POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

Despertemos

Es una irresponsabilidad no comprender el mundo que estamos viviendo.

Opinión - La columna de Eduardo 15/04/2022 Eduardo Servente

despertemsFoto:Google

POSDATA Digital Press | Argentina

Eduardo Servente

Por Eduardo Servente| Ingeniero Civil | Conductor y productor  de  contenido de radio


Estamos viviendo tiempos difíciles. Un gobierno que no escucha, que no encuentra el camino por más que hay muchos que se lo dicen, una oposición sin miramientos que a pesar de decir otra cosa lo único que desea es el poder y hacerle la vida imposible al gobierno. Está claro que se están provocando intencionalmente grandes manifestaciones de descontento popular, como lo hicieron en el 2001 pero en aquel entonces había una sola persona que manejó y controló todos los desmanes, tanto que cuando logró su objetivo de llegar a la presidencia todo volvió a la calma; pero hoy existe el peligroso riesgo que todo se vaya de control, porque son muchas cabezas que manejan el descontento y con objetivos diferentes. Al corto y mediano plazo un país sin solución.

Un mundo que nadie puede negar está convulsionado. Una especie de nueva guerra fría pero ahora con el riesgo real que algún desquiciado haga desaparecer a gran parte de la humanidad. Migraciones conflictivas de pueblos enteros. Instituciones internacionales políticas, sociales o religiosas que por distintas razones han perdido toda su autoridad o credibilidad y no son capaces ni siquiera de contener a los más necesitados. El nerviosismo reinante no transmite tranquilidad; circulando por las grandes ciudades de Europa uno siente la presencia de fuerzas policiales en demasía, lo que hace que uno sienta que en vez de estar cuidado, la sensación es que el peligro está muy latente.

Hasta la naturaleza está cansada. Catástrofes por doquier como nunca pegaron a nuestro planeta.

Estamos viviendo tiempos difíciles.

Creo que lo dicho no lo puede negar nadie, es el mundo que vivimos hoy y no considero que mis comentarios sean apocalípticos.

Pero es cierto que hay que seguir viviendo, hay que traer el pan a casa, preocuparse por progresar en el trabajo, pensar en las comodidades que les voy a dar a mis hijos, planificar vacaciones, pensar que el año que viene puedo cambiar el auto, el fútbol del fin de semana con mis amigos, las reuniones en el club, el asadito con la familia…

Sí, es cierto, ambas realidades existen a la vez.

Ese último párrafo donde pretendo pintar a un matrimonio joven de clase media al que hoy les va medianamente bien existe, y no se puede negar que tienen sus preocupaciones. Y a ellos específicamente va apuntado este artículo.

Es cierto que puedo pensar que las cosas no están tan mal, que no debo ser pesimista, que dentro de todo tengo un standard de vida que puedo estar bien, mantener a mi familia y brindarles a mis hijos un porvenir razonable. Realmente puedo pensar que todos los comentarios que se escuchan pretenden ser apocalípticos y si bien la situación general es complicada, yo con mi familia estoy bien y en definitiva todas las cosas pasan.

Y creo que existe un grupo social que piensa de esa manera. Cuyo único objetivo es el compromiso con sus cosas y su beneficio personal o familiar. Son personas que no ven más allá de sus narices y no les preocupa el futuro de la sociedad, no se dan cuenta que ese bienestar que hoy tienen, en poco tiempo o para sus hijos puede cambiar totalmente.

¿Es irresponsabilidad?

En cierta manera sí. Esa familia joven que caracterizo seguramente tuvo posibilidades de estudiar su bachillerato completo e inclusive su carrera universitaria, y quizás alguna maestría, entonces tiene la obligación de tratar de entender la realidad como es y no encerrarse en su mundo.

Es una gran irresponsabilidad no entender la sociedad en que viven y también es una irresponsabilidad no comprender el mundo que están viviendo.

Tienen que despertarse, todos tenemos que despertarnos y ser conscientes de los momentos que estamos viviendo.

Dejemos la comodidad de lado, reaccionemos, comprometámonos, seamos responsables y partícipes del momento que nos toca vivir.


Nota de archivo POSDATA:18/10/2018 

Te puede interesar

Mi peludito Denver-opinión-posdata-d-press

Mi peludito Denver

María Beatriz Muñoz Ruiz
Opinión 16/05/2022

 Si te dicen “dime que tienes perro sin decirlo” ¿Cómo lo harías?

Lo más visto

Boletín de noticias