POSDATA DIGITAL POSDATA DIGITAL

El timbaler del Bruch 

AUDIOLEYENDA.-El origen de esta leyenda nos traslada al año 1808...

El Arca de Luis 21/03/2021 Luis García Orihuela

800px-1897-06-19%2c_Blanco_y_Negro%2c_Efemérides_patrióticas%2c_6_junio_1808%2c_El_tambor_del_Bruch%2c_Marcelino_de_Unceta_(cropped)

POSDATA Digital Press | Argentina

Luis García Orihuela
Por Luis García Orihuela | Escritor | Poeta | Dibujante


A 47Km de la ciudad de Barcelona, entre Igualada y Martorell se encuentra el pueblo del Bruch,  enclavado dentro del parque natural de la montaña de Montserrat en la comarca de la Anoia, su nombre significa brezo en catalán, por la abundancia de este arbusto, es un pueblo pequeño de unos 2000 habitantes, rodeado de una naturaleza impresionante.

En una de sus plazas encontramos un curioso monumento dedicado al Timbaler (tamborilero) del Bruch y en su base una leyenda que reza.

 VIAJERO PARA AQUÍ

QUE EL FRANCES TAMBIEN PARO

EL QUE POR TODO PASO

NO PUDO PASAR DE AQUÍ

 El origen de esta leyenda nos traslada al año 1808

 29 años después del triunfo de la revolución que cambiaria la historia, las tropas francesas se paseaban por Europa, imponiendo la libertad, la igualdad y la fraternidad a garrotazos y llevándose lo que podían, con lo que sin cuestionar su buena intención empezaban a ser francamente molestos. Napoleón, que valoraba ampliamente la familia, ya había conseguido colocar a sus hermanos en varios tronos de Europa, pero aun le faltaba colocar a alguno así que fijo su atención en España, donde como de costumbre las cosas no andaban demasiado bien. Con la excusa de invadir Portugal, aliado de Inglaterra las tropas francesas habían entrado en la península con el visto bueno del gobierno español. 

El 17 de marzo se produce el Motín de Aranjuez que hace caer a Manuel Godoy, primer ministro y amante de la reina. Los reyes se refugian en Bayona y así,  tras un reinado deplorable, Carlos IV terminaba su mandato regalándole la corona de España a Napoleón.

Desde febrero las tropas francesas habían invadido Cataluña, como en el resto de España el apoyo popular era nulo, por otra parte la invasión francesa suponía una fuerte caída económica para Cataluña al cortar el comercio con América, base fundamental de su economía.

No tardan en formarse grupos armados de resistencia formados por restos del ejercito realista y unidades de somatenes (unidades de defensa popular formadas por los ciudadanos). La desobediencia civil es total, lo que obligará a las tropas francesas a salir de Barcelona para tratar de poner orden.

Y así el 4 de junio se pone en marcha una columna de 3800 hombres, comandada por el general Schwartz su misión es conquistar Lérida y Zaragoza y en camino meter en cintura a los habitantes de Manresa y de Igualada, en franca sublevación contra los franceses.

Una fuerte tormenta obligará a las tropas napoleónicas a refugiarse en Martorell, lo que dará tiempo  al somaten para organizarse.

A la llamada acuden todos los ciudadanos útiles prestos a defenderse con las armas que tienen y pueden aportar… cuentan que entre los voluntarios había un niño que llegó con su tambor, dispuesto a acompañar a las tropas con su redoble.

Los prebostes agradecieron su gesto… pero era demasiado joven para arriesgar su vida en una batalla, que en principio parecía perdida.

 El 6 de junio las tropas francesas llegan al puerto del Bruch, donde se enfrentan al ejército popular formado por unos 2000 hombres al mando de Antonio Franch i Estalella.

Lo escarpado del terreno facilitará una emboscada que dará al traste con las intenciones francesas.

Y aquí aparece nuestro timbaler, Cuentan las gentes que en plena batalla comenzó a sonar fuertemente las notas de un tambor, que al ser repetido por el eco de las montañas, convenció a los franceses que un numeroso y organizado ejercito se les venia encima y optaron por una retirada rápida en la que perderían uno de sus cañones al hundirse el puente de Abrera, y mas de 300 hombres.

Volvieron los franceses y el 14 de junio consiguieron llegar al Bruch donde fueron recibidos por un nutrido fuego de artillería que les obligo a retirarse por segunda vez.

Con tambor o sin el, la batalla del Bruch, como ocurriría en 1812 en Rusia con la de Borodino, tuvo gran importancia psicológica ya que demostraba que se podía frenar y vencen al ejercito que llevaba años paseándose impunemente por toda Europa.

Y conste que lo que le falló a los franceses fueron los modales, a España y a Rusia les hubiera venido muy bien incorporarse al mundo moderno representado por la Revolución Francesa… pero no pudo ser.


  • AUDIO
  • Voz y producción:Luis García Orihuela


Más leyendas 

San-Andrés-de-Teixido-LEYENDA-POSDATALa leyenda de San Andrés de Teixido
Leyenda-conde Don Julián-posdata-PressLa leyenda del conde Don Julián
Inés-de-castro-leyenda-posdata-d-pressInés de Castro

Seguí la columna del autor acá:EL ARCA DE LUIS

Mis libros publicados en AMAZON

Te puede interesar

Boletín de noticias