Eliot. Pero es que existen tantas amistades que han cambiado la historia que simplemente no podemos hablar sobre todas ellas. 

Esperamos que estos pocos ejemplos hayan sido inspiradores en este Día Internacional de la Amistad. Al menos lo suficiente como para reconocer la importancia que tienen nuestras amistades, sin importar el tiempo o la distancia.

Hay personas que son pasajeras y otras que duran toda la vida, pero sin duda todas son importantes en nuestro camino. Así que este día es la excusa perfecta para celebrarlas.

Fuente:https://www.tekcrispy.com/

Te puede interesar

Lo más visto

modo avion

Modo avión: programa de radio

11/08/2022

PROGRAMA DE RADIO.-Nuevas vías de contacto para ver y escuchar a Eduardo Servente, columnista de opinión en Posdata Digital Press.`

Boletín de noticias