POSDATA Digital Press POSDATA Digital Press

Grageas IV

Opinión - La columna de Eduardo 06/01/2022 Eduardo Servente
GRAGEA2022
Crédito:collage posdata

POSDATA Digital Press | Argentina

Eduardo Servente

Eduardo Servente | Ingeniero civil | Conductor y productor de radio


Llegamos por fin al final de 2021 con las elecciones de medio término inclusive.

Vivimos un gobierno de dos años, que si bien tuvo que soportar la pandemia fue un desastre pocas veces visto.

Manejó mal la salud y la educación en plena emergencia. De la economía se olvidó por lo que quebraron cientos de empresas y la población se empobreció como nunca.

La inseguridad creció a ritmo vertiginoso y no solo no es seguro andar o estar en las grandes ciudades, sino que ahora tampoco lo es ni siquiera en las tierras paradisíacas del sur cordillerano.

Pero en las elecciones hubo ganadores que no se sintieron ganadores, perdedores que dijeron que fueron ganadores, perdedores que festejaron, ganadores que lloraron…, en fin, creo que el caos y la indefinición de los sentimientos reflejan la confusión y barullo de las mentes de los argentinos. Hay algo que es común a cualquier partido y es que el político que llega a algún cargo automáticamente se desconecta de la sociedad y vive en su propia burbuja, no importa el color de la camiseta, sus preocupaciones pasan a ser otras.

Salgamos un poco de toda esa vorágine que se vive durante la campaña política y ya en 2022 hablemos un poco de pequeñas cosas cotidianas.

 

Sistema de grúas por mal estacionamiento.

Es una necesidad que en las grandes ciudades y especialmente en las zonas céntricas se controle el estacionamiento vehicular en la vía pública.

Me parece bien también que en ciertos sectores dicho estacionamiento tenga un costo, aunque debemos mencionar que el sistema que se utiliza en la Ciudad de Buenos Aires para cobrarlo sea anticuado, incómodo y poco práctico.

Pero volviendo al acarreo de los vehículos mal estacionados, insisto en decir que está bien que se haga, y también está muy bien que se tercerice a empresas privadas para que realicen la tarea.

Pero acá debo mencionar que considero que los contratos firmados con las empresas de acarreo no cumplen con el objetivo elemental que es el mejoramiento del tránsito.

Las famosas grúas que se llevan los autos circulan mayormente por zonas aledañas a los depósitos donde quedan los autos acarreados, por lo que hay zonas que son “atacadas” por dichas grúas y otras zonas están más liberadas.

Me ha sucedido ver que se han llevado vehículos que estaban estacionados correctamente, o bien me ha pasado a mí que estacioné en una zona donde estaba permitido hacerlo a partir de las 21 hs., lo hice unos minutos antes y me llevaron mi auto a las 20:59 hs., como reza en la infracción levantada. No me quejo, la multa está bien aplicada, pero resalto que no era correspondiente con el objetivo del servicio.

Por otro lado, en esas zonas que menciono suele haber restaurantes, que si son de cierto nivel ofrecen el llamado “valet parking” y los autos de alta gama de los comensales están en doble fila o mal estacionados, pero esos nunca son levantados porque son protegidos con el cambio por una pizza o algún otro plato de comida.

En la cabina del camión grúa que hace el trabajo, además de los dos encargados del acarreo siempre va un agente de tránsito para observar, o no, las infracciones y determinar a quien levantar. Lo característico de estas personas es su prepotencia y mala educación. No soportan comentarios, contestan mal y agreden verbalmente.

Creo que el sistema es útil y necesario, pero considero que el gobierno municipal, el responsable del servicio debería revisar los contratos y ver la forma para que ese servicio cumpla con su objetivo.

De la forma que está hoy se están generando varios posibles “Ingenieros Bombita” parafraseando al personaje de la película “Relatos Salvajes”.

 Publicidades de autos con errores constantes.

Los publicistas buscan constantemente dirigir nuestros deseos hacia aquellos productos que nos quieren vender y se esfuerzan con producciones con gran ingenio.

Pero si prestamos atención a la gran mayoría de las publicidades de vehículos podremos ver que con una preocupante insistencia muestran su producto cometiendo una infracción de tránsito, de hecho una infracción bastante usual en nuestras calles.

La infracción a la que me refiero es que generalmente muestran al vehículo por el que quieren inclinar nuestro deseo circulando por carriles de la izquierda habiendo carriles libres a la derecha.

La ley de tránsito es clara al respecto, si bien es una infracción muy usual en el tránsito de nuestro país.

Considero que las automotrices deberían tener responsabilidad ciudadana en ese aspecto y no influir subliminalmente a cometer infracciones.

Insisto, en la mayoría de las publicidades de automóviles sucede lo que menciono.

 Vacunación

El lunes pasado me apliqué la tercer dosis de la vacuna dado la distribución abierta que se implementó en la Pcia. de Buenos Aires.

Llegué al centro de vacunación y la cola formada para esperar turno tenía más de una cuadra de largo y gran parte de ella al sol. Vale mencionar que la gran mayoría de los presentes superaban los 60 años de edad.

Estuvimos 3 horas en la fila al sol y luego el proceso dentro del edificio tardó una hora más. Lo bueno fue que salí vacunado con el refuerzo de Pfizer, vacuna que deberíamos haber tenido desde el inicio.

Tres horas al sol no me impidieron pensar en las razones por las que los responsables de la organización de la vacunación provincial nos han sometido a esa pérdida de tiempo y sacrificio ante las altas temperaturas.

No tengo duda que la decisión del gobernador de ofrecer sin turno las vacunas fue una medida populista y sin organizar. Las vacunas ya estaban en el país y al centralizar la aplicación a través de organizaciones estatales el ritmo era lentísimo.

Abrir más centros de vacunación, permitir que obras sociales, sanatorios y farmacias apliquen las vacunas hubieran sido algunas de las formas por las que la población habríamos reconocido que el gobierno pensaba en nosotros.

Siguen jugando con nuestra salud con medidas populistas tomadas solo por un efecto político, sin organizar y sin considerar las necesidades de la población.

 

 Más artículos del autor

grageasGrageas
collageGrageas II-PosdataDGrageas II
Grageas III (todavía en cuarentena)-posdata digital pressGrageas III (todavía en cuarentena)

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias