POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

Vamos a escribir: 'los relatos'

Tercer entrega del tutorial para futuros escritores que aún no se animan a concretarlo.

Desde mi punto de vista 31 de diciembre de 2020 Luis García Orihuela

vamos a escribir-posdata

POSDATA Digital Press | Argentina

desde mi punto de vista

Por Luis arcía arcía Oriuela | Escritor | Poeta | Dibujante

Si en el microrrelato vimos anteriormente que no era adecuado el empleo de más de uno o dos personajes debido a su breve extensión, en el relato  no es que ocurra todo lo contrario, pero si podremos trabajar con un mayor número de personajes si nos interesa que así sea. Por otro lado, si son pocos, podremos entrar en dar detalles sobre ellos, bien sobre sus características físicas, sicológicas, etc. Ahí podremos hacer alarde de nuestra creatividad y dar al lector la información necesaria para que no se pierda en la historia. De todo esto comentaré más detalladamente en esta misma columna.

Salvo en los casos de concursos o encargos editoriales con un espacio tasado que no podremos rebasar, yo prefiero escribir sin limitaciones. Es decir, ponerme a contar la historia que tengo en mente, ocupe ésta el espacio que ocupe. Luego, una vez concluida podré revisarla y ver entonces qué es lo que más me interesa hacer. Según lo poco o muy  extenso que haya quedado podremos valorar si es interesante o no el reducirlo o ampliarlo más. Esto por supuesto tiene unas limitaciones que no podemos rebasar. No entra en la lógica añadir datos que no sólo no aporten nada a nuestra historia sino que pueden llegar a hacerla confusa y perder su ritmo narrativo.

 DE QUÉ ESCRIBIR

 Siendo que podemos escribir de cualquier cosa que se nos ocurra, que se nos abre el mundo infinito de la imaginación, a veces resulta tan apabullante que no sabemos por dónde comenzar, Eso es algo inherente a nosotros. Cuando nos sirven una mesa llena de alimentos que además nos gustan, no sabemos por cual empezar. ¡Es que me gustan todos! No nos empachemos. Si empezamos una historia y estamos pensando en otra, no tengas dudas, pásate a esa y deja arrinconada la que estabas escribiendo. Eso si, no la borres. En mi caso siempre tengo historias rezagadas y libros que llevan dormidos años, una especie de casos policiales sin resolver. Pero los retomo en algún momento inesperado y los termino.

Leí de un autor cuyo nombre tristemente no recuerdo, una frase que se me quedó grabada y que quiero compartiros más o menos literal:

 “Cuando quiero leer una buena historia, me pongo a escribirla”

 Amigos escritores y amigas, esa es la actitud que debemos de tener. De José Saramago es  ‘Yo no decido sobre lo que voy a escribir. No, yo espero a que algo ocurra. ‘, pero si no ocurre nada, no nos durmamos en los laureles. La pereza es el cáncer del escritor, y esta frase es mía. (Risa contenida). También, Jorge Luis Borges, nos regala su punto de vista “Yo nunca busco temas, dejo que los temas me busquen y yo los eludo, pero si el tema insiste, yo me resigno y escribo”. 

 ESTRUCTURA - Inicio, nudo y desenlace

Aunque es conocido de todos, conviene recordar que una historia debe de constar de un inicio. Un comienzo que nos meta en la historia de lleno y nos cree el interés por seguir leyendo y averiguar qué es lo que pasó en un lugar o a uno o varios personajes. A partir de aquí, será el nudo o trama (la zona central del relato) la que tendremos que trabajar para llevar al lector con el suficiente interés como para llegar al desenlace. Nuestro principal interés será crear pistas para el lector, tanto que  induzcan a la resolución del suceso, como falsos indicios que dificulten su resolución. Esto lo observamos fácilmente en los relatos policíacos, (Raymond Chandler y su detective privado, ficticio, Philip Marlowe).

El titulo

 De la misma manera que un libro se vende -o puede llegar a venderse- en un primer momento por su portada sugerente, atractiva o por un titulo llamativo, de la misma manera el titulo de un relato (aunque no vaya a ser precisamente portada de libro) deberá ser atractivo al espectador (y posible lector posteriormente).

Cuando estudié la carrera de dibujo publicitario, nos enseñaban a que un slogan publicitario debía de llevar entre cinco y siete palabras (en ocasiones algunas más) Recordemos la archiconocida “La chispa de la vida” por poner un ejemplo práctico. Un titulo largo va a resultar más difícil de recordar y si nuestro lector quiere luego de haberlo leído recomendárselo a un conocido va a ser un problema que no lo consiga recordar con exactitud. Apostemos pues por títulos cortos y que no desvelen en ellos la historia.

He de decir que una inmensa cantidad de mis relatos y poemas los he escrito sin partir de una idea inicial, y ni tan siquiera básica. Me ha venido a la mente lo que he considerado un buen titulo y he decidido que debería de tener un escrito con ese nombre. "De tus ojos quiero hablar"  (poema), /el-hombre-que-compraba-tiempo-parte-i o /aquella-casa-alejada-de-la-mano-de-dios son algunos ejemplos publicados en Posdata Digital Press. En el relato de “Papá se ha caído de la cama”, fue esa misma frase escuchada a una mujer que se cruzó conmigo cuando estaba hablando por el móvil la causante del mismo. La sentí tan sugerente y cercana, me daba tanto pie a montar un relato partiendo de ella, que no pude obviarla y la anoté allí mismo. Fue un impulso irresistible, igual al de un perro cuando le lanzan un palo o una pelota. Con esto no quiero decir que sea un método de trabajo a seguir, tan solo expongo aquí mi forma de escribir, que como verá amigo (a) lector (a), es bastante anómala.

 Frases largas o cortas

 Pues ni lo uno ni lo otro. Esa es mi opinión. Si bien es cierto que ha día de hoy se ha generalizado el empleo de frases cortas, también he de decir que ello forma parte en cierto modo de tendencias literarias, modas  lingüísticas que han ido cambiando con el paso de los siglos. Podremos leer obras clásicas de grandes escritores que hoy incumplirían prácticamente con todo. Es cierto el refrán de que a buen entendedor con pocas palabras basta. Es verdad, pero ¿vamos a escribir tan sólo para los buenos  entendedores o para un público en general?

 Localizaciones

 Usted, ahora, es ya algo más que un escritor. Usted es en este momento un director de cine. Puede creerme. Para su historia no solo habrá realizado un casting para sus personajes, también ahora realizará geolocalizaciones de  exteriores e interiores para sus personajes. ¿En donde transcurre la historia? ¿Ocurre en el tiempo presente o forma parte del pasado? Usted amigo escritor va a tener que decirlo...y no solo eso. Piense que solo existirá aquello a lo que usted le de vida.

 Con el fin de no alargar más esta columna y siendo que quedan todavía temas muy importantes por tratar, voy a dejar aquí esta parte. En la siguiente entrega abordaremos en detalle la creación de los personajes, las descripciones, los clichés, argumentos, la documentación y algunos puntos más.

 Me despido con estas palabras del gran poeta Paul Valéry:

 “Los libros tienen los mismos enemigos que el hombre: el fuego, la humedad, los bichos, el tiempo, y su propio contenido”.

 


¿Te perdiste las primeras entregas?, acá están:

20201216_024430Vamos a escribir
vamos a escribir-posdataVamos a escribir: 'los primeros pasos'

Te puede interesar

hoteles-fantasmas-hisoria

Las historias de fantasmas en viejos hoteles

CVA Producciones Integrales
Turismo 15 de octubre de 2021

Desde el resort "The Shining" en Colorado hasta una posada con un gato zombi en Nueva York, estas "habitaciones con un abucheo" ofrecen leyendas y tradiciones locales.

isaaltabrazoguiroyenrosque

El abrazo de tango

CVA Producciones Integrales
Cultura 17 de octubre de 2021

¿Qué pasa en el baile cuando ese abrazo se funde?

Lo más visto

luna-d-miel-1

Luna de miel

Sil Perez
La Cima Del Tiempo 23 de octubre de 2021

Aquel día y con apenas veintidós años, Victoria sumó a su vida el riesgo de una observación desprejuiciada.

Boletín de noticias